Contenido Principal

Apoyando las comunicaciones por desastre desde el espacio

Author: 

Dos miembros del Centro de Tecnología y Seguridad Nacional del Hume Center de Virginia Tech trabajan para construir antenas de radio que servirán para ayudar a los operadores de radio amateur en la respuesta a los desastres.
El Director de Investigación del Hume Center, Robert McGwier (derecha), y el investigador asociado Zachary Lefke están construyendo antenas de radio que serán utilizadas en la estación terrestre de Virginia Tech. Crédito de la imagen: Virginia Tech

 

Sabemos que después de un desastre las comunicaciones convencionales pueden verse afectadas. Las líneas telefónicas pueden caerse y el servicio de celulares puede saturarse con la avalancha de llamadas, mensajes de texto y de correo electrónico, haciendo muy difícil que los sobrevivientes y los organismos de primera respuesta puedan mantenerse en contacto. Este no es un escenario imaginario ni un ejercicio intelectual. Es una realidad que hemos visto suceder una y otra vez durante desastres de gran y pequeña escala.

Aquí es donde entra la radio amateur, o lo que los participantes del pasatiempo se refieren en inglés como los “ham radio”.

Estos radioaficionados suelen intervenir en situaciones de emergencia, sirviendo como enlace de comunicación entre los organismos de primera respuesta para proteger a la comunidad cuando fallan tecnologías de las telecomunicaciones que permiten el funcionamiento de teléfonos inteligentes, torres de celulares y el Internet. Los radioaficionados voluntarios también sirven como una fuente de valiosa información en los estados iniciales de una emergencia. A menudo, ofrecen este servicio público en asociación con grupos de voluntarios como los Equipos de Respuesta a Emergencias Comunitarias (CERT, por sus siglas en inglés), que siempre están listos para entrar en acción de forma rápida y efectiva. 1

Les debemos mucho a estos voluntarios y hay que hacer todo lo posible para apoyar la labor que realizan ayudando a que las comunidades se recuperen en casos de desastre. Es por eso que nos hemos unido a  la Asociación Nacional de Radioaficionados en los EE.UU y con los investigadores del Ted and Karyn Hume Center for National Security and Technology de Virginia Tech en Blacksburg, Virginia - uno de los líderes en tecnología de radio amateur - para desarrollar un nuevo satélite de comunicaciones que ayudará a que los radioaficionados transmitan señales de radio en los Estados Unidos las 24 horas del día, los 365 días del año. Después de todo, los desastres pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento.

Con este nuevo satélite, programado para ser lanzado en 2017, los radioaficionados involucrados en el apoyo a las comunicaciones por desastre tendrán una conexión más fiable y mayor capacidad en sus comunicaciones. 2 En este momento, las señales de radio utilizadas por los radio amateur a menudo deben ser devueltas fuera de la ionosfera para dar cabida a la comunicación a largas distancias. Desafortunadamente, este tipo de propagación de radio no es eficiente puesto que el alcance de la señal y la calidad pueden verse afectados o incluso detenidos por fenómenos meteorológicos espaciales, como las erupciones solares y las tormentas geomagnéticas. 2 Este satélite es único por que ofrecerá otra capa de soporte para servicios de emergencia, proporcionando un centro de comunicaciones exclusivo para los radioaficionados, que estará orbitando todos los días por encima de los EE.UU., en la órbita geosincrónica. Esto ayudará a que los administradores de emergencias desplegados en las zonas de desastre puedan proporcionar comunicaciones de apoyo a largo plazo para los socorristas en tierra, convirtiéndose en otra herramienta de valor incalculable a su disposición. 2

Los radioaficionados han llegado al rescate en más de una ocasión, un ejemplo ocurrió durante el huracán Sandy cuando las líneas de teléfono fijas y de teléfonos celulares se quedaron fuera de servicio en Nueva York y Nueva Jersey.

Los radioaficionados también marcaron la diferencia en 2013, cuando Colorado se vio afectado por una inundación histórica. Las inundaciones devastaron áreas en todo el estado, amenazando también a una planta de aguas residuales que sirve a más de 80,000 personas. Los voluntarios del Servicio de Emergencia de Radioaficionados – una subdivisión de la Asociación Nacional de Radioaficionados  -saltaron a la acción, creando una red para vigilar la situación y recoger datos. Como resultado, fueron capaces de tomar el control de la instalación remotamente, ayudando a prevenir el derrame de cualquier agua residual a consecuencia de las inundaciones. 3

Esta nueva colaboración con los radioaficionados ayudará a que nuestras comunidades sean más resistentes y esperamos que el lanzamiento sea todo un éxito.

Nota del editor: Jessica Stapf colaboró en la investigación para este artículo.

Recursos:

  1. Sitio web de la Asociación Nacional de Radioaficionados: Servicio de Emergencia de Radioaficionados (en inglés)
  2. Comunicado de Prensa de Virginia Tech: "Primer satélite de radioaficionados en la órbita geo sincrónica ayudará en las comunicaciones de emergencias"(en inglés)
  3. Estudio de Caso: Los radioaficionados voluntarios protegen el abastecimiento de agua comunitaria (en inglés)
Last Updated: 
02/06/2017 - 09:20