Main Content

Una Vez Las Aguas Bajan

Release date: 
3 junio, 2009
Release Number: 
1791-503b

TEXAS CITY, Texas -- Los peligros que implican las inundaciones no finalizan cuando las aguas comienzan a bajar, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que ha estado trabajando con la División de Servicios de Emergencia del Gobernador (GDEM, por sus siglas en inglés) con motivo del huracán Ike.

Con el historial de inundaciones del estado, los residentes de Texas deben saber qué hacer después de un huracán. 

"Ser parte de una comunidad significa ayudar al prójimo", expresó Gary Jones, administrador encargado de la Región 6 de FEMA. "Le recomendamos tomar un curso de primeros auxilios o de técnico en emergencias médicas (EMT, por sus siglas en inglés); una vez que garantice la seguridad de su familia, ayude a un vecino. Con estas acciones estará más que preparado, pasará a ser esencial para su comunidad por las habilidades con las que cuenta".

Después de un huracán

Escuche la radio o la televisión y no regrese a su hogar hasta que las autoridades indiquen que es seguro hacerlo.

Recuerde ayudar a sus vecinos que podrían requerir asistencia especial: niños pequeños, personas mayores y personas con discapacidades.

  • Si su vivienda, apartamento o negocio sufrió daños, llame a la compañía de seguros o al agente que administra su póliza de seguro contra inundaciones de inmediato para presentar una reclamación.
  • Antes de ingresar a un edificio, verifique que los cimientos no tengan grietas u otros daños. No entre si existe la posibilidad de que el edificio se derrumbe.
  • Cuando entre al edificio, no encienda fósforos, encendedores ni ningún otro elemento con llama, ya que es posible que haya una fuga de gas. En cambio, utilice una linterna para iluminar el camino.
  • No encienda la luz hasta que un electricista verifique la seguridad del sistema eléctrico.
  • Las aguas de las inundaciones arrastran residuos y productos químicos de las carreteras, campos y fábricas. Si su hogar sufrió una inundación, proteja la salud de su familia y limpie su vivienda de inmediato. Arroje alimentos y medicamentos que puedan haber estado en contacto con las aguas de la inundación.
  • Hasta que las autoridades locales informen que el suministro de agua es seguro, hierva bien el agua para beber y en las preparaciones de comidas durante dos minutos antes de usarla.
  • Tenga cuidado en donde pisa al caminar. Después de una inundación, por lo general, los escalones y los pisos están resbalosos con lodo y cubiertos de escombros, incluso puede haber clavos y vidrios rotos.
  • Tome medidas para reducir el riesgo de futuras inundaciones. Asegúrese de seguir los códigos y ordenanzas de construcción locales en la reconstrucción, y use materiales resistentes a inundaciones y técnicas para su protección y la de su propiedad contra futuras inundaciones.

Consulte la página de FEMA en Internet para obtener información sobre preparación para huracanes:
www.fema.gov/spanish/hazards/hurricanes/2009/index.shtm

La asistencia para la recuperación por desastres está disponible sin distinción de raza, color, religión, nacionalidad, sexo, edad, discapacidad, dominio del idioma inglés o situación económica. Si usted o alguien que conoce ha sido discriminado, comuníquese con FEMA al número gratuito 800-621-3362 (oprima la opción 2 para un operador de habla hispana). Para utilizar la l&iacute...

Last Updated: 
16 julio, 2012 - 18:46
State/Tribal Government or Region: 
Related Disaster: