U.S. flag

Una página web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Dot gov

Los sitios web oficiales usan .gov

Un sitio web .gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Https

Los sitios web seguros .gov usan HTTPS

Un candado o https:// significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web .gov. Comparta información sensible sólo en sitios web oficiales y seguros..

Los “Guerreros de las Vacunas” de las tribus en Klamath unen a su comunidad contra el COVID-19

Release Date

El Reservista de FEMA y Director de Servicios Creativos Joe Castel está asignado para brindar apoyo a los esfuerzos de respuesta por COVID-19. Castel comparte cómo Klamath Tribal Health and Family Services en Oregon está haciendo una diferencia en la lucha contra COVID-19.

El Klamath Tribal Health and Family Services en Klamath Falls recibió su primer cargamento de vacunas contra COVID-19 del estado de Oregon a finales de diciembre, casi al mismo tiempo que la tribu sufrió su primera muerte por COVID-19.

Esta muerte fue una advertencia de que debían actuar rápidamente para evitar que la pandemia afectara a más miembros de la tribu. Misty Wadzeck, enfermera supervisora ​​del Klamath Tribal Health and Family Services, calculó que hay más de 2,500 miembros tribales de alto riesgo, 500 de los cuales tienen múltiples factores de riesgo, de un total de 5,000 miembros tribales.

Los trabajadores de primera línea del centro de salud tuvieron la oportunidad de vacunarse primero. Luego, se seleccionó a los mayores de 65 años con condiciones subyacentes para recibir la vacuna.

Cuando el personal hizo llamadas de acercamiento a sus pacientes para informarles que las vacunas estaban disponibles, Wadzeck dice que muchos adultos mayores se mostraron reacios a recibir la vacuna.

“Escuchamos muchas inquietudes de que la vacuna se fabricó demasiado rápido y que iba a haber efectos secundarios a largo plazo que aún no se habían determinado, porque era una vacuna nueva”, dijo ella. “Y luego también escuchamos algunos de los grandes mitos que han circulado en todos los medios, como ‘Esto va a cambiar mi DNA.’ ‘Esto me dará COVID.’ ‘Esto tiene microchips.’ Escuchamos muchas cosas como esas”.

Para contrarrestar la desinformación, Wadzeck y su equipo lanzaron una campaña a favor de las vacunas a través de las redes sociales. También enviaron correos electrónicos para compartir información crucial con sus pacientes y sus organizaciones colaboradoras. Para ayudar a desmentir la desinformación, el mensaje se centró en mitos versus hechos.

Graphic
A collage of members of the Klamath Tribal receiving the the COVID-19 Vaccine.

Una de las primeras estrategias de Wadzeck para combatir la desinformación fue crear numerosas frases para captar la atención de los miembros de la tribu en las redes sociales. También adoptaron el nombre de "Guerreros de las Vacunas" para describir la misión de su equipo de atención médica.

Una publicación incluía una gráfica estilizada con colores llamativos y un androide de dibujos animados anunciando: “¡No, la vacuna COVID-19 no tiene microchips!” La gráfica enumera de qué se compone la vacuna: lípidos mRNA y otros ingredientes para la estabilidad.

La mayor preocupación de los ancianos tribales era: “Oye, no vamos a ser sujetos de estudio para esto”.

“Por lo tanto, una de las mejores cosas que podíamos demostrar es que creíamos en la vacuna y que los miembros de la tribu no estaban siendo utilizados como conejillos de indias”, dijo Wadzeck.

Se aseguraron de que todos los proveedores de servicios médicos que recomendaban la vacuna también estuvieran vacunados. “Tomamos fotografías de nosotros mismos recibiendo la vacuna y escribimos historias sobre nuestras experiencias con ella, incluyendo los efectos secundarios desagradables”, explicó Wadzeck. “Cuando tuve una fiebre de 103 grados después de mi vacuna, fui honesta al respecto. Y dije: ‘Te prometí que sería honesta. Aquí está’”.

Otro problema que el personal de la clínica encontró en los pacientes mayores es que no iban a vacunarse si sus cónyuges que no eran miembros tribales no podían hacerlo. Luego, la clínica abrió su programa de vacunación a los cónyuges que no eran miembros tribales.

Como nación soberana, las tribus Klamath no están obligadas a seguir las fases específicas de implementación de vacunas de Oregon. Dado el mayor riesgo que tienen los nativos de contraer COVID-19, y de experimentar casos más graves, la capacidad de las tribus Klamath para establecer un plan de distribución de vacunas abordando las necesidades de la tribu y sus miembros fue fundamental.

Hasta la fecha, se han administrado más de 3,000 dosis de la vacuna contra COVID-19. El centro de salud todavía proporciona de 100 a 200 vacunas por semana, con clínicas mensuales de 200 vacunaciones que continuarán hasta que todas las personas que quieran vacunarse estén completamente vacunadas.

“Creo que recibir la vacuna del estado ha sido muy beneficioso en nuestro despliegue”, dijo Wadzeck. “Han sido tremendos colaboradores nuestros... cumpliendo con las necesidades de nuestra población y nuestras iniciativas estratégicas”.

La tribu ahora ha abierto la elegibilidad para la vacuna a los miembros tribales de 18 años o más. Wadzeck reveló que la generación más joven de la tribu ha aprovechado la oportunidad para vacunarse.

Cuando se le pregunta con qué sueña, Wadzeck dice: “Un mundo sin COVID”. Esta ha sido su motivación para llevar la campaña de vacunación a sus compañeros miembros de la tribu para que vengan a la clínica y derroten a COVID, una inyección en el brazo a la vez.

Siga a la Región 10 de FEMA en Twitter, LinkedIn, y nuestra colección de fotos y videos sobre COVID-19 para las últimas actualizaciones. Visite FEMA.gov para mas información.

Tags:
Last updated Mayo 4, 2021