Historia del cuarto seguro de una familia de Kansas

Main Content
Fecha de publicación: 
20 mayo, 2003
Número de publicación: 
FNF-03-02
El hogar de la familia Carrender fue destruido por un tornado. Fotograf?a de FEMA por Adam DuBrowa.
El cuarto seguro contra tornados de la familia Carrender estaba ubicado debajo del piso de la cochera. Fotografía de FEMA por Adam DuBrowa
Un hombre parado en la puerta de un cuarto seguro contra tornados. Fotograf?a de FEMA por Adam DuBrowa.
El hogar de la familia Carrender fue destruido por un tornado. La familia se protegió del tornado en su cuarto seguro. Añadirán nuevamente un cuarto seguro cuando reconstruyan. Fotografía de FEMA por Adam DuBrowa

Vanessa y Robert Carrender se sienten extraordinariamente bendecidos por continuar con vida.

Su hogar en Kansas City fue destruido por completo por un tornado F4 el 4 de mayo de 2003. Los Carrender se hallaban en su casa cuando el tornado se desencadenó.
"Hemos vivido en la casa desde hace casi cuatro años", dijo Carrender, mientras hablaba por su teléfono celular y dirigía los trabajos de limpieza en su propiedad.

Los Carrender y su nieto de cinco años, David Balora, llegaron a un cuarto seguro debajo de la cochera de su casa con sólo unos momentos de anticipación.

"No recibimos advertencia por adelantado", comentó Carrender. "Si un amigo no me hubiera llamado para avisarme que el tornado se encontraba a menos de dos millas de nuestra casa, no habría sabido que se aproximaba".

La casa de 42 años de antigüedad fue habitada por la familia Parker durante 35 años antes de la época en los Carrender la compraron. El señor Parker añadió el cuarto seguro. El piso de la cochera era el techo del cuarto seguro, explicó Carrender. La familia ha utilizado el cuarto en varias ocasiones en el pasado cuando se han emitido advertencias de tornados.

"La puerta del cuarto era una puerta interior de tambor hueco. Tuve que tirar con fuerza de ella para mantenerla cerrada", observó Carrender. Robert, Vanessa y el pequeño David pasaron exactamente dos minutos en ese cuarto el 4 de mayo. Esos dos minutos les salvaron la vida.

Aunque ya están pensando en reconstruir, los Carrender todavía no están seguros del aspecto que tendrá su nuevo hogar. Sin embargo, una cosa es definitiva: "Lo único que quedará igual es ese cuarto seguro", afirmó él.

El nuevo cuarto seguro estará abastecido de provisiones de alimentos y un equipo de preparación para emergencias. "Ahora que ha demostrado su valor, no voy a dejar nada al azar".

Carrender planea instalar una puerta sólida de metal en el nuevo cuarto seguro. El cuarto seguro que les salvó la vida será demolido para hacer espacio para su nueva casa y nuevo cuar...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Back to Top