Solicitantes de ayuda de FEMA deben esperar cartas por correo

Main Content
Fecha de publicación: 
27 septiembre, 2011
Número de publicación: 
4017-026

SAN JUAN, PR -- Cualquier sobreviviente del huracán Irene que haya solicitado ayuda con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), que no ha sido contactado por la Agencia, debe llamar a la línea de ayuda de FEMA al 1-800-621-3362 (TTY at 800-462-7585). Los sobrevivientes deben esperar una carta de FEMA y del Gobierno de Puerto Rico que explica en qué punto del proceso se encuentran, cuál es el próximo paso y si se les ha aprobado dinero, cómo deben utilizarlo.

Los sobrevivientes no deben desalentarse si reciben un carta que indique que no son elegibles o que les fue denegada la asistencia. La carta provee una explicación de qué pasos debe seguir para cambiar la situación de la solicitud de asistencia. Además, los sobrevivientes pueden llevar la carta a un centro de recuperación para pedir ayuda con el proceso de apelación.

Para determinar si un sobreviviente puede recibir asistencia por desastre, FEMA debe:

  • Verificar la identidad del solicitante. Utilizar el nombre del sobreviviente tal y como aparece en la tarjeta del seguro social facilita el proceso de identificación. Si los documentos de identificación se perdieron durante el huracán, el personal de recuperación por desastre puede hacer referidos para remplazar los mismos.
  • Verificar los daños. Las condiciones previas que tuviera la vivienda no son elegibles para asistencia por desastre. Si un sobreviviente entiende que un inspector no vio todos los daños, debe llamar a la línea de ayuda de FEMA o visitar un centro de recuperación por desastre.
  • Verificar la ocupación de la vivienda. Los solicitantes deben proveer evidencia de ocupación, como por ejemplo una factura de servicios básicos.

Si un sobreviviente recibe la solicitud de préstamo de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (SBA, por sus siglas en inglés), debe someterla para que pueda ser referido a otros programas de FEMA. Los sobrevivientes no están obligados a aceptar el préstamo, pero radicar la solicitud es una parte crucial del proceso de ayuda de recuperación.

Los sobrevivientes deben llamar para actualizar la información de su solicitud, esto incluye los cambios de dirección o números de teléfono. Esta información ayuda a FEMA a mantenerse en contacto con el solicitante.

El 27 de agosto de 2011, el presidente Obama firmó una declaración federal de desastre que hizo elegibles a las familias e individuos afectados por el huracán Irene en los municipios de Aguas Buenas, Arroyo, Caguas, Canóvanas, Carolina, Cayey, Cidra, Coamo, Comerío, Fajardo, Gurabo, Humacao, Jayuya, Juncos, Las Piedras, Loíza, Luquillo, Naguabo, Naranjito, Orocovis, Patillas, Ponce, Río Grande, San Juan, San Lorenzo, Trujillo Alto, Vega Baja, Vieques y Villalba para solicitar ayuda por desastre.

La misión de FEMA es apoyar a sus ciudadanos y personal de primera respuesta para garantizar que trabajamos en conjunto para construir, sostener y mejorar nuestra capacidad de preparación, protección, respuesta, recuperación y mitigación de todos los riesgos.

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top