Construya una casa resistente a huracanes

Release Date

Apenas tres meses después de que Al Dintino y su familia se mudaran a North Carolina, el huracán Florence estaba a su puerta. La tormenta causó graves daños a su hogar, destruyendo el estilo de vida que habían trabajado tan duro para construir.

Al nunca quiso volver a estar desprevenido otra vez. Llamó a su antiguo vecino de Virginia, John Ingargiola, que resultó ser el Científico Estructural Principal de FEMA y le preguntó: ¿qué es lo que FEMA recomendaría? Esto comenzó el viaje de Al, tanto de recuperación como de reconstrucción de su vivienda.

 

En la foto : Al Dintino

El primer paso para proteger su vivienda fue aprender y comprender más sobre los riesgos que enfrenta su área. La familia Dintino sabía por experiencia propia que para ellos, los riesgos eran los huracanes, específicamente los fuertes vientos y las inundaciones que estas tormentas pueden traer.

Una vez identificados los riesgos en su área, comenzaron a examinar los códigos de construcción en su estado para ayudarlos a tomar una decisión bien informada sobre cómo reconstruir.  Herramientas de FEMA como las hojas informativas de Seguimiento de la Incorporación de Códigos de Construcción (BCAT) (enlace en inglés) pueden ayudar a analizar más detenidamente los riesgos locales y los códigos de construcción en cada estado. Esto ayuda a determinar qué tipo de materiales y métodos se recomiendan para hacer una casa sostenible y resistente.

 

(GRÁFICA: FLORIDA -higher resistance-mayor resistencia;

State adopts the 2018 International Building Code (IBC)- El estado adopta el Código Internacional de Construcción (IBC) de 2018;
State adopts the 2018 International Residential Code (IRC)- El estado adopta el Código Residencial Internacional (IRC) de 2018;
Note: State is not fully resistant because some jurisdictions with high flood risk do not participate in the NFIP. -Nota: El estado no es completamente resistente porque algunas jurisdicciones con alto riesgo de inundaciones no participan en NFIP.

La hoja informativa anterior comparte información sobre cómo los estándares del código de construcción son más actuales, como este ejemplo de Florida. También le proporciona los códigos que cada estado sigue. Con esta información, el próximo paso es visitar el sitio web del colaborador de FEMA, el Consejo Internacional de Códigos. (enlace en inglés) Esto proporciona un desglose de estos códigos de construcción y lo que significan para una comunidad local y sus residentes.

Los códigos de construcción vigentes en el área de Al le ayudaron a decidir la mejor manera de reconstruir. Los colaboradores de FEMA, como la Alianza Federal para Hogares Seguros (FLASH) también pueden ayudarlo a entender sus códigos de construcción. FLASH llevó a cabo el Proyecto de Investigación y Alcance sobre el Conocimiento del Consumidor del Código de Construcción en 2019, que ilustra el por qué todavía existe una enorme diferencia en la adopción y ejecución de los códigos. El estudio encontró que ocho de cada diez encuestados presumieron que estaban adecuadamente protegidos por códigos de construcción, a pesar de que solo un tercio de las comunidades estadounidenses tienen códigos adecuados establecidos para proteger contra desastres.

Las herramientas que ofrece FLASH pueden proporcionar un desglose sobre cómo proteger su hogar, incluyendo más información sobre:

Otro gran recurso para encontrar maneras de proteger su vivienda, especialmente si sabe que un huracán u otro desastre podría estar en camino, es Listo.gov. El sitio comparte formas en las que puede implementar pasos simples para proteger su hogar, como cubrir las ventanas con tormenteras o amarrar los objetos en el exterior para evitar daños.

Al sabía que otro gran paso que podía dar era elevar la altura de su casa. La elevación de su casa significaría un hogar más seguro y una disminución significativa en el costo de su seguro de inundación. Decidieron subir la elevación de la casa por 4 pies, por lo que la casa ahora se encuentra a 6 pies del suelo.

Elevación de la Vivienda - YouTube (Insert video here)

Este video muestra un intervalo de tiempo acelerado en el cual la casa de la familia Dintino está siendo elevada.

El seguro de inundación fue la última pieza del rompecabezas para Al. A pesar de las medidas que Al tomó para proteger su hogar de los desastres, él sabía que las inundaciones seguirían siendo un riesgo. Esto se debió en gran parte a que vive cerca de un río y arroyo. Cuando el huracán Florence azotó, la marejada ciclónica causó inundaciones en su casa. Al estaba agradecido de que, antes de que el huracán azotara, había tomado tiempo para estudiar los mapas de inundación e invertir en un seguro de inundación. Después de presentar una reclamación al seguro de inundación, él pudo recuperar algunas de las pérdidas. Esta experiencia le confirmó que el seguro de inundación valía la pena.

Después de que su casa fue reparada, remodelada y construida usando códigos de construcción modernos, y con las inundaciones en mente, mantuvo la cobertura del seguro de inundación. El trabajo realizado en su casa para protegerla de las inundaciones resultó en una reducción de la prima anual del seguro de inundación de casi $2,000 a $ 400.

FEMA continúa haciendo cambios al Programa del Seguro Nacional de Inundación para beneficiar a personas como Al, que han trabajado para lograr que sus casas sean más resistentes. La agencia actualizó recientemente el sistema de clasificación de riesgo del Programa del Seguro Nacional de Inundación, ahora llamado Clasificación de Riesgo 2.0—Equidad en Acción (Risk Rating 2.0 -- Equity in Action), con el objetivo de reducir las primas para los hogares y las comunidades que trabajan para adoptar códigos de construcción y tomar otras acciones de sostenibilidad. Puede utilizar los Perfiles Estatales de Clasificación de Riesgo 2.0 (enlace en inglés) para conocer más formas en las que este nuevo sistema podría reducir su tarifa.

Las medidas que Al ha tomado para proteger a su familia y su hogar significan que la temporada de huracanes llega y se va con menos estrés y preocupación. Cuando el huracán Dorian azotó en 2019, las casas de su vecindario sufrieron daños, pero su casa se mantuvo alta y fuerte. La familia Dintino estaba lista, y también lo estaba su hogar.

 La casa de los Dintino antes de la elevación.

 

La casa de los Dintino después de la elevación.

Tags:
Última actualización Junio 4, 2021