U.S. flag

Una página web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Dot gov

El sufijo .gov significa que es oficial.

Las páginas web del gobierno federal frecuentemente se terminan con .gov o .mil. Antes de compartir datos sensibles, asegúrese de que la página es del gobierno federal.

Https

La página es segura.

El prefijo https:// garantiza que usted se ha conectado con la página web oficial y que los datos que proporcione son cifrados y se trasmiten seguramente.

Consideraciones de planificación para organizaciones en la reintegración de operaciones durante la pandemia de COVID-19

Release Date Release Number
Guidance

Reintegración durante la pandemia de COVID-19

En estos tiempos de incertidumbre, las organizaciones de todo el país están lidiando con el momento y la forma de reanudar las operaciones al tiempo que protegen el bienestar y la seguridad de sus empleados y comunidades. Muchas organizaciones volverán a la normalidad y se preguntan: ¿Cuándo es seguro traer de vuelta a la gente? ¿Necesitamos modificar la forma en que operamos? ¿Cómo mantenemos seguros a nuestros empleados, clientes y comunidad? ¿Cómo mantenemos un entorno seguro y sanitario?

Es posible que una organización necesite adaptarse y adoptar nuevos procesos, abordar los impactos físicos y psicológicos en el personal, recuperar registros y archivos, restablecer las comunicaciones y el equipo informático o adquirir equipo especializado para recuperar la plena funcionalidad. La planificación en la reintegración requiere la experiencia y la coordinación de toda la organización y la coordinación con los asociados y las partes interesadas de toda la comunidad.

Esta hoja informativa se basa en las directrices de la Casa Blanca para la Reapertura de los Estados Unidos y ofrece más recomendaciones de planificación en la reintegración para los gobiernos estatales, locales, tribales, territoriales y del sector privado.

Consideraciones generales sobre la planificación en la reintegración

La identificación de las consideraciones de reintegración ayuda a las organizaciones a elaborar y coordinar un plan para reanudar las operaciones. Las organizaciones deben determinar la forma de evaluar la situación del personal, los bienes y las instalaciones. Las organizaciones deberían:

  • Empezar ahora desarrollando un plan y procedimientos para la reanudar las operaciones. Es posible que las organizaciones tengan que considerar un enfoque gradual para preparar una instalación que se vaya a reocupar. Es posible que haya que dar prioridad a las oficinas, las funciones y el personal que regresa, o que trabaje en turnos escalonados.
  • Comunicarse con los empleados e informarles sobre el proceso de regreso al trabajo. Considerar la posibilidad de proporcionar capacitación y orientación en línea a los empleados antes de su regreso.
  • Coordinar con los colaboradores y las partes interesadas. Determinar qué métodos se utilizarán para informar a los empleados, clientes, proveedores y partes interesadas que se están reanudando las operaciones.
  • Identificar y ejecutar las tareas adicionales de mantenimiento de las instalaciones necesarias para reabrir con seguridad los edificios cerrados.
  • Abordar las repercusiones físicas y psicológicas para el personal mediante planes de apoyo a los empleados y las familias y otras medidas de recursos humanos.
  • Elaborar un informe/plan de mejora posterior a la acción para tomar nota de las lecciones aprendidas y mejorar los planes.

Los Programas de Continuidad Nacional de FEMA ofrecen una guía adicional de continuidad de las operaciones y recursos para la planificación en la reintegración, incluyendo:

Referirse a:

Consideraciones de planificación para la pandemia de COVID-19

Las organizaciones deben acatar las órdenes de emergencia, los estatutos aplicables y las directrices de salud pública y dar prioridad a la seguridad y el bienestar de los empleados y la comunidad. Consulte los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para obtener orientación y medidas de protección para COVID-19.

Entre las medidas que una organización puede tener que considerar se incluyen:

  • Prepararse para un resurgimiento u "olas" adicionales del virus e identificar medidas de mitigación.
  • Continuar utilizando el teletrabajo y otras flexibilidades de la fuerza de trabajo. Telework.gov proporciona orientación y recursos sobre teletrabajo para el gobierno federal y puede ser útil para otros.
  • Incorporar medidas de distanciamiento social, entre ellas limitar la capacidad de construcción, escalonar los turnos, cerrar las zonas comunes, rotar los "días de oficina" para las oficinas compartidas, instalar barreras físicas y limitar los viajes no esenciales.
  • Permitir a las personas de alto riesgo/vulnerables una flexibilidad adicional o continuar el aislamiento sin repercusiones.
  • Adquirir suministros de limpieza, mascarillas/cubiertas para la cara y guantes, y aplicar políticas o medidas de protección personal (lavado de manos, desinfectante de manos, etc.) para limitar la propagación del virus y proteger a los empleados y clientes.
  • Realizar exámenes de salud para controlar el bienestar de los empleados y prevenir nuevas infecciones, y desarrollar o revisar las políticas de recursos humanos para detallar los procesos para los empleados o familiares enfermos, así como los que están expuestos al virus o muestran síntomas.
  • Intensificar las actividades de limpieza, desinfección y ventilación de acuerdo con los CDC y la guía de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA):

Consideraciones de los gobiernos estatales, locales, tribales y territoriales (SLTT)

Los gobiernos SLTT (por sus siglas en inglés) y los gobiernos de las zonas insulares desempeñan un papel fundamental en la participación de toda la comunidad en la preparación para reanudar las funciones gubernamentales y del sector privado y en la recuperación de una crisis sanitaria y económica. Las directrices de la Casa Blanca para la Reapertura de los Estados Unidos establece tres fases y directrices de entrada para ayudar a los gobiernos SLTT en sus procesos de toma de decisiones. Los gobiernos SLTT deberán seguir coordinando con las empresas, la industria y los propietarios y operadores de infraestructuras críticas para determinar las necesidades de recursos y cómo las interrupciones de la cadena de suministro afectan a los esfuerzos de gestión de los recursos. Entre las consideraciones adicionales figuran las siguientes:

  • Infraestructura de salud pública: Planificar la continuación de las pruebas de detección de virus, la presentación de informes y los esfuerzos de rastreo de contactos, así como la supervisión de la capacidad de los sistemas de salud pública y de atención de la salud para un resurgimiento.
  • Escuelas: Desarrollar planes y políticas para la capacitación y el apoyo de recursos para el aprendizaje electrónico intermitente. El Departamento de Educación de los Estados Unidos ofrece orientación y recursos para COVID-19: www.ed.gov/coronavirus
  • Transporte público: Desarrollar planes para asegurar la salud pública mientras se proporciona transporte público. Consultar la página de recursos de COVID-19 del Departamento de Transporte de los EE. UU.: www.transportation.gov/coronavirus
  • Infraestructura crítica: La Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructuras (CISA) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ofrece orientación y recursos para los propietarios y operadores de infraestructuras críticas: www.cisa.gov/coronavirus
  • Coordinación intergubernamental: Coordinar todos los poderes del gobierno (legislativo, judicial, ejecutivo) y con las jurisdicciones vecinas para discutir la planificación, la respuesta y los esfuerzos de mitigación.
  • Manejo Financiero de Desastres: Consultar la "Guía de Administración Financiera de Desastres" de FEMA para las jurisdicciones estatales y locales: www.fema.gov/media-library/assets/documents/187126

Consideraciones sobre el sector privado

Reiniciar un negocio puede ser un reto, y el plan de reintegración de una organización puede necesitar equilibrar las preocupaciones de salud y las financieras. Los clientes necesitarán sentirse lo suficientemente seguros para aventurarse. Las organizaciones tendrán más probabilidades de éxito si toman medidas preventivas serias y pueden demostrar que son seguras. Las organizaciones deben mantenerse al día con las recomendaciones de mitigación federales, estatales y locales, y comunicar claramente estas actualizaciones y medidas a los empleados y a las partes interesadas. Entre las consideraciones adicionales del sector privado figuran las siguientes:

  • Considerar la posibilidad de solicitar un préstamo para casos de desastre. La Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) ofrece asistencia en caso de desastre en forma de préstamos a bajo interés a empresas, inquilinos y propietarios de viviendas: www.sba.gov/disaster-assistance/coronavirus-covid-19.
  • Ponerse en contacto con clientes, vendedores y proveedores para determinar la demanda o posibles problemas de suministro.
  • Revisar las pólizas de seguro para determinar la elegibilidad para la cobertura de interrupción o pérdida de negocios.
  • Establecer plataformas de comercio en línea, capacitar al personal para operar en un entorno de comercio electrónico y ajustar los modelos de negocios para una nueva economía.

Recursos adicionales sobre COVID-19

Cuestiones que deben considerarse al reintegrar las operaciones

Personas
  • ¿Quién será el responsable de los temas de COVID-19 y cómo afectan a nuestro(s) lugar(es) de trabajo?
  • ¿Son nuestras políticas y procesos de recursos humanos consistentes con las recomendaciones de salud pública y los estatutos federales/estatales?
  • ¿Hemos establecido un orden de prioridad de retorno?
  • ¿Es necesario establecer y/o continuar con nuevas políticas sobre licencias por enfermedad, programación, medidas de control, etc.?
  • ¿Cómo determinamos el estatus de los empleados y su disponibilidad para regresar?
    • ¿Han estado los empleados expuestos a COVID-19?
    • ¿Cómo podemos proteger a los empleados?
    • ¿Se pueden establecer acuerdos de trabajo alternativos para los empleados en situación de riesgo?
    • ¿Habrá nuevos requisitos para el regreso al trabajo (por ejemplo, los empleados deben estar libres de síntomas)?
  • ¿Cómo se llevará a cabo la contratación?
  • ¿Hemos tenido en cuenta un posible resurgimiento de COVID-19 en nuestra fuerza laboral y en la comunidad?
  • ¿Tenemos un plan si se promulgan políticas de distanciamiento social más estrictas?
  • ¿Se puede llevar a cabo la capacitación de manera virtual, incluyendo la nueva contratación y los nuevos requisitos de salud y seguridad?
  • ¿Cuál es la situación de los servicios de cuidado de niños y dependientes para apoyar a los empleados que regresan al trabajo?
Mensajería/Comunicaciones
  • ¿Cómo y qué estamos enviando en mensajes/comunicándonos con nuestros empleados, partes interesadas, proveedores y clientes?
  • ¿Qué consideraciones deben comunicarse a los empleados antes de la reapertura?
    • ¿Medidas de salud y seguridad?
    • ¿Cambio de horario o de turnos?
    • ¿La situación de los empleados?
    • ¿Prioridad/apertura en fases?
    • ¿Requisitos para volver al trabajo?
  • ¿Con qué frecuencia se difundirán los mensajes?
  • ¿Qué deben esperar los empleados cuando regresen al trabajo?
  • ¿Cómo se llevará a cabo la rendición de cuentas de los empleados?
  • ¿Qué deberían esperar los clientes/partes interesadas cuando volvamos a abrir?
  • ¿Hemos coordinado con los contratistas o proveedores sus planes de reapertura o cómo les afectará nuestra reapertura?
Instalaciones
  • ¿Quién es responsable de asegurar que nuestras instalaciones cumplan con las directrices de seguridad y salud necesarias para su reapertura?
  • ¿Hemos establecido un orden de prioridad para la apertura de múltiples instalaciones o lugares de negocios?
  • ¿Hemos identificado los requisitos de salud y seguridad descritos por CDC, HHS, OSHA, etc. específicos de nuestra organización?
  • ¿Pueden nuestras instalaciones acomodar cualquier requisito de distanciamiento social necesario?
  • ¿Qué evaluaciones de salud y seguridad deben realizarse antes de que podamos volver a entrar en nuestra ubicación principal?
  • ¿Requerirá esto apoyo de contrato o de proveedor?
  • ¿Pueden realizarse ahora (durante las medidas de distanciamiento social) las reparaciones, actualizaciones o limpiezas necesarias de las instalaciones para preparar la reapertura?
  • ¿Cómo podemos reducir la exposición de nuestros empleados a COVID-19?
  • ¿Hemos creado un plan para limpiar y desinfectar nuestros objetos y superficies de contacto frecuente según los criterios de la EPA para su uso contra COVID-19?
Recursos/Logística
  • ¿Hemos determinado qué partes, si las hay, de los estatutos aplicables se aplican a nuestra organización (por ejemplo, la Ley CARES, etc.)?
  • Si se requiere o es necesario para el control de la infección, ¿tenemos los suministros de limpieza y el equipo de protección personal (EPP) necesarios para nuestros empleados (por ejemplo, máscaras, guantes, protectores faciales, etc.)?
  • ¿Se ha hecho una contabilidad para determinar qué recursos tenemos a mano, y qué recursos son necesarios para reabrir?
  • ¿Es nuestra cadena de suministro capaz de dar cabida al apoyo a nuestros requisitos logísticos en preparación para la reapertura?

Last updated Mayo 14, 2020