Añadir nuevo comentario

Main Content

Aprendiendo del pasado

Autor: 

Washington, Ill., 5 de diciembre de 2013 –  El Reverendo David Myers, a la derecha, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianzas Religiosas y Comunitarias, habla con el Pastor de la Primera Iglesia Bautista Joshua Monda, quien trabaja con sus feligreses para recoger escombros de las áreas afectadas por los tornados. Myers se reunió con grupos de las Organizaciones Voluntarias Activas en Desastres para discutir la respuesta y los esfuerzos de coordinación y colaboración de los voluntarios al desastre. Jocelyn Augustino/FEMAWashington, Ill., 5 de diciembre de 2013 – El Reverendo David Myers, a la derecha, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianzas Religiosas y Comunitarias, habla con el Pastor de la Primera Iglesia Bautista Joshua Monda, quien trabaja con sus feligreses para recoger escombros de las áreas afectadas por los tornados. Myers se reunió con grupos de las Organizaciones Voluntarias Activas en Desastres para discutir la respuesta y los esfuerzos de coordinación y colaboración de los voluntarios al desastre. Jocelyn Augustino/FEMA

La historia es una gran maestra.

Tras el paso del huracán Katrina en el año 2005, el Pastor Ben Davidson de la Iglesia de la Comunidad Bethany aprendió una valiosa lección que le benefició a él y sus feligreses durante la mañana de 17 de noviembre de 2013, cuando la comunidad de Washington, IL fue azotada por un fuerte tornado.

La rapidez con la que actuó ante el desastre sirve como recordatorio de la importancia de tener un plan en pie. Estar preparados puede no solo salvar vidas, sino también ayudar estimular la recuperación de la comunidad tras el desastre. Esta es una lección que he aprendido en más de una ocasión como Director del Centro de Alianzas Religiosas y Comunitarias del Departamento de Seguridad Nacional durante mis interacciones con líderes religiosos.

Durante la mañana del domingo, el Pastor Davidson se preparaba para su clase de escuela dominical cuando recibió una llamada de emergencia informándole que un tornado había tocado tierra y se dirigía en dirección a su iglesia.

De manera inmediata, el Pastor y su personal tomaron acción para mover a la congregación – especialmente a los niños – a refugios designados en la iglesia. Todos se unieron en oración según la tormenta hacia su camino por la comunidad.

La congregación se unió en apoyo durante lo que el Pastor Davidson llama “los 45 minutos más largos de mi vida”. Una vez se determinó seguro salir del refugio, el Pastor Davidson hizo su camino a su hogar para verificar el estado de sus niños, quienes se habían quedado enfermos en la casa esa mañana.

Inmediatamente tras ocurrir el desastre, feligreses de la Iglesia de la Comunidad Bethany y miembros de la Asociación Ministerial de Washington, AmeriCorps y las Organizaciones Voluntarias Activas en Desastres de Illinois se unieron para coordinar los esfuerzos de recuperación.

Washington, Ill., 5 de diciembre de 2013 – El Pastor Ben Davidson, a la derecha, de la Iglesia de la Comunidad de Bethany, muestra al Reverendo David Myers, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianza Religiosa y Comunitaria, las donaciones que han recibido para los residentes impactados por los tornados. Jocelyn Augustino/FEMAWashington, Ill., 5 de diciembre de 2013 – El Pastor Ben Davidson, a la derecha, de la Iglesia de la Comunidad de Bethany, muestra al Reverendo David Myers, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianza Religiosa y Comunitaria, las donaciones que han recibido para los residentes impactados por los tornados. Jocelyn Augustino/FEMA

A partir del devastador evento, más de 4,000 voluntarios se han inscrito con la Iglesia de la Comunidad Bethany para ayudar a sus seres queridos y vecinos a recuperarse del desastre. Sus esfuerzas ayudarán a la comunidad a reconstruir de manera más fuerte y segura, garantizando una mejor preparación para futuras emergencias.

La historia de Washington, IL y la Iglesia de la Comunidad de Bethany nos sirven como recordatorio del cuidado y compasión que pueden ofrecer las organizaciones religiosas a los sobrevivientes en situaciones de desastres. Sus historias refuerzan la importancia y poder de la comunidad, los sobrevivientes, y los líderes religiosos en la preparación de comunidades para desastres.

Les exhorto a tomar las medidas necesarias para prepararse antes de que ocurra un desastre uniéndose a los miles de miembros de la comunidad y organizaciones religiosas en la Coalición de Preparación Nacional con base religiosa, que le pondrá en contacto con líderes religiosas a través de la nación quienes trabajan para preparar a sus comunidades.

Estar preparados contribuye a nuestra seguridad nacional, fortaleza como nación, y preparación personal.

Washington, Ill., 5 de diciembre de 2013 – El Reverendo David Myers, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianza Religionsa y Comunitaria, al centro, conversa con el administrador de la respuesta judía a desastres NECHAMA Dan Hoeft, a la izquierda, el director de la organizaciones de voluntarios de respuesta a desastres de los EE.UU. Sherry Buresh, segunda de la izquierda, y otros voluntarios ayudando con los esfuerzos de remoción de escombros. Jocelyn Augustino/FEMAWashington, Ill., 5 de diciembre de 2013 – El Reverendo David Myers, Asesor al Administrador de FEMA y Director del Centro de Alianza Religionsa y Comunitaria, al centro, conversa con el administrador de la respuesta judía a desastres NECHAMA Dan Hoeft, a la izquierda, el director de la organizaciones de voluntarios de respuesta a desastres de los EE.UU. Sherry Buresh, segunda de la izquierda, y otros voluntarios ayudando con los esfuerzos de remoción de escombros. Jocelyn Augustino/FEMA

State or Region: 
Fecha de la última actualización: 
17/12/2013 - 14:53
Posted on Mar, 17/12/2013 - 14:51
Back to Top