El Presidente ordena ayuda por desastre para la recuperaci?n de los da?os causados por un hurac?n en Texas

Main Content
Fecha de publicación: 
18 julio, 2003
Número de publicación: 
HQ-03-153

Washington, D.C. -- El director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) anunció hoy que el Presidente Bush ha declarado un desastre mayor en Texas, lo que abre el camino para el uso de fondos federales para asistencia por desastre destinados a ayudar a las familias y negocios a recuperarse de los efectos de Huracán Claudette.

Michael D. Brown, Director de FEMA y Subsecretario de Preparación y Respuesta a Emergencias del Departamento de Seguridad Nacional, informó que el Presidente autorizó la ayuda anoche inmediatamente después de recibir el análisis realizado por FEMA de la solicitud de asistencia federal que presentó el estado. La declaración abarca los daños a las propiedades privadas causados por el huracán que tocó tierra a lo largo de la parte media del litoral del estado el 15 de julio.

"El Presidente Bush actuó con rapidez porque reconoce que la gente necesita ayuda para recuperarse de los daños provocados por esta tormenta", comentó Brown. "El Departamento de Seguridad Nacional y FEMA haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que las personas necesitadas obtengan asistencia lo más pronto y eficientemente posible".

Después de la declaración, Brown designó a los condados de Calhoun, Jackson, Matagorda, Refugio y Victoria elegibles para recibir asistencia para los habitantes afectados, la cual puede incluir subvenciones para ayudar a pagar vivienda temporal, reparaciones de las casas y otros gastos fuertes relacionados con el desastre. Los préstamos con intereses bajos de la Administración de Pequeñas Empresas de EE.UU. también podrán conseguirse para cubrir pérdidas residenciales y comerciales que el seguro no paga por completo.

Además, Brown afirmó que se proporcionarán fondos federales al estado y los gobiernos locales afectados en los cinco condados designados para pagar el 75 por ciento de los costos elegibles de las medidas de protección de emergencia que se adoptaron como respuesta al huracán. La declaración también pone a la disposición del estado financiamiento compartido de proyectos aprobados que reduzcan los riesgos de futuros desastres.

Brown indicó que los estudios de los daños continúan y que más condados y formas adicionales de asistencia para las agencias de los gobiernos estatal y locales pueden designarse más adelante con base en los resultados de las evaluaciones.

Carlos Mitchell, de FEMA, fue nombrado por Brown para coordinar el esfuerzo de ayuda federal. Mitchell dijo que los habitantes y propietarios de negocios afectados en los condados designados pueden iniciar el proceso de solicitud de asistencia por desastre llamando al 1-800-621-FEMA (3362) ó 1-800-462-7585 (TTY) para las personas con impedimentos de habla y audición. Los números de teléfono para llamar sin costo estarán disponibles de las 8 a.m. a las 6 p.m. los siete días de la semana hasta nuevo aviso.

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Desastre relacionado: 
Back to Top