Cinco años después: reflexión sobre los esfuerzos de respuesta después de los huracanes Harvey, Irma y María

Release Date
Graphic
Tormentas de 2017: En Números

Hace cinco años, tres huracanes consecutivos ocasionaron una devastación mayor en seis estados del sur y en dos territorios de los EE. UU. Los huracanes Harvey, Irma y María cobraron vidas y ocasionaron pérdidas de propiedad y daños a la infraestructura crítica. Por cada uno de estos desastres, FEMA respondió para ayudar a los residentes y las comunidades a recuperarse y reconstruir.

Cuando el huracán Harvey tocó tierra al sur de Houston, Texas, el 25 de agosto de 2017, fue un huracán categoría 4. Harvey inundó la zona de Houston con niveles récord de precipitación. Dentro de tres semanas, dos tormentas récord más, los huracanes Irma y María, pasarían por las Islas Vírgenes de los EE. UU., Puerto Rico, Florida, Georgia, Alabama, Tennessee y las Carolinas.

El huracán Irma, una de las tormentas del Atlántico más fuertes de la historia y el primer huracán en cinco años en tocar tierra en Florida, causó estragos en las Islas Vírgenes de los EE. UU. y Puerto Rico. El huracán María llegó poco después, y dejó a 3.7 millones de puertorriqueños sin servicio de energía eléctrica. Debido a la magnitud de la destrucción, se sostuvo la misión aérea de entrega de alimentos y agua más larga de la historia de FEMA.

Juntas, las tres tormentas ocasionaron $265,000 millones en daños. En respuesta, FEMA coordinó grandes movilizaciones de personal federal, tanto antes como después de que las tormentas tocaran tierra, en apoyo de las labores de respuesta y recuperación que se realizaban sobre 270,000 millas cuadradas de terreno.

Las lecciones que se aprendieron de esas tormentas históricas continúan influyendo los esfuerzos de FEMA de respuesta y recuperación por desastre.

A principios de 2020, FEMA desarrollo una estrategia para desarrollar rápidamente estimados para solicitantes de Asistencia Pública en Puerto Rico por los daños causados por el huracán María. Con la Estrategia de Otorgamiento Acelerado de FEMA (FAASt, por sus siglas en inglés), la agencia primero enfocó su atención en tres subreceptores en Puerto Rico que representaban los sectores de electricidad, agua y educación. Esto creó un solo estimado de costos fijo por cada subreceptor. Este estimado dio a los subreceptores un presupuesto para la recuperación que podían usar para sus instalaciones en toda la isla. Aunque FAASt aún requiere que los subreceptores presenten alcances de trabajo, planes de trabajo y propuestas para la mitigación de riesgos, también hace posible el desarrollo y obligación de proyectos más rápido.

En agosto de 2021, FEMA implementó cambios de políticas para aumentar la equidad en la manera en que la agencia brinda la asistencia por desastre a los individuos y familias. Los cambios incluyen más flexibilidades en el proceso de demostrar titularidad y ocupación de vivienda y expanden los tipos de daños y asistencia que se brinda a los sobrevivientes.

En 2022, el número promedio de personal de FEMA movilizado se aumentó a 7,165, comparado con 6,664 en 2017. 2021 tuvo el mayor número de movilizaciones por año de la historia, con un promedio de 8,903 miembros del personal movilizados en cualquier día determinado.

Estas tormentas ocurridas en 2017 fueron devastadoras para los sobrevivientes y sus comunidades. Nos recuerdan que la recuperación de desastres es una labor de toda la comunidad. FEMA continúa implementando las lecciones aprendidas tras esos huracanes y sigue firme en su compromiso de trabajar estrechamente con sus colaboradores gubernamentales, del sector privado, las organizaciones voluntarias y la comunidad de fe para satisfacer las necesidades de las comunidades y los sobrevivientes afectados por desastres.

Tags:
Última actualización 22 de agosto de 2022