U.S. flag

Una página web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Dot gov

Los sitios web oficiales usan .gov

Un sitio web .gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Https

Los sitios web seguros .gov usan HTTPS

Un candado o https:// significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web .gov. Comparta información sensible sólo en sitios web oficiales y seguros..

Mitos y realidades sobre el seguro de inundación

Release Date:
Noviembre 18, 2020

Se les recomienda fuertemente a los residentes de Lousiana que se aprovechen del Programa Nacional de Seguro de Inundación (NFIP, por sus siglas en inglés) ya que, aunque la temporada de huracanes está llegando a su fin, aún podrían ocurrir inundaciones en el estado. Por lo general, surgen muchas preguntas sobre el programa. A continuación, se ofrecen algunas aclaraciones:

MITO: Las personas que viven en áreas de alto riesgo de inundación no pueden comprar el seguro de inundación.

REALIDAD: No importa donde viva, usted puede comprar el seguro de inundación federal si su comunidad participa en el NFIP, a menos que su propiedad se encuentre en una zona cubierta por la Ley de recursos de la barrera costera de 1982. En el marco de la Ley de seguro de inundación nacional, los prestamistas deberán exigir que los prestatarios con propiedades ubicadas dentro de un valle de inundación regulatorio compren el seguro de inundación como una condición para recibir un préstamo hipotecario regulado por el gobierno federal.  Para casas en que el piso más bajo está a la elevación de inundación base o por encima de esa elevación o casas que se encuentran fuera del valle de inundación en los mapas, el seguro de inundación es más económico; para casas que se encuentran dentro del valle de inundación en los mapas, el seguro de inundación puede costar mucho más.

MITO: No se puede comprar el seguro de inundación inmediatamente antes de una inundación o durante una inundación.

REALIDAD: Puede comprar la cobertura del seguro de inundación en cualquier momento. Deberá transcurrir un período de espera de 30 días después de solicitar el seguro de inundación y pagar la prima antes de que la póliza entre en vigor, con las siguientes excepciones:

  • Si la compra inicial del seguro de inundación se relaciona con la formación, el aumento, la extensión o la renovación de una hipoteca, no hay ningún período de espera. La cobertura entra en vigor al momento del préstamo, siempre y cuando la solicitud y el pago de la prima se realizan al momento del cierre del préstamo o antes.
  • Si la compra inicial del seguro de inundación se hace durante el período de un año luego de la adopción de un Mapa revisado de tasas del seguro de inundación para una comunidad, el período de espera será de un solo día.

La póliza no cubre una "pérdida en curso," la cual el NFIP define como una pérdida que esté ocurriendo a las 12:01 a.m. el primer día del término de la póliza. Además, la cantidad de la cobertura del seguro no se puede aumentar durante una pérdida en curso.

MITO: Las pólizas del seguro de propietario cubren las inundaciones.

REALIDAD: La regla general no es así. Desafortunadamente, muchos propietarios de vivienda no se dan cuenta hasta muy tarde que sus pólizas del seguro de propietario no cubren las inundaciones.

MITO: El seguro de inundación solamente está disponible para los propietarios de vivienda.

REALIDAD: El seguro de inundación está disponible para proteger las casas, los condominios, los apartamentos y los edificios no residenciales, incluyendo las estructuras comerciales. Un máximo de $250,000 de cobertura del edificio está disponible para los edificios residenciales de una sola familia; $250,000 por unidad en las residencias multifamiliares. El límite de la cobertura de los contenidos para todos los edificios residenciales es $100,000, cual cantidad también está disponible para los inquilinos. Se pueden asegurar las estructuras comerciales con cobertura de hasta $500,000 para el edificio y $500,000 para los contenidos.

MITO: No se puede comprar el seguro de inundación si su propiedad se ha inundado.

REALIDAD: No importa cuántas veces su casa, apartamento o negocio se ha inundado. Aún es elegible para comprar el seguro de inundación, siempre y cuando su comunidad participa en el NFIP.

MITO: Solamente los residentes de zonas de alto riesgo de inundación necesitan asegurar sus propiedades.

REALIDAD: Incluso si vive en un área no propensa a las inundaciones, se recomienda que compre el seguro de inundación. Alrededor del 40% de las reclamaciones al NFIP provienen de áreas de riesgo moderado o bajo de inundación. Las pólizas de riesgo preferido del NFIP son diseñadas para las propiedades residenciales que se encuentran en las zonas de riesgo moderado o bajo de inundación, y son muy económicas.

MITO: El NFIP no ofrece ningún tipo de cobertura para sótanos.

REALIDAD: Sí, la ofrece, pero la cobertura es limitada. El NFIP define el sótano como cualquier área del edificio con un piso en el subsuelo, o debajo del nivel del suelo, por todos los lados. La cobertura para sótanos de una póliza del NFIP incluye los gastos de limpieza y los artículos utilizados para el mantenimiento del edificio, tales como los ascensores, calderas, calentadores de agua, lavadoras y secadoras, aires acondicionados, congeladores, conexiones de servicios públicos, cajas de paneles eléctricos, bombas, y tanques usados en sistemas de energía solar. La póliza no cubre los contenidos de un sótano acabado o las mejoras tales como las paredes acabadas, pisos y cielorrasos.

MITO: La asistencia federal por desastre pagará todos los daños por inundación.

REALIDAD: Se deberá emitir una declaración de desastre federal para que una comunidad sea elegible para la asistencia federal por desastre. Esto ocurre en menos de 50% de los incidentes de inundación. La forma principal de la asistencia federal luego de un desastre declarado a nivel federal es un préstamo. La prima anual promedio de una póliza del NFIP es menos de los intereses anuales de la mayoría de los préstamos por desastre a bajo interés. Si no tiene el seguro y vive en una zona de alto riesgo de inundación y recibe la asistencia federal por desastre luego de una inundación, deberá comprar y mantener el seguro de inundación para recibir ciertos tipos de ayuda en desastres para eventos futuros de inundación.

MITO: El NFIP promueve el desarrollo costero.

REALIDAD: Incorrecto. Uno de los objetivos principales del NFIP es alejar el desarrollo de áreas de alto riesgo de inundación.  Las leyes no prohíben a los propietarios construir en áreas costeras, pero sí transfieren el riesgo económico de tales edificaciones de los contribuyentes federales a aquellos que deciden vivir o invertir en estas áreas.

MITO: Solamente se puede comprar el seguro de inundación federal a través del NFIP directamente.

REALIDAD: La mayoría de las pólizas del seguro de inundación federal se venden y administran directamente por las compañías de Escritura Propia (WYO, por sus siglas en inglés), o agentes de seguros privados. Estas compañías escriben y administran las pólizas sin soportar el riesgo mediante un acuerdo especial con la Administración Federal de Seguros y Mitigación.

MITO: El NFIP no cubre las inundaciones ocasionadas por los huracanes o el desbordamiento de ríos y aguas de las mareas.

REALIDAD: El NFIP define las inundaciones cubiertas como una condición general y temporal durante la cual la superficie del terreno generalmente seco queda inundada parcial o completamente. Dos propiedades adyacentes o dos o más acres deberán quedar afectados. La inundación puede ser ocasionada por cualquiera de los siguientes:

  • Desbordamiento de aguas fluviales o de las mareas.
  • Acumulación inusual y rápida de la escorrentía de las aguas superficiales de cualquier fuente, tal como lluvias torrenciales.
  • Deslizamientos o corrientes de lodo ocasionados por inundación que son comparables con un río de lodo líquido y fluido.
  • Colapso o desestabilización de la tierra al lado de la ribera de un lago u otro cuerpo de agua como resultado de la erosión o el efecto de las olas.
  • Corrientes de agua que exceden los niveles cíclicos normales.

 

MITO: La lluvia impulsada por vientos se considera una inundación.

REALIDAD: La lluvia que entra por ventanas dañadas por el viento, puertas, agujeros en las paredes o el techo que ocasiona agua estancada o charcos se considera daños por tormenta de vientos en lugar de daños por inundación. El seguro de inundación federal solamente cubre los daños ocasionados por la condición general de inundación que se describe más arriba. Los edificios que sufren daños por inundación generalmente tendrán una marca de agua que demuestra el nivel máximo a que ascendió el agua antes de que se bajara. Aunque las pólizas del seguro de inundación excluyen específicamente la cobertura de vientos y granizado, la mayoría de las pólizas del propietario incluyen esta cobertura.

Llame a su agente de seguros y solicite cotizaciones para los distintos niveles de la cobertura del seguro de inundación para obtener un nivel de seguro de inundación que puede costear. Para encontrar un proveedor, llame al 877-336-2627 o visite floodsmart.gov/flood-insurance/providers.

Para la información más reciente sobre el Huracán Laura, visite fema.gov/es/disaster/4559. Para la información más reciente sobre el Huracán Delta, visite fema.gov/es/disaster/4570. Siga la cuenta de Región 6 de FEMA en Twitter en twitter.com/FEMARegion6.

Tags:
Last updated Noviembre 23, 2020