La otra asistencia por desastre: Ayuda para infraestructura

Main Content
Fecha de publicación: 
3 junio, 2003
Número de publicación: 
FNF-03-04
Escuela dañada por una inundación
El programa de Asistencia Pública proporcionó fondos para contribuir a reparar la Escuela Primaria Redwood en Vicksburg, MS. Fotografía de Noticias FEMA

Por lo general, cuando ocurre un desastre, la primera reacción de quienes resultan directamente afectados es solucionar los problemas personales y de seguridad familiar, seguida de la preocupación por las pérdidas materiales.

La atención local, estatal, y en ocasiones regional, nacional e internacional, se centra en las desgracias ocasionadas por un desastre. Por fortuna, cuando dichos incidentes ocurren hay mecanismos de recuperación ya implementados, que están listos para responder de inmediato a las necesidades urgentes de la comunidad. Las agencias locales, estatales y federales cuentan con planes y programas diseñados para brindar asistencia a los particulares, familias, negocios y gobiernos locales en su recuperación. Dicha asistencia puede llegar en la forma de servicios o ayuda financiera.

Sin embargo, hay otro elemento de la recuperación de un desastre que a menudo no recibe mucha publicidad. Se trata de una forma de asistencia que afecta a una comunidad entera, pero por lo general no de la manera inmediata y directa en que lo hacen los programas de asistencia individual. Dicha forma de asistencia es el programa federal de Asistencia Pública (PA) administrado por la Junta Directiva de Preparación y Respuesta del Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

El programa de Asistencia Pública aminora el efecto negativo de un desastre no sólo en aquellos que resultaron damnificados, sino también en toda la comunidad. El programa de PA es el que se ocupa de la recuperación de la infraestructura pública dañada. La infraestructura pública puede incluir caminos, puentes, edificios públicos y organizaciones sin fines de lucro seleccionadas. Se trata de instalaciones y servicios que toda la comunidad usa.

Por ejemplo, un tornado puede generar cantidades enormes de escombros en las calles públicas o dejar edificios en ruinas que representan un grave peligro, mientras que las inundaciones pueden producir cientos de caminos y puentes dañados o arrasados. Los gobiernos locales y estatales tienen la responsabilidad de responder a y recuperarse de tales sucesos devastadores, pero muchas veces necesitan asistencia complementaria para lograr una plena recuperación.

El programa de Asistencia Pública ayuda a los gobiernos locales y estatales a cubrir los costos en que incurren para realizar actividades como la remoción de escombros, la implementación de medidas de protección de emergencia y la restauración permanente de la infraestructura pública. FEMA contribuye a reducir la carga para los gobiernos locales al brindar asistencia para esas actividades necesarias para proteger la vida, la salud pública y la seguridad. Después de una declaración federal de desastre, la parte federal de los costos de recuperación es de por lo menos 75 por ciento. Los gobiernos locales y estatales por lo general comparten el saldo restante.

Además, los departamentos frecuentemente suf...

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Back to Top