Reduzca el riesgo a los incendios forestales en su vivienda y negocio

Release Date:
Noviembre 17, 2020

SACRAMENTO, California – Después de ver arder más de cuatro millones de acres en su estado durante el 2020, las personas en California están al tanto sobre sus riesgos a los incendios forestales.

Sin embargo, antes de que ocurra el próximo incendio, usted puede reducir la posibilidad de que su hogar o negocio sufra daños o sea destruido. La clave es limitar el acceso del incendio a alcanzar combustibles en su propiedad o a porciones del domicilio en sí.

Los especialistas en mitigación acostumbran a dividir la propiedad en dos zonas. La primera se extiende hasta 30 pies desde la vivienda, la cual CAL FIRE recomienda que sea “corta, limpia y verde”. Si usted vive en una colina, esta debe extenderse cuesta abajo. No debe haber arbustos ni jardines a menos de cinco pies de la vivienda.

La vegetación que tiene ramas creciendo desde el suelo debe de ser removida. Esta zona debe conservarse libre materia vegetal muerta. Establezca una segunda zona con limitada cantidad de combustible en los próximos 70 pies. Establezca un jardín que sea resistente al fuego. Mantenga distancia horizontal y vertical entre cada árbol y riegue frecuentemente las plantas.

Identifique los materiales combustibles en las afueras de la vivienda, como pilas de madera (manténgalo a 100 pies de distancia de la vivienda) o algún tanque de gas propano (manténgalo a 15 pies de distancia). Elimine acumulaciones de materiales inflamables de construcción y toda la vegetación muerta. Sustituya los muebles inflamables del patio por muebles hechos de metal.  

Un pórtico, balcón, terraza o algo similar que tenga alguna apertura debajo puede fungir como combustible para el fuego. El riesgo es aún mayor si tiene vegetación creciendo debajo, si es usado para almacenar cosas o si algún otro material combustible es acumulado.

Los aleros atrapan el calor mientras asciende a través del revestimiento exterior de la vivienda; por lo cual deben ser cerrados. Todos los conductos de ventilación o aperturas por donde las brasas pueden entrar deben ser cubiertas con mallas de alambre resistentes a corrosión de 1/8 de pulgada o de menor.

Los techos deben ser hechos con material resistente al fuego. El revestimiento exterior también debe ser resistente al fuego, como tejas de hormigón o estucado. Las ventanas pueden permitir que el calor irradiado pase e incendie materiales combustibles en el interior. Cuanto más grande es el cristal, más vulnerable es al fuego. Vidrio térmico de doble o triple panel y persianas o cortinas resistentes al fuego son algunas de las formas de reducir este riesgo. Los tragaluces de plástico se derriten.

Los especialistas en mitigación dicen que estas y otras medidas pueden aumentar drásticamente la resistencia de una propiedad a la destrucción de los incendios forestales. A continuación, encontrará recursos adicionales: 

La página web de CalFire en www.readyforwildfire.org/spanish/

FEMA se unió a las entidades Firewise Communities, Federal Alliance for Safe Housing y a Institute for Business and Home Safety para crear esta hoja informativa para ayudarle a reconstruir (en inglés) después de un incendio.

Puede encontrar información exhaustiva para que las comunidades y los individuos puedan mitigar sus riesgos a incendios forestales en www.firewise.org (en inglés).

El Consejo Internacional de Códigos® ofrece información sobre mitigación de riesgos a incendios forestales en www.iccsafe.org/content/protect-your-home-from-wildfire/ (en inglés).

###

Tags:
Última actualización Marzo 17, 2021