Blog

Main Content

El nuevo Centro de Operaciones de Emergencias de la Mancomunidad de Kentucky es el fruto de la colaboración entre el gobierno federal y las autoridades estatales

El 21 de octubre de 2013 se inauguró el nuevo Centro de Operaciones de Emergencias de la Mancomunidad de Kentucky (CEOC, por sus siglas en inglés) durante una ceremonia de corte de cinta a la que asistieron el Gobernador Steve Beshear, FEMA y personal estatal. La facilidad, valorada en $11.8 millones de dólares y construida en parte con fondos de subvenciones de FEMA, está equipado con la última tecnología y ha sido construido para resistir catástrofes naturales o causadas por el hombre (Foto de la Guardia Nacional de Kentucky).El 21 de octubre de 2013 se inauguró el nuevo Centro de Operaciones de Emergencias de la Mancomunidad de Kentucky (CEOC, por sus siglas en inglés) durante una ceremonia de corte de cinta a la que asistieron el Gobernador Steve Beshear, FEMA y personal estatal. La facilidad, valorada en $11.8 millones de dólares y construida en parte con fondos de subvenciones de FEMA, está equipado con la última tecnología y ha sido construido para resistir catástrofes naturales o causadas por el hombre (Foto de la Guardia Nacional de Kentucky).

El 21 de octubre, tuve el honor de hablar durante la ceremonia de corte de cinta para el Centro de Operaciones de Emergencias de la Mancomunidad (CEOC, por sus siglas en inglés). El nuevo CEOC, que fue construido en parte con fondos de una subvención de $10 millones del Programa de Preparación de Emergencias de la Reserva Química, sirve como símbolo de la gran colaboración que existe en Kentucky en cuestión de manejo de emergencias.

En FEMA apoyamos a nuestros colaboradores antes, durante y después de un desastre. Las subvenciones para estados, condados y personal de primera respuesta ayudan a fortalecer las comunidades y prepararlas para enfrentar los retos de un desastre. El nuevo CEOC se asegurará que Kentucky tenga las herramientas necesarias para responder a cualquier tipo de evento. El centro es resistente y está equipado con la última tecnología. Es el lugar perfecto para el personal dedicado y con experiencia que estará trabajando en la facilidad durante una crisis.

La facilidad de $11.8 millones servirá como el centro de operaciones durante emergencias en el futuro. El edificio fue diseñado para ser durable, capaz de sostener vientos de hasta 250 millas por hora. En caso de un apagón, la facilidad está diseñada para poder continuar operando con electricidad de un generador.

La facilidad de $11.8 millones servirá como el centro de operaciones durante emergencias en el futuro. El edificio fue diseñado para ser durable, capaz de sostener vientos de hasta 250 millas por hora. En caso de un apagón, la facilidad está diseñada para poder continuar operando con electricidad de un generador. (Foto de la Guardia Nacional de Kentucky)La facilidad de $11.8 millones servirá como el centro de operaciones durante emergencias en el futuro. El edificio fue diseñado para ser durable, capaz de sostener vientos de hasta 250 millas por hora. En caso de un apagón, la facilidad está diseñada para poder continuar operando con electricidad de un generador. (Foto de la Guardia Nacional de Kentucky)

La facilidad de 26,150 pies cuadrados sustituye la previa facilidad del CEOC construida en los 1970s. La nueva facilidad tiene espacio para más de 220 miembros del personal de respuesta ante desastres. La facilidad está equipada con la tecnología de comunicaciones más avanzada para garantizar la coordinación eficaz de respuesta a desastres y emergencias. Durante la ceremonia de corte de cinta, el Gobernador habló sobre cómo en la vieja facilidad no había suficiente espacio para que todo el personal pudiese trabajar. La nueva facilidad CEOC tendrá espacio para todos.

Además de la subvención que dimos para la construcción del CEOC, también financiamos la construcción de los Centros de Operaciones de Emergencias de los condados de Clark, Fayette, Garrard, Jackson, Madison, Powell y Rockcastle en Kentucky. En total, FEMA ha dedicado un total de $35 millones en apoyo al estado de Kentucky.

A pesar de que pudimos ver todo lo que hemos logrado durante la ceremonia de inauguración, nuestro trabajo aún no ha terminado. Siempre nos estamos preparando para la próxima emergencia, buscando manera cómo podemos hacer un mejor trabajo. Pero con una fuerte colaboración y nueva facilidad en Kentucky, hemos hechos muchos avances para un estado más seguro y resistente a desastres.

El General Adjunto de Kentucky, Teniente General Edward W. Tonini explica al Gobernador Steve Beshear las características del nuevo Centro de Operaciones de Emergencias de Frankfort, KY, el 21 de octubre de 2013. La visita tomó lugar después de la ceremonia de inauguración de la facilidad de $11.8 millones, cuya construcción tomó dos años. (Foto de la Guardia Nacional del Ejército de los EE.UU. tomada por el Sargento Scott Raymond)El General Adjunto de Kentucky, Teniente General Edward W. Tonini explica al Gobernador Steve Beshear las características del nuevo Centro de Operaciones de Emergencias de Frankfort, KY, el 21 de octubre de 2013. La visita tomó lugar después de la ceremonia de inauguración de la facilidad de $11.8 millones, cuya construcción tomó dos años. (Foto de la Guardia Nacional del Ejército de los EE.UU. tomada por el Sargento Scott Raymond)

Lo que estamos observando: 8/11/13

Al final de cada semana, enviamos un blog "Lo que estamos observando” con un resumen de la semana y pronóstico del fin de semana que se avecina. Le exhortamos a que lo comparta con sus familiares y amigos y que tengan un fin de semana seguro.

Honrando a los veteranos

Foto de la Fuerza Naval de los EE.UU. tomada por el marino de segunda claseDennis Cantrell, via Wikimedia CommonsFoto de la Fuerza Naval de los EE.UU. tomada por el marino de segunda claseDennis Cantrell, via Wikimedia Commons

FEMA tiene la fortuna de tener veteranos de las cinco ramas del servicio militar trabajando en sus oficinas centrales, regionales, y en el campo durante desastre. Valoramos el servicio de los miembros de las fuerzas armadas por todo lo que han hecho y continúan haciendo en servicio público trabajando con FEMA.

Únase a FEMA este Día del Veterano para honrar a los veteranos, especialmente los soldados que han sacrificado su vida por nuestra libertad.

Aprenda más sobre la historia del Día del Veterano (en inglés).

Aprobar o fallar – Preparación para desastres 101

Aquí en FEMA, se habla mucho de asegurarse que su familia y amigos estén preparados para una emergencia. Hace poco, la Directora de Preparación Individual y Comunitaria de FEMA, Gwen Camp, ayudó a una familia determinar si en realidad estaban preparados para una emergencia. Si usted cree que su familia se podría beneficiar de un recordatorio de lo que significa estar preparado, vaya a www.Listo.gov y tome las medidas necesarias para prepararse.

Únase al equipo

Aquí en FEMA, siempre estamos buscando maneras como ampliar nuestro equipo y contratar a personas motivadas que estén interesadas en tener una carrera profesional gratificante en el campo del manejo de emergencias. A continuación una lista de las posiciones disponibles para unirse a nuestro Equipo Digital:

¡Nos encantaría darle la bienvenida a nuestro equipo! Visite nuestra página de Empleos para aprender más sobre las oportunidades de empleo disponibles en la agencia.

¡Qué pasen un buen fin de semana!

Estableciendo un grupo de preparación de jóvenes en Monson, Massachusetts

Monson, Massachusetts, 7 de Julio de 2011 – Los escombros tras el paso del tornado del 1 de junio que afectó al pueblo de Monson y el oeste de Massachusetts. Alberto Pillot/FEMAMonson, Massachusetts, 7 de Julio de 2011 – Los escombros tras el paso del tornado del 1 de junio que afectó al pueblo de Monson y el oeste de Massachusetts. Alberto Pillot/FEMA

Mi nombre es Rachel Little y soy una estudiante en la escuela secundaria de Monson. He vivido en Monson toda mi vida, y no puedo imaginar un mejor lugar para criarse. Mi pueblo está lleno de personas determinadas y de fuerte voluntad que siempre están dispuestas a ayudar.

El tornado del 1 de junio nos unió aún más. Toda la comunidad ofreció su apoyo – distribuyendo agua o raciones de comida, y generando esperanza en sus vecinos de un mejor futuro. Fue muy conmovedor. Yo no fui directamente afectada por el tornado, pero muchas personas que aprecio si lo fueron. Podía ver cuanto estaban sufriendo las personas afectadas en Monson, y quería ayudar de cualquier forma posible. No podía permanecer con los brazos cruzados sin hacer nada – tenía que tomar acción.

Decidí unirme a los voluntarios en Monson y eventualmente me convertí en miembro de los “Ángeles de la Calle” (“The Street Angels”, por su nombre en inglés). El grupo voluntario se dedica a la distribución de suministros para las familias afectadas por el tornado. También ayudan a las familias a ponerse en contacto con jardineros y contratistas. Los compañeros del crupo me ayudaron a completar la solicitud para el Consejo Juvenil de Preparación de FEMA, al que he pertenecido ya por dos años. El Consejo Juvenil de Preparación crea consciencia en las personas que los jóvenes también podemos ayudar y hacer una diferencia positiva en la manera como nos preparamos y respondemos a emergencias. Los miembros del consejo somos solo los primeros indicios del cambio.

Mi plan para el 2013 es colaborar con los Cuerpos de Reserva Medicos (MRC, por sus siglas en inglés), o los Equipos Comunitarios de Respuesta a Emergencias (CERT, por sus siglas en inglés), para formar un club de preparación juvenil en mi pueblo. Conozco a muchas personas de mi edad que querían ayudar después del tornado de 2011, pero no sabían como hacerlo. Si hubiese existido un club MRC o CERT para adolescentes antes de que nos azotara el tornado, muchos más jóvenes hubiesen participado de la recuperación en Monson. Como miembro del Consejo Juvenil de Preparación, mi misión es aumentar el número de jóvenes y familias preparadas en mi región.

También he estado compartiendo medidas de preparación para emergencias con mis compañeros de escuela. He enfrentando muchos obstáculos para formar un grupo de preparación juvenil en mi secundaria. Después de participar de la Cumbre del Consejo Juvenil de Preparación en Washington DC el año pasado, estaba decidida en formar un equipo CERT juvenil. Me llamaba la atención la idea de fomentar la preparación para desastres entre mis amigos y compañeros de clase. Pregunté a varias personas si me podrían ayudar. Logré encontrar a un miembro de la comunidad dispuesto a ayudar pero, desafortunadamente, no se dio.

Acudí a mi Comité de Preparación para Emergencias local, que se creó después del tornado. Les presenté mis ideas, pero no pudimos poner el plan en marcha. Si conocí a la jefa del grupo MRC de mi comunidad, quien me introdujo a los grupos MRC para jóvenes. Todavía estoy tratando de crear un grupo MRC para jóvenes – es una obra en proceso. Anticipo que mi mayor problema continuará siendo localizar a una persona quien pueda servir como instructor del curso y me ayude a establecer el grupo. Tengo un plan de contingencia: tomaré el curso CERT para jóvenes para poder certificarme como instructora para enseñar la clase yo misma.

Quiero que el establecer grupos CERT o MRC para jóvenes en Monson ayude a mi comunidad a estar mejor preparada para emergencias en el futuro. Espero que no volvamos a enfrentar otro desastre de la magnitud del tornado, pero es mejor prevenir que lamentar. Sabré que he triunfado una vez logre formar un grupo de preparación para jóvenes en la escuela secundaria de Monson. Una vez lo logre, espero que mis esfuerzos se puedan ampliar a otras comunidades.

Nota del editor: las opiniones expuestas en este blog no representan necesariamente las opiniones oficiales de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Los vínculos a sitios de terceras partes se ofrecen solo como referencia. FEMA no patrocina ninguna organización no gubernamental, compañías o servicios.

Implementando medidas de preparación ante emergencias en las escuelas secundarias mientras permaneciendo fiel a tu cultura

Autor: 

Yarmouth, Maine, 9 de septiembre de 2013 – El subdirector escolar Josh Ottow (al centro) habla sobre la preparación para emergencias con estudiantes de la escuela superior Yarmouth durante el primer día de clases.Yarmouth, Maine, 9 de septiembre de 2013 – El subdirector escolar Josh Ottow (al centro) habla sobre la preparación para emergencias con estudiantes de la escuela superior Yarmouth durante el primer día de clases.

Mi nombre es Josh Ottow, y soy el subdirector de la escuela superior Yarmouth en Maine. Yarmouth es un pueblo suburbano con alrededor de 8,000 residentes y 1,400 estudiantes, de los cuales 500 estudian en nuestra escuela superior. Soy miembro de un equipo de administradores que desarrollan planes de seguridad y preparación de emergencia para nuestro distrito. Al momento, tenemos un protocolo para el manejo de emergencias que aplica a todas las escuelas, e incluye información y planes específicos para cada escuela.

Dado que en nuestra escuela se promueve una cultura de respeto y confianza, donde fomentamos relaciones positivas entre estudiantes y maestros, sentimos que la escuela secundaria Yarmouth es un lugar seguro. Por ejemplo, nuestros casilleros no tienen candados, no sonamos campanas en las pautas entre clases, y no requerimos pases para estar en los pasillos durante periodos de clase.  Para nosotros, es importante encontrar maneras de promover medidas de preparación sin perder esta confianza que hemos cultivado.

Esto puede ser un reto dado que, desde la perspectiva de los estudiantes, cosas como puertas cerradas con llave, sistemas de entrada con timbres, cámaras en el estacionamiento, y simulacros de cierre pueden hacerles sentir como que asumimos lo peor de ellos, y que no confiamos en que actuarán de la manera correcta durante una emergencia o desastre.

La preparación para emergencias en la escuela superior Yarmouth se enfoca alrededor de nuestro fuerte programa de consejería. Creemos en la eficacia de que un adulto sirva como consejero para estimular a un pequeño grupo de estudiantes a trabajar juntos durante esos cuatro años de estudio. El consejero de estudiantes es una persona de quien los estudiantes pueden obtener asesoramiento, información, y otro tipo de ayuda y apoyo durante momentos difíciles. Cada grupo consiste de una combinación única de estudiantes, quienes de otra manera quizás no se hubiesen hecho amigos. Esto constituye una oportunidad para que los estudiantes reciban apoyo e información de un grupo que será una constante en sus vidas como estudiantes durante sus cuatro años como estudiantes en la escuela. Sabíamos que nuestro compromiso a este programa sería de crítica importancia en la implementación de los esfuerzos de preparación para emergencias.

El año pasado pasamos mucho tiempo hablando sobre nuevas medidas de preparación ante emergencias con los grupos de consejería. La clave es implementar estas medidas de preparación de una manera que nuestra cultura permanezca intacta y hagamos de la escuela un lugar más seguro. Para lograr este balance, hemos llevado a cabo sesiones de preguntas para estimular una conversación sobre el tema, fomentar el entendimiento entre los estudiantes, y estimular a los estudiantes a compartir sus opiniones e inquietudes. Las preguntas incluyen:

  • ¿Qué hace de la escuela secundaria Yarmouth un lugar seguro?
  • ¿Qué hace única la cultura de la escuela secundaria Yarmouth?
  • ¿Te sientes seguro en la escuela secundaria Yarmouth?
  • ¿Sabes qué hacer si ocurre una emergencia estando en la escuela? ¿Te sientes preparado?
  • ¿Qué podemos hacer, como escuela, para fomentar y mantener un ambiente positivo, y una cultura de confianza y respeto a la vez que promovemos medidas de seguridad para hacer de la escuela un lugar más seguro?

Se le advierte a los maestros a mantener cierto nivel de sensibilidad ante la tensión y reacciones emocionales que podrían tener los estudiantes durante este tipo de discusión. Los maestros están conscientes que las reacciones de los estudiantes pueden variar considerablemente, y que se deben reconocer las opiniones de todos. Esperamos que las conversaciones sean honestas y ayuden a los estudiantes a lidiar con estas cuestiones. También esperamos que la conversación se extienda al hogar y que los estudiantes hablen sobre estas cuestiones con sus padres. Invitamos a los padres a participar de los foros en su comunidad para contribuir a los planes de preparación para emergencias en sus comunidades. En estos foros podrán expresar sus opiniones, hacer peticiones, y dar sugerencias.

También solicitamos comentarios directamente de los estudiantes como otra manera de obtener información para desarrollar nuestro plan de preparación para emergencias. Por ejemplo, siempre que se realiza un simulacro, pedimos que los estudiantes (por medio de sus grupos de consejería) nos den su opinión sobre la respuesta y sugerencias para mejorar el protocolo. Los consejeros reciben una guía con instrucciones detalladas de los pasos a seguir durante cada simulacro. Las sugerencias de los estudiantes son de gran ayuda - a veces ofrecen ideas que no se nos habían ocurrido a nosotros mismos.

Por ejemplo, durante uno de los simulacros, les pedimos a los estudiantes que entregaran sus teléfonos a sus maestros. Uno de los estudiantes preguntó por qué pedimos sus teléfonos, y le explicamos que era para minimizar la luz y ruido emitido del salón de clases. En respuesta, el estudiante también sugirió que se cerraran las pantallas de las computadoras portables ya que estas habían permanecido abiertas, emitiendo luz durante el simulacro. Este detalle no había estado indicado en las instrucciones, y quizás no nos hubiésemos percatado del si el estudiante no lo hubiese señalado. Los consejeros tienen acceso a un documento compartido en línea donde pueden hacer nota de las sugerencias, hablar sobre las respuestas de los estudiantes, y así, de ser necesario, los planes se pueden revisar durante la reunión de facultad.

En los últimos meses, nuestros esfuerzos de preparación para emergencias, desde nuevos planes y equipo a discusiones entre los estudiantes y maestros, nos han demostrado que involucrar a los estudiantes es la mejor manera de mantener un ambiente positivo y hacer de la escuela un lugar más seguro.

Nota del editor: las opiniones expuestas en este blog no representan necesariamente las opiniones oficiales de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Los vínculos a sitios de terceras partes se ofrecen solo como referencia. FEMA no patrocina ninguna organización no gubernamental, compañías o servicios.

Back to Top