Añadir nuevo comentario

Main Content

Llevando la ayuda federal por desastre: El proceso de declaración de desastres

La mayoría de ustedes han estado siguiendo los tornados que afectaron varios estados del sur y medio oeste la semana pasada. Tal vez pudo haber leído en este blog y en las noticias, FEMA y sus asociados federales se mantienen en contacto directo con los oficiales de emergencias en los estados impactados en todo el país.

Publicamos un mensaje sobre el desempeño de FEMA en respuesta a las inundaciones de primavera, incluyendo una explicación del proceso de declaración de desastre, Mientras los funcionarios estatales y locales evalúan los daños en sus jurisdicciones, pensamos que puede ser de ayuda para todas las personas el explicar como se hace el pedido de declaraciones de desastres.

Al igual que con todos los desastres, FEMA apoya al equipo de respuesta de desastres que también incluye a los gobiernos tribales, locales, territoriales y estatales, así como el sector privado y organizaciones voluntarias.

Cuando los desastres naturales como los tornados ocurren, los oficiales primeros en respuesta a nivel local son los que proporcionan la ayuda de emergencia para proteger la salud pública y seguridad, mientras atienden las necesidades humanas inmediatas. Estos primeros en respuesta incluyen personal local de emergencia y trabajadores públicos, voluntarios, organizaciones humanitarias, y varios grupos privados interesados en cada comunidad.

En muchos casos, los primeros en respuesta en conjunto a los oficiales de manejo de emergencia estatales y locales tienen los recursos que son necesarios para responder y recuperarse de un evento.

¿Qué ocurre si se necesita ayuda federal?

En las situaciones en donde el clima severo abruma los recursos a nivel estatal y por debajo, el gobernador puede solicitar una declaración de emergencia o una declaración mayor de emergencia. Ambos tipos de emergencias, si es firmado por el Presidente de los Estados Unidos, autoriza a FEMA
el proveer ayuda federal adicional. Sin embargo, el evento que nos lleva a una declaración por desastre, así como el tipo y cantidad de asistencia prestada puede ser diferente.
  • Declaraciones de emergencia: una declaración de emergencia puede ser declarada por cualquier ocasión o situación en que el Presidente determina que la asistencia federal es necesaria. Las declaraciones de emergencia complementan los esfuerzos locales y estatales en proporcionar los servicios de emergencias tales como la protección de vidas, propiedad, salud publica y seguridad o para disminuir o evitar la amenaza de una catástrofe en cualquier parte de los Estados Unidos. La cantidad total de asistencia provista para una sola emergencia no puede exceder los $5 millones. Si se excede esta cantidad el Presidente deberá informar al Congreso.
  • El presidente puede declarar una declaración de desastre mayor por cualquier evento natural, incluyendo huracanes, tornados, tormentas, marea alta, agua impulsada por el viento, marea alta, tsunami, terremotos, erupción volcánica, deslizamientos de tierra, corrientes de lodo, tormenta invernales, sequia, o independientemente de la causa, incendios, inundaciones o explosiones, que el Presidente crea que los daños ocasionados han sido severos y están fuera del alcance de las capacidades combinadas de respuesta de los gobiernos estatales, territoriales, tribales, locales y agencias voluntarias. Una declaración de desastre mayor ofrece una amplia gama de programas de ayuda federal para individuos e infraestructura publica, incluyendo el financiamiento de emergencia y trabajos permanentes.

¿Qué ocurre cuando el gobernador hace un pedido?

Antes de hacer un pedido de ayuda federal y basado en la información inicial recibida de los oficiales locales, el Gobernador puede solicitar ayuda de FEMA para llevar acabo estudios de daños preliminares conjuntos para Asistencia Individual (dueños de vivienda, alquiler y negocios) y /o Asistencia Publica (Remoción de escombros, medidas de protección en emergencias e infraestructura). Este no es el pedido de declaración de desastre, pero es uno de los pasos iniciales en el proceso de declaración.

Los oficiales locales, estatales y federales forman los grupos de estudios de daños preliminares trabajando para identificar la magnitud de los daños debido al desastre. Los equipos observan las pérdidas de viviendas, negocios y infraestructura pública y los servicios del gobierno local, así como el impacto en la comunidad. Toda la información recopilada es proporcionada a la Oficina del Gobernador para determinar si el evento esta fuera de las capacidades estatales y locales, después el Gobernador envía su pedido formal de declaración de desastre a la Oficina Regional de FEMA.

¿A que exactamente se refiere con decir “ayuda”?

Una solicitud de declaración de desastre mayor puede incluir el pedido de asistencia bajo una o dos categorías de asistencia, nos referimos a la asistencia pública y la asistencia individual. La asistencia pública es asistencia financiera para reparar la infraestructura pública, como carreteras, escuelas, estaciones de bomberos, entre otros.

La asistencia individual puede proporcionar ayuda a los individuos y familias elegibles que no tienen seguro o que el seguro no es suficiente y que sufrieron perdidas debido a los danos ocasionados por un desastre. Es importante recordar que por ley, la cantidad de asistencia individual de un individuo o familia es limitada y no puede cubrir la perdidas en la medida que una póliza de seguro puede hacerlo. Esta ayuda tiene la intención de apoyar solamente las necesidades serias y necesarias como resultado de un desastre.

También, FEMA es capaz de proporcionar asistencia al servir como coordinador de las agencias federales que pueden ayudar en los esfuerzos de respuesta y recuperación. Por ejemplo, El Cuerpo de Ingenieros de los Estado Unidos utiliza las capacidades de sus ingenieros y contratistas para poyar a FEMA y otras agencias federales, agencias gubernamentales estatales y locales en una gran variedad de misiones durante desastres naturales y creados por personas.

No todo es complicado…

Este es un proceso formal, pero en realidad todos los días por medio de nuestras 10 oficinas regionales trabajamos mano a mano con nuestros asociados estatales para planificar lo que la próxima emergencia pueda ocasionar.

Fecha de la última actualización: 
19/06/2012 - 15:48
Posted on Mié, 07/03/2012 - 16:45
Back to Top