Los grupos de recuperación a largo plazo siguen activos en las Islas Vírgenes de EE. UU.

Release Date Release Number
204
Release Date:
Octubre 5, 2022

ST. CROIX, Islas Vírgenes de EE. UU. -- Poco después de que los huracanes Irma y María arrasaran el territorio en 2017, miembros de grupos comunitarios locales, organizaciones religiosas y comunitarias y organizaciones no gubernamentales colaboraron para establecer grupos de recuperación a largo plazo en St. Croix, St. John y St. Thomas. Los grupos de recuperación a largo plazo se encargan de ayudar a atender las necesidades no cubiertas de los supervivientes de la catástrofe que reúnen los requisitos necesarios después de haber maximizado los fondos estatales y federales disponibles.

Los grupos de recuperación a largo plazo suelen incluir socios federales, agencias de voluntariado y organizaciones de base que trabajan en estrecha coordinación para atender las necesidades de la comunidad, distribuir recursos y ayudar a restaurar los sistemas de apoyo vitales: sistemas de salud, sociales, económicos y medioambientales, entre otros.

Los enlaces de agencias voluntarias (VAL) de FEMA ayudan a establecer grupos de recuperación a largo plazo tras las catástrofes y proporcionan una amplia gama de asistencia técnica a los socios estatales, locales, tribales y territoriales. En las Islas Vírgenes de EE. UU., los grupos de recuperación a largo plazo dirigieron la participación de la comunidad y abogaron por los recursos, incluyendo el apoyo técnico, la gestión de casos de desastre y los eventos de divulgación, proporcionando información sobre la preparación a los residentes de las Islas Vírgenes para crear resiliencia.

En particular, el Grupo de recuperación a largo plazo de St. Croix es un órgano de cooperación formado por representantes de organizaciones religiosas, sin fines de lucro, gubernamentales y del sector privado para ayudar a las personas y familias a recuperarse del huracán María. El objetivo del Grupo de recuperación a largo plazo de St. Croix es identificar las necesidades de la comunidad y asignar los recursos necesarios para atender esas necesidades a fin de garantizar que las poblaciones más vulnerables puedan recuperarse de la catástrofe.

La adopción de un enfoque práctico para la reparación de viviendas fue un punto en común entre los grupos de recuperación a largo plazo en todo el territorio. FEMA proporcionó más de 370,000 dólares para cubrir los gastos de viaje de los más de 400 voluntarios que apoyaron al territorio. En St. Croix, los voluntarios utilizaron más de 125,000 dólares en materiales de construcción provenientes de Lutheran Disaster Response y del Grupo de recuperación a largo plazo de St. Croix y contribuyeron con 25,000 horas para la reparación de viviendas de los supervivientes. Naomi Thomas, una VAL de FEMA durante la recuperación inicial tras los huracanes de 2017, recuerda la alegría que sintió durante la ceremonia del último clavo para marcar el final del trabajo de reparación de la casa de un superviviente del desastre, mientras el propietario de la vivienda clavaba el último clavo. "Ver las caras de los propietarios al entrar en sus casas recién reparadas es una experiencia muy gratificante", dijo Thomas, que ahora trabaja con Asistencia Pública.

En St. John, Love City Strong sigue trabajando en la reparación de viviendas, tanto a través de programas financiados con fondos privados, como ofreciendo apoyo a la gestión de proyectos de recuperación financiados con fondos federales. Su trabajo de preparación para desastres incluye el apoyo a la preparación para todos los peligros en St. John, así como la preparación de suministros y la logística en colaboración con FEMA y VITEMA. Love City Strong mantiene una capacidad de respuesta de apoyo en caso de catástrofe y ofrece formación anual a su personal para garantizar que la comunidad mantenga las habilidades de respuesta pertinentes.

Cinco años después, los grupos de recuperación a largo plazo de las Islas Vírgenes de EE. UU. se mantienen firmes. FEMA y sus socios comunitarios siguen impartiendo talleres de preparación para desastres en todo el territorio. Los grupos de recuperación a largo plazo de St. John y St. Croix han llevado la recuperación un paso más allá y han establecido sus propias Organizaciones comunitarias activas en catástrofes, comúnmente conocidas como COAD (por sus siglas en inglés) en el ámbito de la gestión de emergencias.

Delia Richardson, Executive Director for Community Engagement for the St. Croix Long Term Recovery Group, and Aaron VanDoren, U.S. Virgin Islands FEMA Integration Team lead, engage with the audience in May 2022 during a disaster preparedness event at First Assembly of God on St.

Delia Richardson, directora ejecutiva de participación comunitaria del Grupo de recuperación a largo plazo de St. Croix, y Aaron VanDoren, líder del equipo de integración de FEMA en las Islas Vírgenes de EE. UU., conversan con el público en mayo de 2022 durante un evento de preparación para desastres en la Primera Asamblea de Dios en St. Croix. Foto presentada.

Tags:
Última actualización 5 de octubre de 2022