Perspectivas más brillantes emergen para fortalecer la red eléctrica en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos

Release Date Release Number
201
Release Date:
Septiembre 28, 2022

ST. CROIX, Islas Vírgenes de los Estados Unidos – Se ha logrado un progreso  considerable para crear redes eléctricas más resistentes en todas las Islas Vírgenes de los Estados Unidos desde que los huracanes Irma y María dejaron miles de hogares, negocios e instalaciones críticas como hospitales sin electricidad hace cinco años.

Cuando ocurre un desastre, las operaciones que salvan vidas y sostienen vidas requieren una fuente de energía confiable requerida para que las instalaciones críticas proporcionen a los sobrevivientes alimentos, agua, refugio y tratamiento médico.

La asociación entre FEMA y la Autoridad de Agua y Energía de V.I. (WAPA, por sus siglas en inglés) en los últimos cinco años ha desempeñado un papel importante en el avance del trabajo necesario para fortalecer las redes eléctricas para resistir mejor futuras tormentas y  aumentar la confiabilidad durante todo el año.  Hay varios proyectos que se están llevando a cabo en todo el territorio para apoyar los esfuerzos de construcción, como el parde subestaciones eléctricas, el soterramiento de líneas eléctricas y la instalación de postes de energía compuestos resistentes  al viento para reemplazar los de madera más antiguos.

A través del programa de Asistencia Pública de FEMA, se han aprobado casi $721.7 millones para reparaciones permanentes de sistemas de distribución eléctrica y subestaciones en St. Thomas, St. John, St. Croix y Water Island. Este financiamiento incluye $506 millones en medidas de mitigación de riesgos para fortalecer  la resiliencia de ambas redes para poner fin al ciclo de daños por desastres y reconstrucción.

"Los proyectos para parques eólicos y microrredes están en las etapas de planificación y se ha demostrado que estos sistemas ofrecen energía asequible, limpia y eficiente", dijo la Directora de Recuperación de FEMA USVI, Kristen Hodge. "Además, el compromiso del presidente Biden con la resiliencia climática a través de fondos federales representa una inversión que garantizará que las comunidades estén mejor preparadas para los desastres antes de que ocurran."

Los proyectos de microrredes se alinean con el Plan Estratégico 2022-2026 de FEMA Meta 2: Liderar a toda la comunidad en resiliencia climática. Una microrred innovadora mantendría  la generación de energía desconectándose del marco adicional  y funcionaría  por sí sola utilizando la generación de energía local en caso de emergencia o desastre.

WAPA también planea instalar 8,584 postes compuestos en todo el territorio que están hechos para  resistir mejor los vientos huracanados;  Hasta  la fecha se han erigido 6,310 postes  y el proyecto está completado en un 74 por ciento.

El soterramiento de las líneas eléctricas desde Cruz Bay hasta el Centro de Salud Comunitario Myrah Keating Smith en St. John se ha completado.   Cuatro proyectos eléctricos subterráneos para Golden Grove, Midland, el puerto Wilfred "Bomba" Allick y el Centro de Transbordo en Frederiksted están en marcha en St. Croix.

FEMA y el territorio continuarán su asociación para energizar un legado de fuentes de energía renovables.  En el área occidental de St. Croix, el trabajo de ingeniería y diseño en un proyecto de microrred comenzará  ya que WAPA ha recibido una subvención de $4.5 millones a través del Programa de Subvenciones de Mitigación de Riesgos (HMGP, por sus siglas en inglés) de FEMA. El costo estimado del proyecto es de $129.7 millones.

WAPA también fue el subreceptor de $4.3 millones para trabajos de ingeniería y diseño en el parque eólico Bovoni y el proyecto de microrred en St. Thomas. El  costo estimado del proyecto es de $59.3 millones.

FEMA y el territorio   continuarán trabajando juntos para  fortalecer la red eléctrica, reconstruirla resiliencia de los servicios críticos y mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de las Islas Vírgenes.

Composite power poles line the landscape in June on Midland Road on St. Croix. The V.I. Water and Power Authority plans to install 8,584 composite poles across the territory that are made to better withstand hurricane-force winds. FEMA has approved nearly $721.7 million for permanent repairs to electrical distribution systems and substations on St. Thomas, St. John, St. Croix and Water Island.

Postes de energía compuestos bordean el paisaje en junio en Midland Road en St. Croix. La Autoridad de Agua y Energía de V.I. planea instalar 8,584 postes compuestos en todo el territorio que están hechos para resistir mejor los vientos huracanados. FEMA ha aprobado casi $721.7 millones para reparaciones permanentes a sistemas de distribución eléctrica y subestaciones en St. Thomas, St. John, St. Croix y Water Island. FEMA/K.C. Wilsey

Workers compact the ground in February for the installation of an electrical transformer pad in Cruz Bay on St. John. The V.I. Water and Power Authority plans to make St. John’s power grid more resilient with the burying of electrical lines in Cruz Bay.

Los trabajadores compactaron el terreno en febrero para la instalación de una plataforma transformadora eléctrica en Cruz Bay en St. John. La Autoridad de Agua y Energía de V.I. planea hacer que la red eléctrica de St. John sea más resistente con el entierro de líneas eléctricas en Cruz Bay. FEMA/Eric Adams

Tags:
Última actualización 29 de septiembre de 2022