¿Está listo?

Main Content

Cada año, más de 4,000 estadounidenses mueren y más de 25,000 resultan heridos en incendios, muchos de los cuales podrían haberse evitado. Los daños materiales causados directamente por los incendios se calculan en $8,600 millones al año.

Para protegerse, es importante entender las características básicas de los incendios. El fuego se propaga rápidamente; no hay tiempo para recoger objetos valiosos ni para llamar por teléfono. En sólo dos minutos, un incendio puede amenazar la vida. En cinco minutos, una residencia puede quedar completamente devorada por las llamas.

El calor y el humo del incendio pueden ser más peligrosos que las llamas. Inhalar el aire caliente puede quemar los pulmones. El fuego produce gases venenosos que pueden hacer que se sienta desorientado y soñoliento. En lugar de que el incendio lo despierte, podría caer en un sueño más profundo. La asfixia es la causa principal de muertes por incendio, excediendo las quemaduras, en una proporción de tres a uno.

Imagen con cifras de daños (valorados en dólares) ocasionados por inundaciones en los diferentes estados del país.

Adopte medidas de protección

Antes de un incendio
Alarmas de detección de humo

  • Instale alarmas de detección de humo. Estas alarmas, si funcionan bien, reducen a la mitad las probabilidades de morir en un incendio.
  • Coloque alarmas de detección de humo en cada nivel de su residencia: fuera de los dormitorios en el cielo raso o en lo alto de la pared (de 4 a 12 pulgadas del techo), en la parte superior de una escalera abierta o en la parte de abajo de una escalera cerrada y cerca (pero no dentro) de la cocina.
  • Pruebe y limpie las alarmas de incendio una vez al mes y cambie las pilas por lo menos una vez al año. Reemplace las alarmas de detección de humo una vez cada 10 años.

Escape del incendio

  • Revise las rutas de escape con su familia. Practique cómo escapar de cada habitación.
  • Asegúrese de que las ventanas no estén clavadas ni adheridas con pintura. Cerciórese de que las rejas de seguridad en las ventanas tengan un dispositivo de abertura de seguridad, de manera que se puedan abrir desde el interior.
  • Considere tener escaleras de escape si su hogar tiene más de un piso y asegúrese de que las rejas o barras y otros mecanismos a prueba de ladrones que bloquean el acceso a las ventanas exteriores puedan abrirse fácilmente desde adentro.
  • Enseñe a los miembros de su familia a mantenerse agachados en el piso (donde el aire es más seguro en un incendio) al escapar de un incendio.
  • Limpie las áreas de almacenamiento. No permita que basura, como revistas y periódicos viejos se acumulen.

Artículos inflamables

  • Nunca use gasolina, bencina, nafta ni otros líquidos infl amables similares en el interior.
  • Almacene los líquidos infl amables en recipientes aprobados en áreas de almacenamiento bien ventiladas.
  • Nunca fume cerca de líquidos infl amables.
  • Después de usarlos, deseche todos los trapos y materiales empapados en líquidos inflamables. Deséchelos de manera segura en exteriores, en un recipiente de metal.
  • Aísle las chimeneas e instale amortiguadores de chispas en la parte superior. La chimenea debe ser por lo menos tres pies más alta que el techo. Quite las ramas que cuelgan encima y alrededor de la chimenea.

Fuentes de calor

  • Tenga cuidado al utilizar fuentes alternas de calefacción.
  • Verifique con elu departamento de bomberos de la localidad si es legal utilizar calentadores de queroseno en su comunidad. Asegúrese de llenar los calentadores de queroseno afuera y de que se hayan enfriado.
  • Coloque los calentadores por lo menos a tres pies de distancia de materiales inflamables. Asegúrese de que el piso y las paredes cercanas tengan el aislamiento adecuado.
  • Use solamente el tipo de combustible designado para su unidad y siga las instrucciones del fabricante.
  • Guarde las cenizas en un recipiente de metal afuera y lejos de la residencia.
  • Mantenga las llamas abiertas alejadas de paredes, muebles, cortinas y otros artículos inflamables.
  • Coloque una pantalla frente al fuego de la chimenea.
  • Haga que un especialista certifi cado inspeccione y limpie anualmente las unidades de calefacción.

Fósforos y fumar

  • Mantenga los fósforos y encendedores en lugares altos fuera del alcance de los niños y, si es posible, en un gabinete cerrado con llave.
  • Nunca fume en la cama ni cuando esté soñoliento o medicado. Proporcione a los fumadores ceniceros fuertes y profundos. Vierta agua en las colillas de cigarrillos y puros antes de desecharlos.

Cableado eléctrico

  • Haga que un electricista revise el cableado eléctrico de su residencia.
  • Inspeccione los cables de extensión para ver si están pelados o tienen alambres expuestos o enchufes flojos.
  • Asegúrese de que los tomacorrientes estén cubiertos con placas y que no tengan ningún alambre expuesto.
  • Asegúrese de que los cables no estén tendidos por debajo de las alfombras, sobre clavos o a lo largo de áreas muy transitadas.
  • No sobrecargue los cables de extensión ni los tomacorrientes. Si necesita enchufar dos o tres aparatos, obtenga una unidad aprobada por UL con disyuntores de circuitos incorporados para evitar chispas y cortocircuitos.
  • Asegúrese de que el aislamiento no toque cables eléctricos expuestos.

Otros

  • Duerma con la puerta cerrada.
  • Instale extintores de incendio tipo A-B-C en su residencia y enseñe a los miembros de la familia a usarlos.
  • Considere instalar un sistema de rociadores automáticos contra incendios en su hogar.
  • Pida al departamento de bomberos local que inspeccione su residencia como medida de seguridad y prevención de incendios.

Imagen de una casa inundada

Fecha de la última actualización: 
10/04/2013 - 09:30
Back to Top