Se aproxima la fecha límite del 13 de abril para la inscripción en FEMA, solicitudes de la SBA

Main Content
Fecha de publicación: 
5 abril, 2013
Número de publicación: 
NR-201

NEW YORK –   El 13 de abril es la fecha límite para inscribirse para posible asistencia federal por desastre y para solicitar un préstamo por desastre de Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa para ayudarle a New York a recuperarse del huracán Sandy.

A medida que se aproxima la fecha límite para inscripción y solicitud a una semana desde el sábado, se han aprobado más de $3100 millones de dólares en asistencia por desastre para los sobrevivientes. 

Esa cifra se traduce en familias que vuelven a sus hogares y a las escuelas, negocios que vuelven a abrir y vecindarios que comienzan a avanzar.

La fecha límite para que los sobrevivientes se inscriban para solicitar la posible asistencia de FEMA y para solicitar un préstamo por desastre de la SBA es el 13 de abril.  La inscripción puede hacerse utilizando uno de varios recursos:

  • En Internet en DisasterAssistance.gov/espanol.
  • A través de un teléfono inteligente o tableta en m.fema.gov/esp o descargue la aplicación de FEMA
  • Por teléfono, 800-621-3362 (mensaje de voz, 7-1-1/retransmisión) o (TTY) 800-462-7585.

Las solicitudes de préstamo por desastre de la SBA se pueden completar en https://DisasterLoan.SBA.gov/ELA. Para obtener más información acerca de los préstamos por desastre de la SBA, llame al 800-659-2955 (TTY 800-877-8339).

La recuperación ha sido un esfuerzo de toda la comunidad que ha incluido a las agencias federales, tribales y locales, el sector privado y organizaciones voluntarias y religiosas. Y amedida que la reconstrucción continúa en los próximos meses, los recursos y la experiencia de estas organizaciones se reunirá a través de la Coordinación Federal para Recuperación del Desastre, impulsada por necesidades individuales, locales y estatales.

En los meses desde que Sandy devastó New York, casi 271000 personas se han inscrito para recibir asistencia en los 13 condados designados. Se han entregado más de $943 millones de dólares a los sobrevivientes para asistencia con alquileres, reparaciones y artículos perdidos en la tormenta.

La SBA aprobó préstamos por un total de más de $1300 millones de dólares en préstamos para propietarios, inquilinos y negocios de todos los tamaños.

El Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones ha pagado reclamos por un total de $3200 millones de dólares a 56688 titulares de pólizas.

Apenas unos pocos días después de la tormenta, el estado y FEMA abrieron su primer Centro de recuperación por desastre para sobrevivientes. En total, se abrieron 65 centros de recuperación para ayudar a más de 176000 sobrevivientes del desastre.

En su máxima capacidad, FEMA y otras agencias federales enviaron a más de 4156 miembros de su personal a New York desde los 50 estados, el Distrito de Columbia y cinco territorios de EE.UU. Permanecen casi 2000, que incluyen a 500 neoyorquinos contratados para trabajos de recuperación.

Y para aliviar a los gobiernos locales, estatales y tribales de una porción significativa de la carga financiera que supone pagar la infraestructura que sufrió el impacto de Sandy, el programa de Asistencia Pública de FEMA ha aprobado $817 millones de dólares para la reparación o el reemplazo de instalaciones públicas, la remoción de escombros y los costos de emergencia relacionados con el desastre. El programa está financiado por FEMA y administrado por el estado.

Hasta la fecha, se han aprobado 628 proyectos para financiación bajo el programa de Asistencia pública, que incluye a hospitales, escuelas, parques públicos y bibliotecas, transporte y organizaciones privadas sin fines de lucro. 

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos y agencias locales y estatales han removido 5,6 millones de yardas cúbicas de escombros, suficientes escombros como para rellenar un poco más de 3 veces y media el edificio Empire State de 102 pisos.Además, el Cuerpo drenó 270 millones de galones de agua de los trenes subterráneos, túneles y pasos subterráneos en un plazo de dos semanas de ocurrida la tormenta, una cantidad suficiente como para llenar un espacio equivalente a 843 canchas de con una profundidad de un pie.

Más de 500 organizaciones voluntarias y religiosas nacionales, estatales y locales han ayudado a las personas necesitadas. Proporcionan donaciones, gestión de voluntarios, reparación de viviendas, cuidado de niños, servicios de asesoramiento y eliminación de moho y suciedad de los hogares.

FEMA, junto con líderes estatales y locales, desarrollaron el programa Alojamiento y Energía Eléctrica Esencial Temporal (STEP, por sus siglas en inglés) que proporcionó reparaciones de emergencia y permitió que más de 21000 familias de la ciudad de New York, y los condados de Nassau y Suffolk volvieran a sus hogares hasta que se pudieran completar las reparaciones permanentes.

Para garantizar que el idioma no fuera un obstáculo para recibir asistencia, FEMA proporcionó información en 26 idiomas, envió especialistas de campo multilingües y estableció una Línea de Asistencia de Idioma sin cargo para apoyar a quienes no hablaran inglés ni español.

Para satisfacer las necesidades de sobrevivientes sordos, con dificultades auditivas, o ciegos se utilizaron herramientas de tecnología asistida que incluyeron software que convierte texto en habla y distintos tipos de aumentos para las personas ciegas o con dificultades de la vista que visitan los centros de recuperación.  A los sobrevivientes sordos o con dificultades auditivas se les ofrecieron dispositivos para escuchar mejor, iPad 3s con aplicaciones de lenguaje de interpretación de señas y teléfonos con texto.

El sector privado también desempeñó un papel fundamental en la divulgación de la información sobre los tipos de asistencia disponibles. La comunidad comercial ha mostrado el mensaje en pantallas de video en Times Square, Madison Square Garden y Lincoln Center, entre otros lugares. La Autoridad Metropolitana de Tránsito ha colocado carteles en las paradas de autobuses y las entradas de los trenes subterráneos, así como también en el ferry de Staten Island. La Comisión de Taxis de la ciudad de New York publicó el mensaje en pantallas de video en los automóviles.

Debido a la escasez de unidades de alquiler disponibles después de la tormenta, FEMA albergó provisoriamente a 99243 personas y familias en hoteles y moteles a través de su programa de Asistencia de Alojamiento de Transición mientras buscaron hacer arreglos de viviendas para el largo plazo.

FEMA utilizó los medios sociales para llegar a una gran audiencia de New York y amplificar la disponibilidad de programas estatales y federales. Los comunicados de prensa sobre los programas y las mejores prácticas en audio y video se publicaron para que el mundo los viera.  Desde el inicio de este desastre, la cuenta “@FEMASandy” de Twitter ha acumulado 3100 seguidores y la página Sandy en Facebook ha recibido 2490 «me gusta».

Fecha de la última actualización: 
5 abril, 2013 - 16:19
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top