¿Está listo?

Main Content

Tener dónde refugiarse es crucial en épocas de desastre. Un refugio es apropiado cuando las condiciones requieren que busque protección en su casa, lugar de trabajo u otro lugar dónde se encuentre cuando ocurre un desastre. Buscar refugio fuera de la zona de peligro incluiría quedarse con amigos y familiares, buscar alojamiento comercial o albergarse en un centro de atención colectivo operado por grupos de ayuda en conjunto con las autoridades locales.

Para que un refugio sea efi caz, es necesario considerar primero el riesgo y luego elegir un lugar dentro de la casa u otra construcción que ofrezca protección contra el peligro. Por ejemplo, en el caso de un tornado, debe seleccionarse un cuarto en un sótano o una habitación interior en el nivel más bajo posible, lejos de las esquinas, ventanas, puertas y paredes que dan al exterior. Debido a que los lugares más seguros donde buscar refugio varían dependiendo del riesgo, este tema se aborda en detalle en las diferentes secciones que tratan sobre los riesgos. Estas explicaciones incluyen recomendaciones para sellar el refugio si los riesgos exigen este tipo de protección.

Image of a shelterAunque los albergues colectivos suelen proporcionar agua, comida, medicamentos e instalaciones sanitarias básicas, debe planear llevar consigo el equipo de suministros para desastre para asegurarse de que contará con las cosas que necesite. En los albergues colectivos hay que vivir con mucha gente en un espacio reducido, lo que puede resultar difícil y desagradable. Para evitar confl ictos en esta situación de tensión, es importante cooperar con los administradores de los albergues y sus colaboradores. Tenga presente que las bebidas alcohólicas y las armas están prohibidas en todos los albergues de emergencia y que hay restricciones para fumar.

El tiempo que tenga que permanecer en un refugio puede ser breve, como durante una advertencia de tornado, o largo, como en una tormenta invernal. Es importante que permanezca en el refugio hasta que las autoridades locales informen que puede salir sin peligro. Además, es necesario turnarse para oír las transmisiones de radio y mantener una guardia de seguridad las 24 horas del día. Durante períodos prolongados en un refugio, es indispensable administrar el agua y los alimentos para garantizar que usted y su familia cuenten con los suministros y las cantidades requeridos. A continuación, se proporciona orientación para lograrlo.

Administración del agua

Fundamentos

  • Permita que la gente beba de acuerdo a sus necesidades. Muchas personas necesitan incluso más del promedio de medio galón (2 litros) por día. La cantidad individual necesaria depende de la edad, actividad física, estado físico y época del año.
  • Nunca racione el agua a no ser que las autoridades así lo ordenen. Beba la cantidad que necesita hoy e intente encontrar más para mañana. Bajo ningún concepto una persona deberá beber diariamente menos de un cuarto de galón (1 litro) de agua. Para reducir al mínimo la cantidad de agua que su organismo necesita, disminuya su actividad y permanezca en lugares frescos.
  • Primero beba el agua que sepa que no está contaminada. Si es necesario, el agua sospechosa, como el agua turbia de las llaves normales o el agua de riachuelos o estanques, puede ser utilizada después de que se haya sometido a un tratamiento. Si no es posible someterla a un tratamiento, aplace el consumo del agua sospechosa lo más que pueda, pero no se deshidrate.
  • No beba gaseosas en lugar de agua. Las gaseosas no cumplen con los requisitos del consumo de agua. Las bebidas con cafeína y alcohol deshidratan al organismo, lo que aumenta la necesidad de beber agua.
  • Cierre las válvulas de agua principales. Tendrá que proteger los suministros de agua que ya tenga en su casa para impedir que se contaminen si oye informes de cañerías de agua o alcantarillas rotas, o si los funcionarios locales le advierten de un problema. Para cerrar el suministro de agua entrante, localice la válvula de entrada y gírela hasta cerrarla. Asegúrese que usted y sus familiares sepan llevar a cabo este procedimiento importante.
    • Para utilizar el agua que haya en las tuberías, permita que entre aire a la cañería abriendo la llave en su casa al máximo nivel. Saldrá una pequeña cantidad de agua. Después obtenga agua de la llave situada en la parte más baja de la casa.
    • Para utilizar el agua de su tanque de agua caliente, asegúrese que la electricidad o el gas estén apagados, y abra el desagüe en la parte de abajo del tanque. Para que el agua comience a fluir, apague la válvula de admisión de agua del tanque y abra la llave del agua caliente. Vuelva a llenar el tanque antes de prender el gas o la electricidad. Si se apaga el gas, será necesario que un profesional lo vuelva a prender.
Suministros de agua
Suministros seguros
  • Cubitos de hielo derretidos
  • Agua extraída del calentador del agua (si el calentador del agua no ha quedado averiado)
  • Líquidos de productos enlatados como jugos de fruta o verduras
  • Agua extraída de la tubería

Suministros inseguros

  • Radiadores
  • Calderas de agua caliente (sistema de calefacción doméstico)
  • Camas de agua (los fungicidas que han sido agregados al agua o las sustancias químicas en el vinilo podrían volver el agua impotable)
  • El agua de la taza o del tanque del inodoro
  • Piscinas y jacuzzis (las sustancias químicas utilizadas para eliminar microbios están tan concentradas como para poder beber el agua sin peligro, aunque sí puede utilizarse para la higiene personal, la limpieza y otros usos afines)

Tratamiento del agua

Trate toda el agua de dudosa calidad antes de utilizarla para beber, lavar o preparar alimentos, lavar platos, cepillarse los dientes, o para hacer hielo. Además de oler y saber mal, el agua contaminada puede contener microorganismos (microbios) que causan enfermedades como disentería, cólera, fiebre tifoidea y hepatitis.

Existen muchas formas de tratar el agua. Ninguna es perfecta. A menudo la mejor solución es una combinación de métodos. Antes de tratarla, permita que cualquier partícula en suspensión se deposite en el fondo o cuélelas con filtros de café o capas de tela limpia.

Asegúrese que tiene todos los materiales necesarios en su equipo de suministros en caso de desastres para el método que haya elegido para tratar el agua.

Existen tres métodos para tratar el agua. Son los siguientes:

  • Hervir el agua
  • Tratamiento con cloro
  • Destilación

Estas instrucciones son para tratar el agua de dudosa calidad en una situación urgente, cuando no haya disponible ningún otro suministro confiable de agua limpia, o cuando se haya gastado toda el agua almacenada.

Hervir el agua

Hervir el agua es el método más seguro para tratarla. En una olla o tetera grande, caliente el agua hasta que hierva intensamente durante un minuto completo, teniendo presente que parte del agua se evaporará. Deje que el agua se enfríe antes de beberla.

El agua hervida sabrá mejor si le vuelve a agregar oxígeno vertiéndola de un recipiente limpio a otro varias veces. De esta manera también se podrá mejorar el sabor del agua almacenada.

Tratamiento con cloro

Puede utilizar el blanqueador líquido doméstico para eliminar los microorganismos. Solamente use el blanqueador líquido doméstico normal que contiene de 5,25 a 6,0 por ciento de hipoclorito de sodio. No use blanqueadores perfumados, blanqueadores para ropas de color ni blanqueadores con limpiadores agregados. Debido a que la potencia del blanqueador disminuye con el tiempo, utilice el blanqueador de una botella que no lleve mucho tiempo abierta o que no se haya abierto todavía.

Agregue 16 gotas (1/8 de cucharilla) de blanqueador por cada galón (aproximadamente 3,5 litros) de agua, remuévala y déjela reposar durante 30 minutos. El agua deberá tener un ligero olor a blanqueador. Si no lo tiene, entonces repita la dosis y déjela reposar otros 15 minutos. Si todavía no le huele a cloro, deséchela y busque otro suministro de agua.

Otras sustancias químicas, como el yodo o los productos para el tratamiento del agua que ofrecen las tiendas de artículos para acampar o de descuentos que no contienen del 5,25 al 6,0 por ciento de hipoclorito de sodio como único ingrediente activo, no se recomiendan y no deberían utilizarse.

Destilación

Si bien los dos métodos descritos anteriormente eliminarán la mayoría de los microbios del agua, la destilación eliminará los microbios (gérmenes) que resisten a estos métodos, así como los metales pesados, las sales y la mayoría de las otras sustancias químicas.

Image of how to distill waterLa destilación implica hervir el agua y después recoger solamente el vapor que se condensa. El vapor condensado no tendrá sal ni la mayoría de otras impurezas. Para destilarla, llene con agua la mitad de una olla. Ate una taza al asa de la tapa de la olla de modo que la taza quede colgando con el lado hueco hacia arriba cuando la tapa esté bocabajo (asegúrese de que la taza no toque el agua) y hierva el agua durante 20 minutos. El agua que gotea de la tapa a la taza es agua destilada.

Eficacia de los métodos de tratamiento del agua

MethodsElimina microbiosElimina otros contaminantes (metales pesados, sales y la mayoría de las otras sustancias químicas)
Hervirno
Con clorono
Destilación
Last Updated: 
07/24/2014 - 16:00
Back to Top