Residentes de Mississippi deberán estar pendientes al envenenamiento con monóxido de carbono, un asesino silencioso

Main Content
Fecha de publicación: 
8 diciembre, 2005
Número de publicación: 
1604-160

JACKSON, Miss. -- Mientras los residentes de Mississippi continúan reconstruyendo sus vidas de los devastadores efectos del huracán Katrina, deberán estar alertas al riesgo de envenenamiento con monóxido de carbono cuando pasen más tiempo en sus vehículos o usan calentadores de combustible con los que no estén familiarizados, generadores o enseres en y alrededor de sus casas. Abrir las puertas y ventanas o encender abanicos no garantiza su seguridad ante este asesino silente.

El riesgo de envenenamiento con monóxido de carbono es particularmente alto durante la temporada de clima frío para las víctimas del huracán Katrina que están lejos de sus hogares y de sus rutinas normales. Hasta el momento, han ocurrido dos muertes en Mississippi como resultado de operar generadores en el interior de viviendas.

"A menudo, después de un desastre natural, como el huracán Katrina, cuando las personas no tienen electricidad, usan fuentes alternas de energía para cocinar y calentarse", indicó Nick Russo, coordinador federal para la recuperación de Mississippi. "Exhortamos a las personas a tener precaución y a usar el buen sentido común alrededor de estos tipos de enseres, no sólo cuando entramos a los meses fríos, sino todo el año".

El envenenamiento con monóxido de carbono por el uso de enseres de combustible mata a más de 200 personas cada año y envía a alrededor de 10,000 a salas de emergencia de hospitales para tratamiento. Otros mueren por el monóxido de carbono producido mientras queman carbón dentro del hogar, un garaje, vehículo o caseta. Y otros más mueren por el monóxido de carbono producido por autos que se dejan encendidos intencionalmente en garajes anexos o generadores de gas donde el escape puede acumularse en espacios donde hay personas.

El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro producido por quemar cualquier combustible fósil. Los síntomas iniciales del envenenamiento con monóxido de carbono son similares a la influenza e incluyen mareo, fatiga, dolor de cabeza, náuseas y respiración irregular. La exposición a altos niveles de monóxido de carbono puede causar la muerte.

La Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC) recomienda que los consumidores utilicen los generadores de gasolina en el exterior para evitar el envenenamiento con monóxido de carbono. Más aún, cada espacio donde hay personas debe tener por lo menos un detector de monóxido de carbono que cumpla los requisitos del Estándar de Laboratorios de Aseguradoras 2034 más reciente o los requisitos del estándar de Servicios de Aprobación Internacional 6-96.

Para más información sobre el monóxido de carbono y el uso seguro de generadores, lea esta publicación del CPSC en: www.cpsc.gov/CPSCPUB/PUBS/portgend.html

FEMA prepara a la nación para todos los riesgos y maneja la respuesta federal y la labor de recuperación después de un incidente nacional. FEMA también inicia actividades de mitigación, adiestra al personal de primera respuesta, trabaja con oficiales en el manejo de emergencias estatal y local y administra el Programa Nacional de Seguro Contra Inundación y la Administración de Bomberos de los EUA. FEMA forma parte del Departamento de Seguridad Nacional el 1 de marzo de 2003.

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top