Se Les Exhorta a las Comunidades Que se Unan al Programa de Seguro contra Inundaci?n

Main Content
Fecha de publicación: 
10 noviembre, 1998
Número de publicación: 
1257-027

SAN ANTONIO, Texas -- Aunque más del 95 por ciento de las comunidades afectadas por las severas tormentas e inundaciones desde el 17 de octubre hasta el 31 de octubre en Texas participan en el Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés), Funcionarios federales y estatales les exhortan a las comunidades restantes que no están participando, se unan al programa ahora. Los residentes de éstas comunidades que no participan no pueden comprar una póliza del NFIP y no pueden ser elegibles para hipotecas respaldados por el gobierno federal o préstamos tales como los de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés).

"Las comunidades que no están participando en el programa de NFIP, realmente están creando una situación verdaderamente difícil para sus residentes y a los dueños de propiedad", dijo el Coordinador Federal, Robert E. Hendrix de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). "Después de un desastre, ellos no podrán obtener un préstamo por desastre a bajo interés de SBA para reparar sus hogares o negocios".

Las agencias privadas sin fines de lucro, tales como los servicios de educación o médico, también sufren las consecuencias cuando sus comunidades no participan en el NFIP. No pueden obtener permisos de construcción y se ven forzados a usar sus propios fondos para reconstruir.

Las comunidades restantes pueden unirse en cualquier tiempo, una vez que acuerdan implementar y ejercer las medidas para el manejo de los planos de inundación para reducir los riesgos de inundación. Estas medidas gobiernan nueva construcción y estructuras sustancialmente improvisadas en las áreas especiales designadas en riesgo de inundación en los mapas del gobierno federal. La intención de las medidas también son para prevenir daños adicionales y repetitivos en tales áreas.

"NFIP está allí para proteger a las personas contra futuras pérdidas, sin importar donde radican", agregó Hendrix. "Pero no pueden hacer esto a menos de que su gobierno local acuerda unirse al programa nacional".

Muchas personas creen equivocadamente que si viven en una área que no es designada como área especial en riesgo de inundación, nunca se inundarán. Aún así, la experiencia muestra que una cuarta parte hasta una tercera parte de todos los reclamos por daños de inundación, vienen de las áreas de bajo riesgo.

A nivel nacional, más de 10 millones de hogares están en las áreas especiales designadas en riesgo de inundación. Menos del 25 por ciento de éstos hogares están protegidos por seguro contra inundación, a pesar del bajo costo y gran valor.

"No existe razón por la cual las comunidades pueden rechazar éste programa tan importante", notó Laundy. "Y sin el, ellos y todos los residentes permanecerán sumamente vulnerables a la caprichosa naturaleza de las inundaciones".

En adición a los beneficios derivados del programa para el manejo de los planos de inundación, varias comunidades participantes severamente afectadas por las recientes inundaciones están recibiendo otra ayuda. La Asociación para el Manejo de los Planos de Inundación de Texas ha enviado equipos especiales de expertos en los planos de inundación para asistir a los gerentes locales llevar a cabo sus labores regulares mientras que su personal local trata con los problemas relacionados con las inundaciones.

Fecha de la última actualización: 
16 julio, 2012 - 18:46
Región, estado o gobierno tribal: 
Back to Top