Contenido Principal

Solo basta con una tormenta

Author: 

 People survey damaged homes in Dade County, Florida, on August 24, 1992, after Hurricane Andrew.

Solo se necesita un boleto para ganar la lotería. Solo se necesita un segundo para decirle a un amigo que llegó bien a casa. Solo basta con una tormenta para cambiar una comunidad para siempre.

Lo vemos una y otra vez; solo toma una tormenta para dejar una huella en la comunidad. Conocemos  muchas de esas tormentas y comunidades por su nombre.

La temporada de huracanes es larga. En la zona del Atlántico comprende desde el 1 de junio hasta finales de noviembre. Algunos años se registra una mayor actividad ciclónica, con múltiples tormentas que tocan tierra durante una temporada. Otras veces las tormentas no tocan tierra en toda la temporada. Sin embargo, en otras ocasiones solo hay una. Y, como he mencionado antes, solo basta con una.

Por ejemplo, tomemos el año de 1957. El mismo año en que se estrenó el programa American Bandstand y en el que los Dodgers de Brooklyn se mudaron a un nuevo hogar; un solo huracán impactó tierra adentro. El huracán Audrey.

Audrey sacudió con furia el sur de Louisiana, a lo largo de la frontera que comparte con Texas, impactando la zona con la fuerza de una tormenta de categoría 4. La marejada ciclónica fue de entre ocho y doce pies en las áreas afectadas, hasta 25 millas tierra adentro.

También, en 1992 estuvo el huracán Andrew. Andrew es conocido como uno de los huracanes más destructivos que haya tocado tierra en los Estados Unidos. A medida que la tormenta comenzó su viaje a través de la Florida, las estaciones meteorológicas automatizadas que estaban siguiendo las estadísticas de la tormenta fueron dañadas, y pueden haber pasado por alto el poder de la tormenta. En el Centro Nacional de Huracanes en Miami las ráfagas de viento máximo se midieron a 164 millas por hora. Pero no solo fue Florida. Louisiana fue azotado con un tornado producto de los vientos de remolino ocasionados por la tormenta, así como mareas de ocho pies.

Y luego fue Irene, a finales de agosto de 2011. Esta tormenta impactó una sección diferente de los EE.UU. Una que no es visitada por los huracanes o tormentas tropicales tan a menudo: el noreste del país. Irene tocó tierra primero en Carolina del Norte y de nuevo en New Jersey. Sus vientos destruyeron un sinnúmero de árboles a lo largo de la costa este.

A medida que nos preparamos para la temporada de huracanes recordamos estas temporadas de huracanes y otras similares. También recordamos las temporadas de huracanes que han tenido múltiples tormentas fuertes. Y, aunque las predicciones de este año dicen una cosa, es solo una predicción. No lo sabremos con seguridad hasta que suceda.

Pero, no importa si es una temporada llena de tormentas o si es una tranquila, nosotros estamos preparados. Y, esperamos que usted también lo este. Porque, la realidad es que solo basta con una.

Nota del editor: Los datos de este artículo se obtuvieron en el sitio web Los Huracanes a través de la Historia (en inglés) del Centro Nacional de Huracanes. Un “filtro de apariencia antigua” se aplicó a la fotografía principal para fines creativos. La foto original está disponible en nuestra biblioteca multimedia".

Contenido relacionado:

Last Updated: 
02/06/2017 - 09:20