Una respuesta rápida en toda la comunidad marca los primeros treinta días de recuperación

Main Content
Fecha de publicación: 
28 mayo, 2014
Número de publicación: 
031

JACKSON, Miss. – Era el 28 de abril cuando los tornados azotaron de Oeste a Este en Mississippi, y el comienzo de cinco días de fuertes tormentas que también trajeron lluvia e inundaciones. El Servicio Meteorológico Nacional confirmó 23 tornados en el estado, y 14 muertes. Más de 1,200 hogares y 90 negocios fueron destruidos o sufrieron daños importantes. Aproximadamente 2,000 hogares y 200 negocios fueron dañados de alguna manera. A dos días del comienzo, la solicitud del gobernador Phil Bryant para una declaración federal de desastre fue concedida por el presidente Obama.

Una docena de condados fueron tan golpeados que pronto calificaron para recibir Asistencia Individual federal para ayudar a los individuos y a los hogares. También se incluyo la Asistencia Pública para ayudar a los gobiernos locales y a ciertas organizaciones sin fines de lucro privadas en 10 condados.

La Cruz Roja de Estados Unidos abrió rápidamente refugios para los desplazados por los tornados y eventualmente puso en funcionamiento seis refugios que proporcionaron 678 pernoctaciones, 21,512 comidas y 25,721 aperitivos para el momento en que fueron cerrados. El Ejército de Salvación abrió ocho cocinas móviles ("Cantinas") y tres sitios de alimentación fijas. Sirvieron 10,256 comidas, 13,547 bebidas y 7,328 aperitivos.

Apenas una semana después de que el tornado destruyera el Centro Médico de Winston, el único hospital de la zona, MEMA y FEMA, con la asistencia del estado de Carolina del Norte, entregó un reemplazo. El Hospital Nacional de Desastres Móvil, que FEMA mantuvo en estado de alerta en Carolina del Norte, se cargado en 27 camiones con remolque y entregado a Louisville para su instalación. MEMA arrendó otra docena de unidades móviles en Mississippi para ser instalada como salas de exámenes para los pacientes.

El Equipo Estatal de Asistencia Médica de Mississippi, operado por el Centro Médico de la Universidad de Mississippi, brindó atención médica de emergencia a los ciudadanos del condado de Winston mientras el Hospital Nacional de Desastres Móvil era transportado y montado.

Menos de tres semanas después de que su hospital fuera destruido, el personal del Centro Médico de Winston abrió sus nuevas instalaciones temporales a las 7 a.m. del 19 de mayo.

Mientras tanto, el 3 de mayo, MEMA y FEMA abrieron los primeros tres centros de recuperación de desastres, donde los sobrevivientes del desastre podían obtener información de recuperación en persona. Esos centros se encontraban en Louisville y Tupelo, que brevemente tuvo dos centros. El 5 de mayo, otros tres centros abrieron en Brandon, Columbus y Mantachie. Eventualmente, 10 centros serían abiertos, el último el 12 de mayo en Laurel. Seis permanecían abiertos esta semana. Los centros han recibido cerca de 4,000 visitas hasta la fecha.

La Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa también provee el personal de los centros de recuperación de desastres para ayudar a las personas, las familias y a las empresas a entender el proceso para obtener préstamos a bajo interés y a largo plazo. Actualmente, la SBA ha aprobado 95 préstamos para vivienda a propietarios de viviendas y arrendatarios por un total de poco más de $6.6 millones de dólares para la reconstrucción, la reparación y el reemplazo de propiedades dañadas.   

La SBA continúa teniendo personal en todos los centros de recuperación de desastres para brindar asistencia para completar y devolver las solicitudes de préstamos. La SBA informa que no hay necesidad de esperar en una liquidación del seguro y exhorta a las personas que tengan solicitudes de préstamos de la SBA a completarlas y devolverlas a la mayor brevedad posible.

Para muchos habitantes de Mississippi, el rostro de FEMA fue el miembro de su cuadro de Asistencia a los sobrevivientes de desastres, que son los ojos y oídos de FEMA en las comunidades afectadas. Se reúnen con los funcionarios locales, los líderes comunitarios y religiosos, los dueños de negocios, las escuelas y las organizaciones de servicios para identificar a los sobrevivientes del desastre que pueden necesitar ayuda personalizada para inscribirse y recibir asistencia de FEMA. Han visitado más de 8,500 hogares e interactuado con más de 6,000 sobrevivientes del desastre en Mississippi.

{0>Mitigation is the word FEMA uses to describe the job of helping residents reduce the risk of damage in a future disaster.<}96{>Mitigación es la palabra que FEMA utiliza para describir el trabajo de ayudar a los residentes a reducir el riesgo de daños en un desastre futuro. Equipos de mitigación de alcance a la comunidad de FEMA se pueden encontrar en tiendas de mejoras para el hogar, armados con asesoramiento específico a la situación, folletos y panfletos que explican cómo reparar o reconstruir de manera más segura y resistente.

En otro frente, MEMA y FEMA crearon un grupo de trabajo conjunto para abordar el complejo problema de vivienda ocasionado por el desastre . A nivel estatal, 767 familias se quedaron sin hogar como consecuencia de los tornados.

Luego de una revisión oficial de las solicitudes de asistencia de los propietarios de viviendas y arrendatarios, más de una docena de casos fueron remitidos al enlace de la agencia voluntaria para recibir una posible asistencia de voluntarios para reparar o reconstruir sus hogares. Más de 30 familias de sobrevivientes de desastres adicionales fueron identificadas como con necesidades funcionales y de acceso. Sus casos fueron remitidos a las agencias pertinentes. En total, se determinó que había alojamiento temporal adecuado en 11 de los 12 condados elegibles para recibir Asistencia Individual de FEMA.

El 20 de mayo, FEMA aprobó una misión directa de vivienda para los residentes del condado de Winston, donde tuvo lugar la destrucción más grave y concentrada a causa de los tornados. Nuevas casas móviles de propiedad de FEMA pueden proporcionarse como vivienda temporal ahí donde no se disponga de vivienda de alquiler u otro alojamiento adecuado.

Siempre que sea posible, las casas móviles temporales se instalarán en lugares privados, mientras se reconstruyen las viviendas. También se utilizarán sitios para casas móviles vacantes disponibles en los parques existentes.

Pero primero, los escombros de los tornados deber ser removidos de las propiedades de los sobrevivientes del desastre elegibles para el uso temporal de una casa móvil de FEMA. Por ley, FEMA no está autorizada para pagar por la limpieza de escombros en propiedades privadas. Sin embargo, voluntarios del desastre experimentados y con las habilidades necesarias respondieron a Mississippi. Ellos están ayudando a los sobrevivientes a sacar los escombros de sus lotes y los bordes de las carreteras.

MEMA y FEMA están conectando a esos voluntarios con los recursos para poder hacer el trabajo. MEMA, a través de su Centro de Operaciones de Emergencia para Negocios recientemente lanzado, trabajó con empresas del sector privado que están dispuestas a donar herramientas y equipos, más el combustible diesel para hacer funcionar el equipo pesado.

Durante la cuarta semana de la catástrofe, se aprobaron las primeras solicitudes para casas móviles temporales, al igual que los sitios considerados aptos. Dos serán colocados en las propiedades de los dueños de viviendas en Noxapater, Mississippi, y cuatro se instalarán en lotes vacantes en un sitio para remolques en Louisville. Más solicitudes están siendo procesadas ​​tan rápido como es posible.

Dos casas móviles temporales llegaron a Mississippi el martes; ambas son “tipo parque” de 34 pies y una habitación. Uno cumple con las Normas Federales Uniformes de Accesibilidad para el uso por parte de un solicitante con discapacidad. Más unidades harán el viaje de tres horas desde la zona de concentración de FEMA en Selma, Alabama a medida que los solicitantes son aprobados y los sitios son preparados.

Los voluntarios de los Servicios de Desastres Menonitas, bajo convenio con MEMA y FEMA, están limpiando los sitios de escombros usando su propio equipo y combustible, así como equipos y combustible donados. Otros grupos de voluntarios, incluidos Southern Baptist Disaster Relief, Samaritan’s Purse y Team Rubicon, han colocado lonas en los techos de las viviendas dañadas y han removido los escombros.

Esta semana se realizaron reuniones de Asistencia Pública de lanzamiento para los 10 condados elegibles para recibir subvenciones de FEMA para ayudar a los gobiernos locales a cubrir los costos de remoción de escombros y las medidas de protección de emergencia. Nueve de los 10 condados también son elegibles para ayudar a financiar la reparación o reposición de los bienes públicos dañados.

La Asistencia Pública beneficia a todos los contribuyentes de los condados designados en la medida en que se los exime de cargar con los gastos para dar respuesta a los desastres y para la reconstrucción de las instalaciones públicas.

Los sobrevivientes del desastre en los condados de Itawamba, Jones, Leake, Lee, Lowndes, Madison, Montgomery, Rankin, Simpson, Warren, Wayne y Winston pueden ser elegibles para el programa de Asistencia Individual de FEMA.

Las personas y los hogares en estos condados pueden inscribirse para recibir Asistencia Individual de FEMA en línea en el sitio http://www.disasterassistance.gov/espanol, mediante un teléfono inteligente o una tableta en m.fema.gov/esp, llamando a la línea de ayuda de FEMA al 800-621-3362. Las personas con sordera, impedimentos auditivos o que tengan una discapacidad del habla y usen el TTY, deben llamar al 800-462-7585. Las líneas están en funcionamiento de 7 a.m. a 10 p.m. (hora del centro) y hay asistencia multilingüe disponible.

Para más información sobre la recuperación de desastres en Mississippi, vaya al sitio FEMA.gov/Disaster/4175. Visite el sitio web de MEMA en msema.org/  o en Facebook, facebook.com/msemaorg.

La misión de FEMA es apoyar a todos los ciudadanos y a las agencias de primera respuesta para garantizar que, como país, trabajemos juntos para desarrollar, mantener y mejorar nuestra capacidad de prepararnos, protegernos y recuperarnos de los peligros, responder ante ellos y mitigarlos.

Los programas de recuperación para desastres están disponibles sin prejuicio en virtud de raza, color, religión, nacionalidad, sexo, edad, discapacidad, nivel de competencia en inglés o situación económica. Si usted o alguien que usted conoce ha sido víctima de la discriminación, llame sin costo a FEMA al número 800-621-3362. Si usted tiene impedimentos auditivos o del habla y usa un TTY, llame directamente al 800-800-462-7585; si usa el 711 o el Servicio de retransmisión de video (VRS, por sus siglas en inglés), llame al 800-621-3362.

Los programas de asistencia temporal de vivienda de FEMA y los subsidios para gastos de transporte público, gastos médicos y odontológicos, y gastos funerarios y de sepelio no exigen que las personas soliciten un préstamo a SBA. No obstante, las personas que reciban solicitudes de préstamos de SBA deben enviarlas a los funcionarios de préstamos de SBA para poder recibir asistencia que cubra propiedades personales, reparaciones o reemplazo de vehículos, y gastos de mudanzas y almacenamiento.

###

 

Fecha de la última actualización: 
3 junio, 2014 - 17:59
Región, estado o gobierno tribal: 
Back to Top