Un Año Despues: Subvenciones de Asistencia Pública Ayudan a Comunidades a Recuperarse del Desastre

Main Content
Fecha de publicación: 
23 septiembre, 2013
Número de publicación: 
4086-219

LINCROFT, N.J. -- El otoño pasado, la supertormenta Sandy arrolló el hermoso estado jardín y dejó un desastre a su paso: 8.7 millones de yardas cúbicas de escombros. Esa cantidad es suficiente para llenar un estadio de fútbol hasta una altura de 1 milla.

Se apilaron montañas de escombros una vez que los contratistas del estado examinaron y clasificaron los escombros en diferentes categorías.Avon, Nueva Jersey, 17 de enero de 2013. Se apilaron montañas de escombros una vez que los contratistas del estado examinaron y clasificaron los escombros en diferentes categorías. La FEMA financia la remoción de escombros de la categoría A de remoción de escombros que establece la Asistencia Pública. La misión de la FEMA es apoyar a nuestros ciudadanos y a los equipos de primera respuesta, para garantizar que, como nación, trabajemos juntos para construir, sostener y mejorar nuestra capacidad de prepararnos para los peligros, protegernos de ellos, responder y mitigarlos cuando ocurren y después recuperarnos. Adam DuBrowa/ FEMASin embargo, los escombros que produjo Sandy no estaban ordenados en una pila, en un campo de fútbol. Estaban desparramados en jardines, entradas para automóviles, carreteras; bloqueaban el paso de vehículos de emergencia, y dejaban restos de viviendas y bienes a la vista, en todos los vecindarios y las comunidades. A fin de poder dar respuestas a las emergencias y mantener la seguridad pública, el estado de Nueva Jersey y sus comunidades locales iniciaron de inmediato la tarea de remoción de escombros.

Fue un trabajo complicado. Luego de limpiar las calles y eliminar los peligros para la seguridad, el foco se dirigió a la remoción de desechos vegetales, electrodomésticos, materiales de construcción y residuos peligrosos que Sandy depositó a su paso.

Se transportó en camiones la mayor parte de desechos vegetales hasta plataformas desde donde se los introducía en trituradoras industriales. Parte del producido se usó como mantillo y otra parte se transportó a sitios de entierro de residuos. Los desechos vegetales que no se trituraron se llevaron directamente a esos sitios.

En el manejo de electrodomésticos y objetos electrónicos, los contratistas tomaron y desecharon apropiadamente los que constituyen peligros para el medioambiente (aceites, gases, etc.) y reciclaron los componentes aprovechables.

Solo en Nueva Jersey, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias procesó 888 planillas de proyectos para la remoción de escombros. En las planillas se hace una lista de los trabajos y los costos correspondientes, que son la base para reembolsos a entidades elegibles, como gobiernos y agencias locales y estatales, y determinadas organizaciones privadas sin fines de lucro, para proyectos que reúnen los requisitos de la Asistencia Pública.

Las comunidades de Nueva Jersey pagaron un alto precio para eliminar los escombros que dejó Sandy: más de 500 mil millones de dólares. De ese monto, las subvenciones de la Asistencia Pública de la FEMA reembolsarán al estado y a dichas comunidades más de 455 millones de dólares por los escombros eliminados. Mediante las subvenciones de la Asistencia Pública se reembolsa a los gobiernos estatales y locales, como también a algunas organizaciones privadas sin fines de lucro algunos costos elegibles relacionados con el desastre, por las tareas de respuesta y recuperación. Esto incluye el pago de horas extras a los equipos de respuesta de emergencia, el pago de combustible y equipos necesarios, así como el pago de remoción de escombros y reconstrucción, reparación o reemplazo de instalaciones e infraestructura públicas elegibles, como rutas y puentes.

Carol Casak, residente de Camp Osborn, posa al lado de su planta, lo único que sobrevivió de su hogar después del huracán Sandy y el incendio que devastó la comunidad poco tiempo despuésBrick, Nueva Jersey, 21 de junio de 2013. Carol Casak, residente de Camp Osborn, posa al lado de su planta, lo único que sobrevivió de su hogar después del huracán Sandy y el incendio que devastó la comunidad poco tiempo después. La FEMA financia el costo de la remoción de escombros en este vecindario. Rosanna Arias/FEMAEsos reembolsos subvencionados ayudan a salvar comunidades y a personas. Camp Osborn, pequeña comunidad costera de Brick Township, perdió casi todos sus bungalows ante la marejada ciclónica. Al desastre siguió un incendio, que las autoridades sospechan que provino de una pérdida de gas producida en medio de los escombros. Por ocho meses, los escombros quedaron detrás de una valla de cadenas, hasta que llegaran máquinas para levantarlos y trasladarlos de allí.

El recuerdo de la destrucción provocada por la tormenta afectó a las personas que perdieron sus hogares, según manifestó Steve Acropolis, alcalde de Brick, quien inspeccionó las ruinas en junio, durante una entrevista mientras se limpiaba el lugar de escombros.

“Las personas recorrían este lugar en sus vehículos y decían "esa era mi casa", "esa era mi cocina de microondas",  "ese era mi refrigerador". Les causa dolor pasar por aquí, expresó. "Es necesario que saquemos los escombros de los lotes tan rápidamente como podamos".

Ese día, cuando se empezó a sacar los escombros, marcó un nuevo comienzo. Como muchas comunidades de Nueva Jersey que se estaban recuperando de la supertormenta Sandy, Brick y Camp Osborn confiaban en las subvenciones de la Asistencia Pública para lograrlo. Acropolis dijo que la asistencia permitió que la ciudadanía emergiera del período que siguió a Sandy.

"La ciudad debería declararse en quiebra", explicó el alcalde, "si hubiéramos tenido que pagar el costo de la limpieza después de la tormenta".

En Nueva Jersey, las subvenciones de la Asistencia Pública de la FEMA para los trabajos de recuperación después de la supertormenta Sandy cubrieron no menos del 90% de los costos elegibles no cubiertos por los pagos de los seguros. El solicitante paga los costos remanentes. Con las subvenciones de la Asistencia Pública, la FEMA proporciona financiamiento al estado de Nueva Jersey para reembolsar a los solicitantes.

Las subvenciones también se pueden usar para pagar la reparación, reconstrucción o reemplazo de instalaciones e infraestructura públicas elegibles, como rutas y puentes.

Con las subvenciones se pagará para que un establecimiento público, por ejemplo, un edificio escolar, se regrese al estado previo al desastre. No obstante, con las subvenciones no se pagará el costo de reemplazos de obras de última generación.

Las organizaciones privadas sin fines de lucro elegibles para Asistencia Pública incluyen establecimientos médicos, educacionales, de servicios públicos, para emergencias o de cuidados no médicos.

A partir del 20 de septiembre de 2013, la FEMA dedicó $912 millones a subvenciones de Asistencia Pública para todas las respuestas a emergencias, remoción de escombros y trabajos permanentes elegibles, para la recuperación de Nueva Jersey de la supertormenta Sandy.

 

 

Enlace de vídeo: Camp Osborn – A Bittersweet Day (Un día agridulce)

A continuación la serie Un año más tarde presenta una mirada a cuestiones de refugios y viviendas.

La misión de FEMA es apoyar a nuestros ciudadanos y a los equipos de primera respuesta, para garantizar que, como nación, trabajemos juntos para construir, sostener y mejorar nuestra capacidad para prepararnos para los peligros, protegernos de ellos, responder y mitigarlos cuando ocurren, y luego recuperarnos.

Siga a la FEMA en línea en www.fema.gov/blog, www.twitter.com/fema, www.facebook.com/fema, ywww.youtube.com/fema. También siga las actividades del administrador Craig Fugate en www.twitter.com/craigatfema

 

 

 

Fecha de la última actualización: 
13 noviembre, 2013 - 11:04
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top