Contenido Principal

Hugo: entonces y ahora

Author: 

No recuerdo lo que era trabajar en manejo de emergencias antes del huracán Hugo. En cierta forma, fue nuestro comienzo y una experiencia que aún recordamos hoy. A las 6 am del 21 de septiembre de 1989, el huracán Hugo se dirigía hacia el condado de Charleston y la orden de evacuación estaba en pleno efecto. El Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Charleston, que se encuentra en un pequeño edificio de bloques de cemento con un almacén de metal adjunto, fue activado. La habitación donde trabajábamos era sencilla y sin muros reforzados, apenas lo suficientemente fuerte para resistir la tormenta categoría 4. Hugo tocó tierra a las 10 p.m., y justo antes de la medianoche, el techo comenzó a deteriorarse ante nuestros propios ojos. El agua entraba por el techo y tuvimos que tomar refugio bajo lo primero que pudiésemos encontrar. No éramos los únicos. La facilidad del Servicio Nacional de Meteorología de Charleston perdió su techo también. Cuando el ojo de la tormenta pasó sobre nosotros, seguimos las luces de las cámaras y equipos de televisión hasta un lugar seguro, a unos 300 metros de distancia.

El amanecer del viernes, 22 de septiembre de 1989, volvimos a nuestro Centro de Operaciones de Emergencia para evaluar los daños. Todas las tejas del techo estaban en el suelo y no había electricidad. Pero a pesar de esto, trabajamos con los que teníamos para comenzar la operación de recuperación del condado de Charleston.

Hoy día, gracias a tecnología más avanzada e instalaciones mucho más fuertes, podemos servir mejor a nuestros ciudadanos. El huracán Hugo nos enseñó una dura lección. Para ser eficaces, tenemos que estar mejor preparados, tener edificios robustos y capacidades de comunicación redundantes para poder actuar de manera decisiva inmediatamente después de un desastre.

El Departamento de Manejo de Emergencias del Condado de Charleston ahora está localizado en una facilidad más fuerte con un centro 911. La instalación se encuentra aproximadamente 45 pies sobre el nivel del mar. Las comunicaciones, además de estar consolidadas, son de 800 MHz en todo el condado. Nuestras comunicaciones de respaldo incluyen la radiodifusión, teléfonos y radios de satélite, radio marino, y el Palmetto 800 MHz del estado.

Tenemos dos generadores de reserva, con 72 horas de combustible, y además de estar en el agua comercial y alcantarillado, tenemos una cisterna y un sistema séptico. Hemos añadido las capacidades de conferencia de video y ahora podemos llevar a cabo reuniones de información con nuestros funcionarios locales sin que tengan que viajar físicamente al EOC.

También tenemos una posición dedicada a las redes sociales. El uso de las redes sociales nos ayudará a crear más concientización entre nuestros ciudadanos según les enviamos información crucial. También tenemos un Centro de Información Conjunta que se creó tomando en consideración el aporte de los medios de comunicación locales para satisfacer sus necesidades.

A menudo, después de un desastre, escuchamos a los funcionarios de manejo de emergencias hablar de las "lecciones aprendidas". Aprendimos innumerables lecciones hace 25 años con el paso de Hugo. Hemos trabajado fuerte para estar mejor preparados para desastres y ser más resilientes para poder servir al pública de manera más eficaz y eficiente. Hoy día, Charleston es un mejor lugar gracias a estos esfuerzos.

Last Updated: 
02/06/2017 - 09:21