Contenido Principal

Yendo más allá del plan

Author: 

Lo que usted decida hacer, no hacer, o esté indeciso sobre qué hacer depende de dos condiciones: lo esperado y lo inesperado. Por ejemplo, ¿qué hace usted si se da cuenta que el tanque de gasolina de su vehículo se está quedando sin combustible? Lo más probable llene el tanque de camino a casa o a primera hora la mañana siguiente. ¿Por qué? Porque usted tiene que ir a su trabajo y sabe que necesitará un tanque con gasolina para hacerlo.

Ahora consideremos si un percance imprevisto afectara sus planes o rutina. Usted llenó el tanque y va de camino a su casa tal y como lo había planeado. Su pareja trabajará tarde así que era su turno de cocinar la cena; vio las noticias, ayudó a los niños con sus tareas y sacó al perro a pasear después de la cena. ¿Qué pasa si alrededor de las 7 p.m. azotara un tornado o si una tormenta severa ocasionara un apagón en su vecindario? ¿Qué haría? ¿Cuál es su plan?

¿Qué le pasaría a su pareja? Sus pensamientos estarían enfocados en dónde se encontrará y cómo estará - ¿Estaría al tanto del informe del tiempo? ¿Habrá tomado refugio? ¿Dónde estará ahora y cómo podremos comunicarnos? ¿Se encontrará bien?

Desafortunadamente, son muchas las familias que se han visto en estas circunstancias. Y lo que resulta aún peor es que los desastres son impredecibles – sabemos que ocurrirán, pero no sabemos cuándo, cuán grave, o dónde estaremos en el momento en que ocurra.

El Mes Nacional de Preparación – que se celebra todos los años durante el mes de septiembre– sirve como un recordatorio que todos debemos tomar medidas para estar preparados para los diferentes tipos de emergencias que puedan afectarnos. Estas medidas, ya sean grandes o pequeñas, nos permiten ir más allá de simplemente estar preparados para lo esperado para poder tomar acción y prosperar ante emergencias inesperadas.

 

Este año, mediante su campaña Listo, FEMA está promoviendo el tema “Sensibilícese con los desastres, tome medidas y prepárese” resaltando las acciones que individuos y grupos pueden tomar para prepararse para emergencias. Estas medidas se resaltan en los temas de casa semana:

Semana 1: Cómo... Conectarse con la familia tras un desastre.

Semana 2: Sepa Cómo planificar las necesidades específicas antes de un desastre.

Semana 3: Cómo... Crear un equipo de emergencia.

Semana 4: Cómo... Practicar para una emergencia.

Suena fácil, ¿verdad? Lamentablemente, los resultados de una encuesta nacional realizada por FEMA muestran que alrededor de 50% del público americano aún no ha tomado pasos para desarrollar un plan de emergencias o discutir qué hacer ante los diferentes tipos de emergencias con sus familias.

Volvamos a la situación anterior… ¿Cómo se comunicaría con su pareja? ¿Han establecido un punto de encuentro para emergencias? ¿Tienen un punto de contacto fuera de la comunidad con quien puedan los dos comunicarse?

Desarrollar y practicar un plan de emergencias y tener suministros a la mano son solo algunos de los pasos que usted puede tomar hoy para prepararse. Estas medidas son sencillas y podrían marcar la diferencia entre la vida y la muerte cuando ocurre un desastre.

Es probable que reciba muchos recordatorios por correo electrónico durante el mes de septiembre, incluyendo anuncios de servicio público sobre la preparación para desastres.  Pero ningún recordatorio, actividad o promoción será igual de útil y eficaz que los pasos que usted tome para garantizar su seguridad y la de su familia. Recuerde planificar más allá de lo común y también considerar casos especiales – como las necesidades de personas con discapacidades, personas con poco dominio del inglés, personas de edad avanzada, y las mascotas.

Le pedimos que tome medidas para estar mejor preparado este año 2014 que lo que estuvo el año pasado. Es hora de cerrar la brecha entre lo esperado y lo inesperado. Es hora de “Sensibilizarse con los desastres, tomar medidas y prepararse”.

¿Listo? Visite Listo.gov para comenzar su plan.

Last Updated: 
02/06/2017 - 09:20