Ayuda por Huracanes para Ancianos y Personas con Necesidades Especiales

Main Content
Fecha de publicación: 
29 octubre, 2004
Número de publicación: 
1539-211b

ORLANDO, Fla. -- La ayuda para los ancianos y las personas que tienen necesidades especiales, la cual incluye consejería para la salud mental y ayuda para llenar formularios, podría estar disponible para las personas afectadas por uno o más de los huracanes que azotaron el estado en agosto y septiembre.

Amigos, vecinos, familiares y grupos comunitarios pueden ayudarlos a obtener esa ayuda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y el Equipo Estatal de Respuesta a Emergencias (SERT).

“La tensión causada por las tormentas es especialmente difícil para muchos ancianos” dijo Bill Carwile, coordinador federal. “La salud de ellos tal vez podría estar en peligro. De los reportes recibidos, es muy claro que un gran número de ancianos no se han inscrito para recibir ayuda por desastre. FEMA y SERT – y nosotros esperamos que familiares, amigos y vecinos – tomen la iniciativa para asegurarse que nuestros ancianos y aquellos que tienen necesidades especiales no sean dejados fuera del proceso de recuperación del desastre.”

Algunos podrían necesitar ayuda para inscribirse para recibir ayuda. La tecnología telefónica de tacto-de-botones y sus distintas opciones automatizadas, a veces es un desafío para muchas personas. Los ancianos pueden tener complicaciones adicionales. Si alguien tiene un impedimento auditivo, puede agravar la confusión. Ellos también podrían necesitar transporte para ir a un Centro de Recuperación por Desastre o para llenar los formularios necesarios.

Algunos ancianos podrían vacilar para llenar una solicitud para un préstamo a bajo interés de la Administración de Pequeños Negocios (SBA), pero tienen que hacerlo para poder abrir las puertas a otros tipos de ayuda. Si un préstamo no es apropiado, el solicitante puede ser referido a “Ayuda por Otras Necesidades” (ONA), un programa de subvenciones – pero sólo cuando la SBA no aprueba el préstamo. No se puede hacer una solicitud directa al programa ONA. Por lo tanto, las personas que no llenan una solicitud para un préstamo de la SBA, podrían auto descalificarse de poder recibir otro tipo de ayuda. El solicitante no está obligado a aceptar un préstamo de la SBA si es aprobado, pero sí el préstamo se ofrece y la persona no lo acepta, entonces no puede ser referida a otros programas de subvenciones.

Otros ancianos podrían vacilar de solicitar ayuda porque están preocupados que tal vez los hacen mudarse a un hogar de ancianos o una casa rodante. Por lo tanto, ellos deciden quedarse en los alrededores conocidos, aunque su casa está dañada. A los ancianos NO se les requerirá que dejen sus casas en contra de su voluntad. Otro malentendido es que ellos tienen que devolver el dinero que reciben en un programa de subvenciones de FEMA, pero éstas no requieren que sean devueltas.

Después de un desastre, los ancianos a veces son separados de sus comunidades y grupos de apoyo, lo cual hace más difícil la comunicación y la transportación. Se le aconseja a los familiares, amigos y vecinos a que tomen interés en el bienestar de las personas que tienen necesidades especiales y que ofrezcan ayuda y transportación cuando exista una necesidad. Pueden asegurale a los damnificados que él o ella no va a ser obligado/a a mudarse y que la subvención no tiene que devolverse. Si necesitan consejería de salud mental pueden llamar al 1-866-518-1825 de “Project Hope” del Departamento de Niños y Familias del Estado de la Florida, un programa para crisis de salud mental. Esa línea gratuita está disponible las 2...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Back to Top