Cien días después, las comunidades de New York se encaminan hacia la recuperación de Sandy

Main Content
Fecha de publicación: 
6 febrero, 2013
Número de publicación: 
NR-161

NEW YORK – La mayor parte de los escombros ya no está. Las comunidades están elaborando planes para el futuro y los sobrevivientes del huracán Sandy reciben asistencia financiera para las pérdidas relacionadas con la tormenta.

En New York, cien días después de que la tormenta tocara tierra el 29 de octubre del 2012, el proceso de recuperación está bien encaminado. Toda la comunidad participa en la iniciativa de recuperación, incluidas las agencias federales, tribales y locales, el sector privado y organizaciones voluntarias y religiosas.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha aprobado $888.5 millones para personas y hogares en New York a fin de ayudar a los sobrevivientes elegibles a afrontar los costos de alquiler temporario y otras pérdidas no aseguradas como consecuencia del huracán.

Muchas personas han aprovechado los préstamos por desastre de bajo interés de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. La SBA ha aprobado préstamos por desastre para 12,991 propietarios de viviendas, inquilinos y empresas por un total de $892.2 millones.

El Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones ha pagado reclamos por un total de $1,900 millones a 56,000 titulares de pólizas.

Después de una tormenta devastadora, una de las prioridades es limpiar los escombros para que los vecinos puedan comenzar la reconstrucción. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos y agencias locales y estatales han removido 5.2 millones de un total estimado de 5.6 millones de yardas cúbicas de escombros. Además, el Cuerpo drenó 270 millones de galones de agua de los trenes subterráneos, túneles y pasos subterráneos en un plazo de dos semanas de ocurrida la tormenta.

Para garantizar que todos reciban información sobre la asistencia, FEMA brinda información en 25 idiomas.

El sector privado desempeña un papel fundamental en cuanto a divulgar la información sobre los tipos de asistencia disponibles. La comunidad comercial ha mostrado el mensaje en pantallas de video en Times Square, Madison Square Garden y Lincoln Center, entre otros lugares. La Autoridad Metropolitana de Tránsito ha colocado carteles en las paradas de autobuses y las entradas de los trenes subterráneos, así como también en el ferry de Staten Island. La Comisión de Taxis de la ciudad de New York publicó el mensaje en pantallas de video en los automóviles.

El programa de Asistencia Pública de FEMA ha aprobado, hasta el momento, $606 millones para la reparación o el reemplazo de instalaciones públicas, la remoción de escombros y los costos de emergencia relacionados con el desastre, entre otros gastos. Estas subvenciones incluyeron $106 millones destinados al Departamento de Policía de New York (NYPD, por sus siglas en inglés) para cubrir costos de personal durante la emergencia, $46 millones para el Departamento de Sanidad de New York para gastos de mano de obra y equipos, y $24 millones para la ciudad de Long Beach para la remoción de escombros.

Más de 500 organizaciones voluntarias y religiosas nacionales, estatales y locales están ayudando a las personas necesitadas. Proporcionan donaciones, gestión de voluntarios, reparación de viviendas, cuidado de niños, servicios de asesoramiento y eliminación de moho y suciedad de los hogares.

Los especialistas en mitigación aconsejan a los propietarios sobre los métodos para reconstruir las estructuras de manera que sean más resistentes frente a los daños de futuras tormentas. Hasta la fecha, 21,000 han recibido información.

Debido a la escasez de unidades de alquiler disponibles después de la tormenta, FEMA albergó provisoriamente a 5,917 personas y familias en hoteles y moteles a través de su programa de Asistencia de Alojamiento de Transición. Esta es una opción a corto plazo para los sobrevivientes elegibles mientras realizan los arreglos para encontrar una vivienda a largo plazo.

En las semanas posteriores a la tormenta, las agencias federales enviaron más de 5,000 miembros de su personal a New York. Muchos de estos especialistas aún siguen trabajando. Además, FEMA ha contratado a más de 500 residentes locales para que colaboren con las operaciones de recuperación del desastre. Los sobrevivientes de la tormenta continúan recibiendo ayuda personalizada para el proceso de recuperación en los Centros de Recuperación por Desastre. Hasta ahora, los neoyorquinos han visitado los centros en 151,116 ocasiones.

El coordinador federal de recuperación por desastre de New York está trabajando junto con colaboradores del sector público y privado a nivel federal, estatal y local para identificar las necesidades insatisfechas y los recursos tradicionales e innovadores que pueden usarse para respaldar la reconstrucción. Estos esfuerzos darán lugar a una estrategia que se usará para orientar el desarrollo en los próximos años.

Se recomienda a las personas que han sufrido pérdidas como consecuencia de la tormenta que se inscriban en FEMA antes del 27 de febrero. Pueden inscribirse en FEMA en Internet en www.DisasterAssistance.gov/espanol o a través de un teléfono inteligente o tableta en m.fema.gov/esp. Además, pueden llamar al 800-621-3362 o (TTY) 800-462-7585. Las personas que usan el servicio 711

o el servicio de transmisión de video (VRS, por sus siglas en inglés) pueden llamar al 800-621-3362.  Los números de teléfono gratuitos están disponibles de 7:00am a 1:00am, hora del este, los siete días de la semana.

Para obtener más información sobre la recuperación después del huracán Sandy en New York, visite www.FEMA.gov/SandyNY.

Fecha de la última actualización: 
7 febrero, 2013 - 15:59
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top