Camino De Recuperac?on Se Hace Al Andar Y Con Ayuda Propia

Main Content
Fecha de publicación: 
17 agosto, 2006
Número de publicación: 
1604-417

BILOXI, Miss. -- Es duro para pensar en una recuperación exitosa después del Huracán Katrina cuando todo lo que define una vida se ha desaparecido con la tormenta —casas, trabajos, caros, ropa, fotos, trofeos, aun miembros de la familia.

Sin embargo, el progreso estable de Mississippi queda ilustrado y medido cuando las historias de éxito personal, de aquellos que tomaron total responsabilidad de su recuperación, pueden contadas. Las historias de aquellos que abrazaron el reto de rehacer sus vidas y siempre elegir continuar adelante.

“Si existe que algo que podamos decir sobre este proceso de recuperación, es que nuestros ciudadanos han tomado parte activa de enderezar su vidas y las de sus comunidades,” dijo Mike Womack, Director de la Agencia para el Manejo de Emergencias en Mississippi.

Los ciudadanos de Pass Christian, Paula y Billy Armbruster perdieron el 80 por ciento de su casa y su contenido. Sus vidas como pescadores de camarones se puse en pausa. Las aguas de inundación en su casa ubicada en Cheryl Rasbury’s Bay en St. Louis subieron hasta seis pulgadas del techo. Paula perdió su casa y su trabajo como diseñadora de gráficas. Judy y Mike Hearn en la playa de Belle Fountaine en Ocean Springs perdieron el lado de su casa mirando el Golfo, todo en la primera piso y el trabajo de Mike como un mayorista de mariscos.

Mientras la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Seguridad Nacional estuvo allí para ayudar las personas de Mississippi con dinero inmediato, vivienda temporera y otra asistencia para otras necesidades. Todas estas familias reconocieron que era sólo una parte del proceso de recuperación, y que FEMA estaba presente como un puente en las necesidades inmediatas no una manera de recuperarlo todo.

“Hay que hacer lo que sea necesario,” dijo Paula Armbruster sobre la reconstrucción de sus vidas. Ellos recibieron una casa rodante en septiembre pero necesitaban un ingreso para mantenerse a flote. Paula aceptó un trabajo de FEMA en Picayune y cenaba en la casa de su suegra que era cerca. Su esposo Billy se quedó en su casa de Pass Christian para lidiar con la compañía de seguros y hacer los reparaciones. Ellos se mudaron a su casa reparada en julio de 2006.

Cheryl Rasbury vendió su casa en St. Louis llena de lodo y muebles arruinados y se mudó a Wiggins con su hija y nieta. “Uno necesita levantarse y echar hacia delante”, dijo Cheryl. Utilizo las ganancias de la venta de la casa, para la compra de una casa móvil grande después de haber vivido por un mes en una casa rodante de FEMA. Ella saldó su propiedad nueva y ahora trabaja para el compañía que imprime el periódico para quien ella trabajó antes.

Judy Hearne, una patóloga del habla se desempeña con tres patronos. Su esposo Mike no podía trabajar en la industria de los mariscos por que quedó devastada, sin embargo, consiguió un empleo como contratista en construcción. “No somos ricos,” dijo Judy “pero estamos haciendo lo correcto. Empezamos [en esta recuperación] como cuando éramos recién casados preocupados por el dinero. Ahora estamos mejor que el año anterior.” Ellos todavía están viviendo en una casa rodante de FEMA, mientras esperan por el contratista para reparar su casa.

“FEMA provee asistencia al comeinzo de la recuperación; está de parte de los afectados continuar con el proceso,” dijo Nick Russo, Coodinador Federal para la Recuperación de Mississippi. “Pero estamos aquí para ayudar para mientras la personas de Mississippi nos necesiten.&r...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top