Los Ni?os Pueden Ser M?s Susceptibles A Tensi?n Emocional Relacionada Con El Desastre

Main Content
Fecha de publicación: 
9 diciembre, 2003
Número de publicación: 
1498-47

PASADENA, Calif. -- Los incendios devastadores que arrasaron secciones del sur de California dejaron mucho más que simplemente destrucción física. A medida que las personas comienzan a reconstruir sus hogares, y sus vidas, también tienen que enfrentarse a la angustia causada por la pérdida de su hogar. Los niños pueden ser particularmente susceptibles a la tensión emocional que puede seguir a un desastre, y sus síntomas pueden persistir por mucho más tiempo de lo esperado, según explican expertos en la materia de salud mental.

Los padres deben estar alerta a las señales de dificultades relacionadas con la tensión emocional y deben aprender a lidiar con los temores de sus hijos y con comportamiento fuera de la norma.

En el caso de niños de cinco años de edad o menores, preste atención a comportamiento que incluya lo siguiente: lloriqueo fuera de lo normal, temor a separación, pesadillas, temor excesivo a la oscuridad, temor a animales, temor a quedarse solos, cambios en su apetito, dificultades al hablar o el regreso a comportamiento anterior tal como el orinarse en la cama o el chuparse los dedos.

Los niños entre las edades de 5 y 11 quizás demuestren mayor irritabilidad, agresividad, o compitan más de lo normal con sus hermanos por la atención de sus padres, o demuestren su ansiedad por lloriqueo quejumbroso, o separándose de sus amistades, o demuestren falta de interés en actividades normales.

Los jóvenes de 11 a 18 años quizás sean más plenamente rebeldes, demuestren problemas físicos o apatía y problemas con el dormir.

Estas señales de ansiedad normalmente son el resultado de pérdidas, interrupción en sus vidas de familia, y la idea de un mundo hostil que un desastre natural puede ocasionar. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) del Departamento para la Seguridad Nacional de los EE.UU y la Oficina de Servicios de Emergencias (OES) del Gobernador han desarrollado la siguiente lista de sugerencias para ayudar a sus hijos a lidiar con las tensiones ocasionadas por el desastre:

Dedique tiempo todos los días, ofreciendo a cada uno de sus hijos atención personal, aunque sea por solo unos minutos al día. Comparta sus experiencias, reafirme su amor, hagan planes juntos, y demuestren su apoyo unos a los otros.

Invítelos a comunicarse. Invite a sus hijos a describir cómo se sienten. Permítales hablar del desastre y hacer cuantas preguntas quieran. Preste atención a lo que digan. Asegúreles que el desastre fue un hecho natural y que ellos no han sido la causa del trastorno en su familia. Si es posible, incluya a toda la familia en la conversación..

Comprenda sus temores. Es sumamente importante que los padres acepten que las ansiedades de sus niños son muy reales para ellos. Ayúdeles a lidiar con esas tensiones por medio de considerar las causas de esas ansiedades y temores. Reconozca que ellos también han sufrido pérdidas, tales como mascotas, juguetes favoritos y otros artículos personales. Confírmeles con firmeza y amor que todo estará bien de nuevo. Mediante su persistencia, los niños llegarán a reconocer que, a la larga, la vida regresará a la normalidad. Si el niño no responde a las sugerencias incluidas aquí, sírvase buscar ayuda de profesionales en la materia de salud mental.

Las personas que necesiten información adicional sobre la consejería por crisis y otros servicios disponibles, pueden comunicarse con su agencia locales para la salud mental. A continuación se suministra una lista de los departamentos para la salud mental en los condados afecta...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top