Amenazas biológicas

Main Content

Los agentes biológicos son organismos o toxinas que pueden matar o incapacitar a la gente, el ganado y las cosechas. Los tres grupos básicos de agentes biológicos que muy probablemente se utilicen como armas son bacterias, virus y toxinas. La mayoría de los agentes biológicos son difíciles de cultivar y mantener. Muchos se descomponen con rapidez cuando se exponen a la luz solar y otros factores ambientes, mientras que otros, como las esporas de ántrax, viven mucho tiempo. Los agentes biológicos pueden dispersarse rociándolos en el aire, infectando a los animales que transmiten la enfermedad al hombre y contaminando los alimentos y el agua. Los métodos de dispersión son:

  • Aerosoles—los agentes biológicos se dispersan en el aire, formando una neblina fina que puede extenderse por varias millas. La inhalación del agente puede causar enfermedades en el hombre o los animales.
  • Animales—algunas enfermedades se propagan por medio de insectos y animales, como pulgas, ratones, moscas, mosquitos y ganado.
  • Contaminación de alimentos y agua—algunos organismos patógenos y toxinas pueden sobrevivir en los suministros de agua y alimentos. La mayoría de los microbios pueden matarse y las toxinas desactivarse cocinando los alimentos e hirviendo el agua. Casi todos los microbios mueren al hervir el agua durante un minuto, pero algunos tardan más tiempo. Siga las instrucciones oficiales.
  • Persona a persona—también es posible la propagación de algunos agentes infecciosos. Los seres humanos han sido la fuente de infección de la viruela, la peste bubónica y los virus Lassa.

La información específica sobre los agentes biológicos puede conseguirse en el sitio Web de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, en www.bt.cdc.gov.

¿Cómo protegerme de una amenaza biológica?

 

Last Updated: 
07/24/2014 - 16:00
Back to Top