Consejos Para El Cuidado De Fotos Y Otros Objetos Valiosos Da?ados Por Las Inundaciones En Iowa

Main Content
Fecha de publicación: 
28 julio, 2008
Número de publicación: 
1763-120

DES MOINES, Iowa -- Las pérdidas que causan los desastres normalmente se miden en dólares. Sin embargo, a menudo las pérdidas más importantes son objetos que tienen valor sentimental para personas y familias. ¿Qué hacer con esas posesiones de valor incalculable dañadas en una inundación?

Los expertos en restauración dicen que los objetos valiosos y los recuerdos de familia a veces se pueden salvar después de sufrir daños en una inundación. Con un poco de paciencia, una acción rápida y algunos consejos profesionales, las fotografías, cartas y otros objetos irremplazables se pueden salvar de la inundación.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha consultado con el Instituto Americano para la Conservación de Obras Históricas y de Arte (AIC, por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional para la Conservación de la Propiedad Cultural (NIC, por sus siglas en inglés) para obtener recomendaciones sobre cómo tratar las pertenencias dañadas por el agua.

Diez consejos para recuperar objetos valiosos dañados por el agua:

  • Los objetos mojados se deben enjuagar con agua limpia y clara o un atomizador fino. Si están secos, limpie el sedimento y los desechos con un cepillo suave o dándoles ligeros toques con un paño húmedo.  Si es posible deje secar al aire dentro de casa los objetos húmedos o mojados. La luz solar y el calor pueden ser demasiado intensos y pueden causar grietas, deformaciones y combaduras.

  • Para impedir el crecimiento de moho, reduzca la humedad. Aumente la circulación de aire con ventiladores, ventanas abiertas o aparatos de aire acondicionado y deshumidificadores.

  • Documentos, libros y obras de arte en papel pueden ser extremadamente frágiles cuando están mojados. Si es posible, libere los bordes de grabados y objetos de papel que estén enmarcados o con passepartout, y luego déjelos secar al aire libre. La clave para el secado es la circulación del aire. Evite la luz solar directa. Los libros y papeles que hayan quedado empapados se deben dejar secar o guardar en un refrigerador o congelador hasta que un restaurador profesional los pueda tratar.

  • Nunca se debe intentar separar las fotografías y negativos mojados que se hayan quedado pegados. Sumérjalos en agua limpia hasta que se separen solos. Enjuáguelos de nuevo en agua fresca y limpia. No toque la superficie húmeda. Déjelos secar sobre una superficie limpia y plana. Evite secar las fotos con luz solar directa, ya que se pueden quebrar, deformar o descolorar. Es posible que las fotografías se comben durante el secado, pero se pueden alisar más tarde. Si tiene un congelador disponible, congele las fotos inmediatamente después de enjuagarlas. Guarde varias fotos a la vez unidas con un cordel o en una bolsa de plástico tipo Zip-Lock. Si es posible, ponga papel encerado entre una foto y otra para evitar que se peguen. Las fotos se pueden separar y dejar secar al aire libre más tarde.

  • El agua también perjudica seriamente a telas, cueros y otros materiales orgánicos, los cuales se deben dejar secar al aire libre.

  • Quite las pinturas del marco, pero no del bastidor. Déjelas secar con la superficie pintada hacia arriba y lejos de la luz solar directa.

  • Si hay objetos rotos o que empiezan a romperse, coloque todos los pedazos, trozo...
Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Back to Top