FEMA Anuncia la Venta de Casas Rodantes A Sus Ocupantes en Texas

Main Content
Fecha de publicación: 
30 mayo, 2007
Número de publicación: 
1606-286

AUSTIN, Texas -- En reconocimiento a la prolongada recuperación de los efectos de los huracanes Katrina y Rita, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, lanzó recientemente un programa de venta para venderles las casas rodantes a los ocupantes que cumplan determinados requisitos. 

En pleno apogeo de las operaciones en el sureste de Texas, FEMA les arrendó 4,605 casas rodantes a 4,245 hogares que perdieron su vivienda debido a Rita. (Es posible que algunas familias más extensas hayan requerido múltiples unidades). La cantidad de casas rodantes de FEMA que todavía se están utilizando continúa disminuyendo, en la medida en que las personas que eran inquilinos antes del desastre encuentran apartamentos disponibles, y cada vez más propietarios terminan sus trabajos de reparación y restauración.

Actualmente, 1,630 familias están ocupando 1,763 unidades en 15 condados del sureste de Texas: Angelina, Chambers, Hardin, Jasper, Jefferson, Liberty, Montgomery, Nacogdoches, Newton, Orange, Polk, Sabine, San Augustine, San Jacinto y Tyler.

"Sabemos que todavía hay varios residentes de Texas sufriendo las consecuencias del desastre: con recursos limitados y enfrentando muchos desafíos", dijo Sandy Coachman, directora de la Oficina Transitoria de Recuperación de FEMA, en Texas. "Este programa de venta puede proporcionar un pequeño respiro mientras las personas terminan sus reparaciones". 

Los funcionarios les advierten a todos los ocupantes que las casas rodantes se consideran soluciones de vivienda temporales, y no han sido concebidas para proveer alojamiento seguro y resistente ante el azote de vientos fuertes.

El programa solamente está disponible para aquellos solicitantes que residen actualmente en casas rodantes proporcionadas por FEMA. La oferta de venta se aplica a esta unidad únicamente.

No se permiten sustituciones ni cambios. Las unidades se venderán "en el estado en que se encuentren" y "en el lugar donde se encuentren", sin garantías expresadas ni implícitas.

Una vez que los ocupantes compren la unidad, dejarán de cumplir los requisitos para recibir la ayuda temporal para vivienda por parte de FEMA.

Los ocupantes con los que se hayan comunicado para participar en el programa de venta tienen que firmar y devolver el "Aviso de Interés" en el cual le informarán a FEMA que están interesados en comprar la unidad. Cuando FEMA haya recibido el Aviso de Interés firmado, se les notificará a los ocupantes si cumplen con los requisitos para participar en el programa de venta. Un representante de FEMA se pondrá en contacto con los ocupantes que cumplan con los requisitos para comenzar el proceso de venta o les informará la situación a los ocupantes que no cumplan con los requisitos.

FEMA utiliza una fórmula matemática para determinar el valor justo del mercado justo de la unidad. Los precios de las ventas variarán en gran medida en base a varios factores, entre ellos el tipo de unidad, si la unidad era nueva o usada, y la cantidad de meses que el ocupante haya vivido en la unidad.

Puede haber otros costos como el impuesto de ventas del estado, los seguros de inundación y peligros, los pagos de permisos locales y cualquier otro costo asociado con cambiar la unidad de lugar. Esos costos son responsabilidad del comprador.

La venta de las casas rodantes permite que FEMA ahorre en el costo de desactivar las unidades, así como en  el costo de trasladarlas a un área de almacenamient...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top