Las Personas Con Necesidades Especiales Tienen Que Prepararse Para Los Huracanes

Main Content
Fecha de publicación: 
4 junio, 2007
Número de publicación: 
1606-285

AUSTIN, Texas -- Para los millones de estadounidenses que padecen de incapacidades físicas, médicas o de otro tipo, emergencias como los huracanes, las inundaciones y los tornados representan un verdadero desafío. Ese mismo desafío es el que enfrentan los ancianos y otra parte de la población que tiene necesidades especiales.

“Las personas que tienen necesidades especiales son las más indicadas para planificar cómo protegerse cuando ocurra un desastre porque saben cuáles son sus necesidades personales y sus limitaciones”, dijo Sandy Coachman, directora de la Oficina Transitoria para la Recuperación en Austin, operada por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. “No obstante, estas necesidades únicas pueden requerir una planificación más detallada, además de la colaboración de vecinos, amigos, familiares, compañeros de trabajo y encargados de cuidado personal”.

Coachman sugiere que cuando los miembros de la familia que tengan parientes en instalaciones de cuidado a largo plazo estén preparando su plan, deben ponerse en contacto con el administrador de la instalación para averiguar cuáles son los planes de emergencia de la instalación y para verificar que esta tenga el plan de comunicación de la familia y los números de teléfono, para que puedan comunicarse en caso de desalojo.

FEMA les sugiere a aquellas personas que tengan necesidades especiales y vivan solas que sigan los siguientes cuatro pasos para que estén preparados para la temporada de huracanes, la cual comienza el 1ro de junio y termina el 30 de noviembre:

Infórmese

Averigüe qué tipo de asistencia especial está disponible en su comunidad, a través del coordinador para el manejo de emergencias de su área o de la sección local de la Cruz Roja de los Estados Unidos.

Haga un plan

Determine qué usted podrá hacer por si mismo y qué tipo de ayuda podría necesitar antes, durante y después de un desastre. Esto debe hacerlo teniendo en cuenta el tipo de desastre al que podría enfrentarse y las habilidades que usted tenga. Considere cuáles son sus necesidades en la vida diaria, cómo irá de un lugar a otro después de un desastre o cómo desalojará a un área más segura.

Organice una red de ayudantes que incluya a encargados de cuidado personal, vecinos, amigos, parientes y compañeros de trabajo que se encuentren en la casa, la escuela, el centro de trabajo, sitios de voluntarios o cualquier otro lugar donde usted pase mucho tiempo. Los miembros de la red que usted organice deberán estar al tanto de sus habilidades y necesidades, y ser capaces de ofrecerle ayuda en cuestión de minutos. Es importante que cuente con más de una persona en cada lugar en el que usted pase su tiempo regularmente, pues las personas trabajan en turnos diferentes, se van de vacaciones y no siempre están disponibles.

Prepare un equipo

Un equipo de suministros para desastres es un conjunto de artículos básicos que usted probablemente necesite para estar cómodo y a salvo durante y después de un desastre. Estos deben guardarse en un recipiente portátil lo más cerca de la puerta de salida posible. Los artículos para necesidades especiales, como baterías para aparatos de oír y sillas de ruedas, comida y agua para los animales de compañía; medicinas esenciales, una lista de los medicamentos y las medicinas por receta que est&eacute...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top