Contenido Principal

La diversidad en el Manejo de Emergencias una nueva realidad

Author: 

¿Qué se le viene a la mente cuando piensa en el manejo de emergencias? Probablemente, algunas de las imágenes que vienen a su mente son los desastres naturales, las familias que pierdan sus casas y los organismos de primeros auxilios, como los policías y los bomberos. Ahora, piense en los profesionales que trabajan en el manejo de emergencias. Estas personas que se imagina, ¿tienen alguna relación con las comunidades que sirven, o incluyen a personas de diversos orígenes? ¿Cuántas mujeres se observan en este tipo de rol?

Como mujer, a menudo he pensado en el manejo de emergencias como un campo tradicionalmente dominado por los hombres. En la actualidad, a pesar de que ese sigue siendo el caso y de que todavía tenemos un largo camino por recorrer, seguimos viendo un mayor número de mujeres y personas de color en la toma de importantes funciones de liderazgo en nuestra comunidad.

Cada año, la Red Internacional de Mujeres en Manejo de Emergencias (inWEM, por sus siglas en inglés) reconoce los aportes realizados para el avance de las mujeres en el manejo de emergencias, contribuyendo a instituir una cultura de preparación en las diversas comunidades para que estas sean más seguras, resistentes y sostenibles. El Salón de la Fama de la Red Internacional de Mujeres en Seguridad Nacional y Manejo de Emergencias es una de las principales iniciativas de la organización, diseñado y designado para honrar a las mujeres pioneras y líderes en el campo de la seguridad  nacional y manejo de emergencias en todos los niveles de gobierno.

El año pasado Beth Zimmerman, nuestra Administradora Asociada para la Oficina de Respuesta y Recuperación, fue incluida en este salón de la fama. Este año FEMA continúa ese legado, cuando Vilma Milmoe, la Asesora Principal de Políticas para el Instituto de Manejo de Emergencias (EMI, por sus siglas en inglés), fuera una de las seis mujeres incluidas en el Salón de la Fama.

Hablé con Vilma acerca de esta experiencia y sobre la importancia de que las mujeres estén bien representadas en el manejo de emergencias.

Vilma comenzó su carrera en manejo de emergencias como voluntaria de VISTA (Voluntarios al Servicio de América), luego del azote de la tormenta tropical Agnes (1972). En ese momento, el desastre fue descrito como la peor tormenta de la nación, causando graves daños a su comunidad local y al campus universitario donde estudiaría en un futuro.

Posteriormente, en 1996 Vilma comenzó su carrera en FEMA en la oficina de la Región II en la ciudad de New York, como directora de la División de capacitación, preparación y ejercicios. "Yo tenía una plantilla de 20 empleados  y era la responsable de los entrenamientos y ejercicios, incluyendo la preparación de emergencia radiológica, los riesgos tecnológicos y el terrorismo, así como las subvenciones para toda la región, que ayudaron a establecer la prioridad de las operaciones de respuesta de la región", recordó.

Su transición al Instituto de Manejo de Emergencias (EMI) fue natural, convirtiéndose en la directora del Programa de Estudios Independientes en 2001. Cuando asumió la dirección de este programa, ya había alcanzado un total máximo de 128, 000 cursos terminados. El mayor logro durante su servicio en esta posición fue la conversión de los cursos de papel a digital, cuando puso a disposición de los estudiantes los cursos de estudio independiente que se ofrecían a través del correo regular, y que ahora están disponibles en línea.

Para el año 2003, el Programa de estudios independientes del Instituto de Manejo de Emergencias había llegado a los 3.1 millones de cursos de estudio independiente completados para ese año, el cual sirvió de apoyo directo para la capacitación de la nación en comando de incidentes. La expansión de este recurso de capacitación nacional es un verdadero testimonio de liderazgo y de dirección de Vilma.

Actualmente se desempeña como Asesora Principal de Políticas en el Instituto de Manejo de Emergencias. En esta posición, Vilma apoya la prioridad de FEMA de mejorar la capacidad de respuesta de nuestro organismo ante eventos catastróficos.

Después de hablar de su carrera, dialogamos sobre el homenaje a las mujeres en el campo del manejo de emergencias y la seguridad nacional. Esto es lo que me dijo:

"El manejo de emergencias nunca cumplirá con su misión si no hay diversidad. La verdadera diversidad - en todas sus formas - no es una sola imagen de los individuos de diversos orígenes que coexisten y que contribuyen en cualquier organización, sino más bien la oportunidad para un compromiso activo con diferentes ideas, enfoques y soluciones a los problemas. Este es un campo complejo y necesitamos la máxima colaboración para enfrentar y resolver estos problemas. Hacemos mejoras significativas en la vida de las personas cada día y tenemos que ser capaces de relacionarnos con nuestras comunidades diversas".

La funcionaria expresó su agradecimiento por el reconocimiento otorgado y, lo más importante; enfatizó el honor que sintió de formar parte de un grupo de mujeres notables, que han sido galardonadas y que serán honradas en el futuro: "Me uno a las filas de las mujeres destacadas de FEMA que han recibido el premio en el pasado - lo que evidencia que la labor que las mujeres realizan en FEMA es notable".

Como parte de su inducción al Salón de la Fama, Vilma tiene que comprometerse a hacer proyectos adicionales durante el próximo año que promuevan a las mujeres y su participación en el manejo de emergencias.

Una de las prioridades en su lista de tareas pendientes es llegar a los centros de enseñanza superior, para ayudar a promover el campo del manejo de emergencias entre los estudiantes: "Tengo la intención de trabajar con los funcionarios de estas instituciones, con el fin de guiar y aconsejar a los estudiantes y hablarles sobre lo que representa una carrera en manejo de emergencias. Es un campo difícil y complejo, pero también es uno de los más gratificantes".

Las futuras funcionarias y líderes de manejo de emergencias, que algún día podrían ser incluidas en el  Salón de la Fama de inWEM, necesitan escuchar sobre las posibilidades de carrera y las oportunidades que les esperan, y Vilma puede ser esa persona ya que su pasión y positivismo con relación a su carrera son notables.

Algunos consejos que Vilma me ofreció como joven profesional en el manejo de emergencias, y que también pueden servir a otros es: "No tengan miedo de ponerse de pie y asumir nuevos papeles desafiantes. Nunca se dejen intimidar por las posiciones disponibles”.

Antes de terminar nuestra conversación, Vilma dijo algo que realmente me llego: “Mirando hacia el futuro, espero que algún día la diversidad sea algo natural y que ni siquiera sea algo que se note. Es absolutamente esencial para lo que hacemos”. Entonces, en ese momento pensé nuevamente en cómo yo he visualizado el campo del manejo de emergencias; una industria predominantemente masculina.Ciertamente, no podría estar más de acuerdo con la visión de Vilma para el futuro del manejo de emergencias.

Contenido Relacionado

Last Updated: 
02/06/2017 - 09:20