FEMA Financia Asesoramiento Para Casos de Crisis en Escuelas de Joplin

Main Content
Fecha de publicación: 
16 agosto, 2011
Número de publicación: 
1980-145

COLUMBIA, Mo. -- Cuando comiencen las clases el 17 de agosto, miembros de equipos de asesoramiento para casos de crisis dedicados a trabajar con niños estarán en cada escuela con el fin de asistir a los estudiantes afectados por el tornado para que se adapten sus nuevos entornos.

El trabajo con los niños y jóvenes después del tornado del 22 de mayo es posible gracias a la aprobación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) de una subvención del Programa de Servicios Inmediatos (ISP, por sus siglas en inglés) por más de $1.5 millones para el Departamento de Salud Mental de Missouri destinados a servicios de asesoramiento para casos de crisis para los sobrevivientes de las recientes severas tormentas, inundaciones y tornados.

Healing Joplin, una colaboración comunitaria liderada por el centro Ozark Center, la división de salud del comportamiento de Freeman Health System, ofrece primeros auxilios emocionales a niños, adultos y ciudadanos mayores al proporcionarles enlaces a servicios y recursos comunitarios adecuados al igual que asesoramiento individual para casos de crisis.

Una reciente experiencia de compra permitió que los niños, acompañados por asesores para casos de crisis, seleccionaran la vestimenta para la escuela de entre los artículos donados. Otra oportunidad fue la participación de los niños en un maratón de cortes de cabello donde obtuvieron cortes gratis. Muchas empresas han donado mochilas, anteojos, vacunas, útiles escolares y todos los servicios y artículos necesarios para regresar a clases.

"La comunidad de Joplin ha estado atenta a las necesidades de estos niños y jóvenes", afirmó Debbie Fitzgerald, gerenta de proyecto.

Fitzgerald explicó que una de las terapias para los niños implica manifestar las sensaciones de estrés con muñecos de trapo y promocionarles mantas del proyecto Project Linus (para que los tapen) y juguetes de peluche. Los artículos fueron donados, algunos de tan lejos como California.

Los miembros de los equipos de asesoramiento para casos de crisis visitaron todas las guarderías autorizadas en los condados de Jasper y Newark para observar a los niños jugar. También visitaron los campos de niños y niñas, la YMCA y varias escuelas de Vacation Bible Schools donde observaron y ofrecieron servicios de asesoramiento necesarios.

Los trabajadores para casos de crisis del centro Ozark Center asistieron al servicio conmemorativo de la comunidad y al lanzamiento de globos. También brindaron asesoramiento posterior al evento y entregaron juguetes de peluche durante la visita del presidente Barrack Obama.

"Algunas veces cuando hay nubes en el cielo los niños recuerdan el tornado; incluso los niños más pequeños", comentó Fitzgerald. Contó el caso de una niña de 2 años de edad que estaba en el automóvil con su madre en el momento del tornado. Y luego, se negaba a sentarse en el asiento del automóvil y no quería alejarse de al lado de su madre.

"Después de varias sesiones con los asesores durante las cuales se llevaron a cabo terapias de juego, la niña parece estar mucho mejor", comentó Fitzgerald.

Se aconseja a los padres que estén atentos a las siguientes reacciones de sus hijos después de un tornado:

  • Preocupación ante la aparición de otro tornado.
  • Preocupación por la seguridad de otros, especialmente de las mascotas.
  • Retroceso en el desarrollo, como chuparse el dedo o mojar la cama.
  • Sobresalto con facilidad.
  • Miedo a la oscuridad, lluvias o truenos.
Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Back to Top