Protéjase del calor extremo

Release Date

Empezó el verano y lugares en todo el país ya están experimentando un calor extremo. ¿Sabía usted que en todo el mundo los días extremadamente calurosos se han vuelto más frecuentes e intensos desde la década de 1950?

Es por eso por lo que es importante entender cómo protegerse porque el calor extremo, que se considera un período prolongado de altos niveles de calor y humedad, hace que su cuerpo trabaje más para mantener una temperatura normal.

A continuación, nueve maneras para que usted y sus seres queridos se mantengan frescos este verano:

  1. Verifique el pronóstico. Antes de hacer planes, verifique su pronóstico local para ver si hay algún boletín informativo de calor excesivo. Se emite un aviso de calor excesivo hasta un día antes de que comiencen las condiciones de calor extremadamente peligrosas. Se emite una advertencia de calor excesivo cuando las condiciones son favorables para el calor excesivo en las próximas 24 a 72 horas. Se emite un boletín informativo de calor dentro de las 12 horas antes de que se esperen condiciones peligrosas de calor.
  2. Nunca deje mascotas o personas en un automóvil. ¿Sabías que cuando la temperatura al aire libre es de tan solo 80 grados, el interior de su automóvil puede alcanzar los 118 grados en solo 20 minutos? Dejar a alguien en un automóvil estacionado durante días cálidos es peligroso. Los bebés y los niños están en mayor riesgo de sufrir insolación o morir.  
  3. Tome agua. Manténgase hidratado, tanto usted como sus mascotas. Tome más líquidos, independientemente de cuanta actividad haga. No espere hasta tener sed para beberlos.  
  4. Busque un lugar con aire acondicionado. Si su hogar no tiene aire acondicionado, vaya a algún centro comercial o biblioteca pública. Incluso unas pocas horas que pase en aire acondicionado pueden ayudar a que el cuerpo se mantenga más fresco cuando regrese al calor. Tenga presente que, aunque los ventiladores eléctricos pueden brindar alivio, cuando la temperatura sobrepasa los 90 grados no prevendrán las enfermedades relacionadas con el calor.  
  5. Mantenga su casa fresca. Puede mantener su casa más fresca si instala algún aislante y cubre las ventanas con cortinas o persianas. Use reflectores de ventana, como cartón cubierto con una lámina de aluminio, para que el calor se refleje hacia afuera.  
  6. Vístase adecuadamente y use protector solar. Las quemaduras por el sol afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse y pueden causar que usted se deshidrate. Si debe salir al aire libre, protéjase del sol usando ropa holgada, liviana y de colores claros, un sombrero de ala ancha y gafas de sol. Póngase un protector solar de amplio espectro de SPF 15 o superior, 30 minutos antes de salir durante el día.  El protector solar desaparece, así que asegúrese de volver a aplicarlo cada dos horas y después de nadar, sudar o secarse con una toalla.
  7. Evite las actividades vigorosas. Las altas temperaturas y las actividades al aire libre no combinan bien. Trate de realizar sus actividades al aire libre durante momentos en que esté más fresco: las horas de la mañana y la noche. Tome descansos frecuentes en lugares con sombra para que el cuerpo tenga la posibilidad de recuperarse.
  8. Verifique cómo están sus familiares y vecinos. Los adultos mayores, los niños y las personas con enfermedades crónicas corren un alto riesgo de sufrir lesiones y muertes relacionadas con el calor.
  9. Coma algo ligero. Las comidas calientes y abundantes agregan calor a su cuerpo.

Cuando el calor en su área sea extremo, también es importante poder reconocer las señales de las enfermedades relacionadas con el calor. Hay tres tipos principales: calambres por calor, agotamiento por calor e insolación.

En el caso de los calambres por calor, se presentan dolores musculares o espasmos en el estómago, los brazos o las piernas. Si esto sucede, busque de inmediato un lugar más fresco y quítese el exceso de ropa.

En el caso de agotamiento por calor, es posible que tenga sudoración abundante, palidez, calambres musculares, debilidad, mareos o vómitos. Querrás ir a un lugar con aire acondicionado y tomar bebidas frías sin alcohol. Cámbiese a ropa ligera o tome una ducha o bañera con agua fresca (no fría).

En el caso de una insolación, es posible que tenga una temperatura corporal interna alta (superior a 103 grados), pulsaciones rápidas y fuertes, piel enrojecida, mareos o confusión. Esto se considera una emergencia médica, así que llame al 911 o busque atención médica lo antes posible. Mientras espera, intente refrescar su cuerpo moviéndose a un lugar con sombra o bajo techo. No le dé ningún líquido a nadie con sospecha de insolación. También puede bañarse o ducharse con agua fresca (no fría), o si está afuera, rocíese con una manguera de jardín.

Si presenta cualquiera de los síntomas de las enfermedades relacionadas con el calor, también debe tomar sorbos de una bebida deportiva, lo que ayuda a recuperar las vitaminas perdidas por la sudoración.

Para más información sobre cómo prepararse para calores extremos, visite ready.gov/es/calor-extremo.

Tags:
Última actualización 7 de junio de 2022