Contenido Principal

Mariposas y Huracanes

Author: 

A computer screen shows the NOAA tracking map of Hurricane Gustav.

Siempre he tenido un don para recordar fragmentos de información, incluyendo recuerdos que muchos asumirían que habría olvidado por mucho tiempo. El que estoy pensando en esta semana incluye mariposas.

En el primer grado, estudiamos el desarrollo de las mariposas monarca, desde el huevo hasta su estado completo, magnífico y agitado. El proyecto culminó en la liberación de jaulas de mariposas monarca en el patio de la escuela. Con sus alas revoloteando sobre el asfalto donde jugábamos a la rayuela, las mariposas nunca volvían a ser vistas. Fue triste, pero también hermoso, y se ha quedado en mi mente durante mucho tiempo.

¿Por qué este recuerdo? De todos los recuerdos de mi  infancia acerca de los que podría tratar de escribir para el trabajo (y de todas las anécdotas que ya he incluido), ¿Por qué usar este? Huracanes.

En mi mente, el desarrollo de un huracán me recuerda al crecimiento y desarrollo de las mariposas, pero con resultados finales muy diferentes. (Aunque algunos opinan y argumentan que los huracanes son hermosos, yo creo que eso sería una discusión para otro día y otro blog.)

Los huracanes se inician desde algo mínimo, al igual como lo hacen las mariposas - en una forma muy pequeña.

Los huracanes se originan de lo que se conoce como una inversión, que consiste en un sistema climático tropical que los meteorólogos vigilan para su desarrollo potencial. Sólo porque los meteorólogos vigilan el área, no significa que el área real se convertirá en una tormenta.1 Sólo significa que tiene el potencial de convertirse en una tormenta, de la misma manera que no todos los huevos de las mariposas se convierten en una oruga.

Lo más interesante (discutible) sobre las inversiones es su estructura de nomenclatura es que a medida que se supervisa una inversión, se le asigna un número que va de 90 a 99. Una vez que los números se han agotado, el ciclo comienza de nuevo. 2

Si un disturbio se organiza o es lo suficientemente fuerte, se convertirá en una depresión tropical – que es el hermano más familiar de los huracanes, como las orugas son para las mariposas. Estas depresiones son sistemas dispersos que contienen velocidades de viento menores o iguales a 39 millas por hora,1   perderán su numeración de inversión y obtendrán un sistema de numeración diferente.

Si los vientos sostenidos golpean cualquier punto a más de 39 millas por hora (y menos de 73 millas por hora), la depresión se convierte en una tormenta tropical oficial1— ganando su nombre de la larga lista de seis años de ciclos de nombres determinados por la Organización Meteorológica Mundial. En particular, si la tormenta vuelve a ser una depresión, mantendrá su nombre de tormenta tropical.

La tormenta tropical es el equivalente a la etapa del capullo del desarrollo de la mariposa. Es un paso que es increíblemente importante para el proceso y a menudo se pasa por alto.

Es importante notar que hay una diferencia entre un huracán menor y uno mayor.

Los huracanes se clasifican por la escala de Saffir-Simpson y se les asigna un número entre uno y cinco. Un huracán con una categoría de 3 o superior, que contiene vientos de más de 111 millas por hora, se considera mayor1-una mariposa más grande que la vida y una verdadera maravilla. Estas son las tormentas que pueden causar el daño más catastrófico, los tipos de impactos que nunca se desean ver, sobre todo en este campo. Sin embargo, suceden. Estas tormentas suceden. (Notablemente, todas las tormentas pueden causar graves daños, pero son los grandes huracanes los más probables en dejar atrás vientos catastróficos y daños extensos del oleaje de la tormenta.)

A medida que pasan los años, la tecnología de predicción de huracanes ha mejorado, los pronósticos de huracanes se han vuelto más precisos y nuestra capacidad de prepararnos y responder a los huracanes ha mejorado. Y todos estos esfuerzos están constantemente y consistentemente mejorando. Estas "mariposas" pueden ser atrapadas si son seguidas.

La temporada de huracanes ya ha comenzado en las cuencas tanto del Pacífico como del Atlántico. Vamos a monitorear los mares para la actividad y trabajar de cerca hasta finales de noviembre, con nuestros socios en el Centro Nacional de Huracanes, para seguir cada etapa del proceso, desde el huevo hasta la mariposa.

 

Contenido relacionado:

Fuentes:

  1. Glosario del Centro de Huracanes del NHC: http://www.nhc.noaa.gov/aboutgloss.shtml
  2. NOAA Laboratorio de Oceanografía y Meteorología del Atlántico División de Investigación de Huracanes Preguntas Frecuentes (con respecto a la estructura de denominación de inversión): http://www.aoml.noaa.gov/hrd/tcfaq/A20.html
  1.  
Last Updated: 
26/06/2017 - 11:07

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes no deseados.