Artículos de blog por categoría

Main Content

Ayudando a mi comunidad de habla rusa en Nueva York

Hace tres meses, si alguien me hubiera dicho que pasaría mi primer trabajo fuera de la universidad en entrevistas con un canal de noticias ruso en Manhattan, probablemente pensaría que me estaban confundiendo con otra persona. Pero ahora, como una persona contratada localmente que apoya la recuperación del huracán Sandy en Nueva York, estoy totalmente comprometida con los medios de comunicación y de difusión de información con respecto a la asistencia por desastre.

media outreach

FOTOGRAFÍA: Samantha Shokin, al ser entrevistada por Russian Television International en el centro de recuperación por desastre de Sheepshead Bay.

Cuando Sandy azotó a Brighton Beach --el enclave ruso de Nueva York donde vivo con mi familia-- sentí como si el destino estuviera en contra nuestro. Afortunadamente, sólo unas semanas después del desastre, encontré un trabajo a través de FEMA que resultó ser el lado positivo de Sandy para mí.

Mi papel como especialista en relaciones con los medios de comunicación de habla rusa me permite unir mi pasión por los medios de comunicación y las comunicaciones con mis fuertes lazos con la comunidad rusa. Nací en la ciudad de Nueva York y fui criada por padres inmigrantes que mantienen una fuerte presencia rusa en el hogar.   Mi familia me inculcó el amor por la lengua y la cultura, el cual se ve reflejado en los cursos que tomé en la universidad.   En la Universidad de Nueva York, junto con el periodismo y la escritura creativa, tomé varios cursos de literatura rusa para estudiar a los grandes escritores y aprender más acerca de mi herencia cultural.

Usando mi conocimiento de medios de comunicación rusos locales, junto con la orientación de mentores experimentados de Asuntos Exteriores de FEMA, tuve la oportunidad de organizar reuniones con los editores y productores de Davidzon Radio, Russian Television International, y Reporter, un diario en ruso. Hablamos del proceso de inscripción, la asistencia para vivienda, la importancia de enviar el formulario de la solicitud para préstamo por desastre de la SBA, y otros temas relacionados con la asistencia por desastre.

Estas reuniones nos permitieron llegar a la comunidad de habla rusa devastada por Sandy. Gregory Davidzon, propietario y presentador de un programa de entrevistas de Davidzon Radio, fue especialmente receptivo a nuestros esfuerzos de divulgación y me invitó a mí ya mis colegas a hablar en su programa varias veces.

Como especialista en relaciones con los medios, mi trabajo consiste en hacer contacto con los medios asignados y difundir información sobre la asistencia por desastre. Trabajar con los medios de comunicación rusos es sólo un aspecto de ese trabajo, y es uno muy importante. Me permite trabajar con la comunidad donde crecí, y ayudarle a recuperarse del desastre.

El mes de abril del 2011 – el más difícil de mi carrera

Cuando pasas la gran mayoría de tu carrera – más de 30 años – trabajando entre los estados de Georgia y Texas, eres testigo de primera mano a los daños, la destrucción, y las muertes ocasionadas por clima severo. Es tanta la destrucción y tragedia que tus sentimientos se ven afectados por el desastre.

Con todo y mi experiencia, nada nos preparó a mí y el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) de Birmingham para los eventos que ocurrieron en abril de 2011 y las próximas semanas. La historia comienza el 15 de abril de 2011, cuando Alabama fue afectado por 45 tornados, los cuales cobraron 7 vidas. Aún nos estábamos recuperando cuando nos llegó información que seríamos afectados por otra oleada de tornados durante la última semana de abril.  

El Servicio Nacional de Meteorología de Birmingham, al igual que otras oficinas del Servicio Nacional de Meteorología, predijeron el evento del 27 de abril con aproximadamente una semana de anticipación. Ya para el 25 de abril se estaban ofreciendo productos y servicios ante el pronóstico de varios fenómenos de clima severo, incluyendo tornados de larga trayectoria. Algunos de estos servicios incluían trabajar con estaciones locales de televisión y radio para trasmitir sesiones informativas sobre el manejo de emergencias, y ofrecer graficas y presentaciones para informar al público.

En la oficina, hicimos planes para aumentar la cantidad de personal que trabajaría el día 27 durante el horario de las 4 de la mañana hasta el fin del evento. También recaudamos provisiones para los equipos de inspección de daños tras el paso de tormentas. El personal a cargo de electrónicos y el Oficial de Tecnología de Información (ITO, por sus siglas en inglés) también estaban de guardia para responder ante cualquier problema que ocurriese con las computadoras o sistemas de comunicación.

Las autoridades locales y el público en general recibieron aviso previo sobre las posibilidades de condiciones climáticas severas para el área. A raíz del pronóstico, varias escuelas en las áreas bajo advertencia cerraron temprano o durante todo el día. Las oficinas gubernamentales y otros negocios del área hicieron lo mismo. En anticipación al desastre, ya para el medio día el Gobernador Bentley había firmado una declaración de emergencia y el Centro de Operación ante Emergencias del Estado de Alabama había sido activado al nivel de emergencia.

El 27 de abril, tres tornados tocaron tierra poco después de la media noche. Otra oleada alrededor del medio día. Y la ultima durante la tarde y noche del 27. Se experimentaron alrededor de 20 horas de clima severo continuo con un total de 62 tornados. Se perdieron más de 250 vidas y un número más alto aún de personas sufrieron heridas. Los daños fueron extensos.  Tan solo durante el mes de abril se vieron 109 tornados, un total que excede el récord de todos los tiempos para un periodo de un año.

Ya para el 27 de abril, todos en la oficina del Servicio Nacional de Meteorología de Birmingham estábamos al tanto de los riesgos. Enfocamos nuestros esfuerzos en ofrecer al público las mejores advertencias e información. Ante la tercera oleada de tornados, cuando se hizo evidente que los mismos estaban cobrando muchas vidas, varios miembros del personal se vieron tan afectados que tuvieron que ser relevados de sus puestos por varios segundos para recuperar la compostura. Y así lo hicieron. Nos concentramos aún más hasta que el clima severo cesó.

Pratt City, Ala., April 29, 2011 – Frank Hardy’s home in Pratt City was demolished on April 27, 2011 when deadly tornadoes swept through Alabama. Under the direction of Hardy’s high school friend Stan Smith, an architect with FD Moon & Company in Atlanta, the house is being rebuilt with wind-resistant construction techniques.

LEYENDA DE FOTO: Pratt City, Alabama, 29 de abril de 2011 – Los restos de un hogar que fue destrozado tras el paso de los tornados que afectaron a Alabama el 27 de abril.

Meses tras el desastre y ante la amenaza de clima severo, muchas personas preguntaban que si la amenaza se comparaba a la del 27 de abril. Les expliqué que es imposible hacer comparaciones entre las tormentas ya que todo tipo de clima severo, ya sean tornados o inundaciones repentinas y otro evento, podrían dejar una huella de destrucción parecida a la del 27 de abril. 

Aquí en el Centro Nacional de Meteorología tomamos en serio nuestra responsabilidad de ofrecer información al público que pueda salvar sus vidas. Me satisface enormemente saber que ayudé a alguien, a la vez que me entristece cuando las personas no se preocupan de estar al tanto de los peligros inminentes.  Nuestros pronósticos y advertencias no sirven de nada si USTED no reacciona ante la información. Así que, por favor, únase a nosotros. Tome tiempo esta semana para aprender sobre los riesgos. Aprenda cómo registrarse para recibir alertas, información y actualizaciones sobre los eventos climáticos. Por último, elabore un plan para que usted y otros puedan protegerse cuando ocurra clima severo. La vida que salve podría ser la suya.

El grupo musical Linkin Park tiene un plan de emergencias establecido en preparación para el clima severo

Autor: 

Como gerente de producción de la conocida banda de rock Linkin Park (LP), la mitigación de riesgos es una de mis prioridades. El grupo musical está involucrado en los esfuerzos para desarrollar y promover mejores formas de garantizar la seguridad del público presente en sus conciertos y los alrededores.

El clima severo ocurre con más frecuencia que lo que se imagina. Por esta razón, la banda musical trabaja  de cerca con meteorólogos acreditados, quienes utilizan tecnología y modelos predictivos para pronosticar el clima del área donde se llevarán a cabo sus conciertos. Trabajamos en colaboración con Tecnologías Meteorológicas (Weather Decision Technologies o WDT, por sus siglas en inglés) – quienes están ubicados cerca del centro de investigación y pronóstico para clima severo de la NOAA en Norman, Oklahoma – para crear el primer modelo de prevención y alerta diseñado específicamente para eventos al aire libre. A continuación una imagen de una parte del modelo:

decision matrix

En el área “backstage” de los conciertos de LP, podrás encontrar copias impresas del modelo. El mismo le indica al equipo cómo reaccionar y qué hacer ante los pronósticos del tiempo predeterminados que recibimos del WDT.

Linkin Park es el primer grupo musical en recibir el reconocimiento “Preparados para la Tormenta” (“Storm Ready”) de la NOAA. El reconocimiento se otorga a aquellos que demuestran y cumplen con los requisitos de planificación, preparación y metodología de alerta de NOAA. Linkin Park aceptó el reconocimiento con orgullo. El mismo marca un gran paso adelante para la industria. El Programa de Preparación para Tormentas (“StormReady”) ha asistido a más de 2000 comunidades con el desarrollo de planes de emergencia para afrontar el clima severo. Ir a un concierto o alguna otra actividad al aire libre debería ofrecer un escape de la rutina diaria. Por lo general, cuando te preparas para asistir a un evento, solo estas pensando en la buena música o entretenimiento del que vas a participar; también te aconsejamos que tomes un momento considerar tu seguridad personal.


Linkin Park Storm Ready.

Durante la Semana Nacional de Preparación para Clima Severo, quiero darles algunos consejos que podrían salvar su vida. Mientras mejor preparado esté, mejor podrá reducir las posibilidades de que el mal tiempo le tome por desapercibido en un evento al aire libre. Las buenas noticias es que prepararse solo tomará unos minutos. El calor, lluvia, tormentas eléctricas, granizo y vientos fuertes pueden impactar de manera negativa los eventos al aire libre. Cargar consigo protector solar, agua, y un teléfono móvil donde pueda descargar una aplicación que le ofrezca los pronósticos del tiempo y las alertas o advertencias climáticas (hay muchas aplicaciones como esta, simplemente haga una búsqueda con el término “clima” (“weather”) en la tienda de aplicaciones de su teléfono) son todas precauciones que debería tomar antes de participar de una actividad al aire libre.

Una vez llegue al lugar donde se llevará a cabo la actividad, tome unos minutos para familiarizarse con los alrededores. Ubique las salidas, las áreas donde pueda tomar refugio, y la ruta más rápida a su vehículo (que en muchas ocasiones es el lugar más seguro durante emergencias) y los métodos de alerta que utilizarán. Esté preparado para cuidar de si mismo ante estos riesgos ya que no todos los lugares donde se llevan a cabo eventos al aire libre están preparados para ofrecer refugio a todos los presentes. No tenga miedo de preguntar a un representante del evento sobre el plan de evacuación en caso de clima severo. Si no le ofrecen una respuesta satisfactoria, tome un minuto para preparar su propio plan. Recuerde que el evento es solo para su entretenimiento – si se encuentra bajo la amenaza de clima severo, tome refugio inmediatamente y solo regrese una vez las autoridades le indiquen que es seguro.

Esté pendiente a sus alrededores en todo momento. Si se emite un pronóstico de vientos fuertes, aléjese de estructuras efímeras como carpas y casetas de campaña.

Si ve un letrero con las palabras “Storm Ready”  significa que SÍ hay un plan en pie para el evento – tendrán sistemas de alerta y las instrucciones a seguir ante la amenaza de clima severo.

Si aún no tiene un plan familiar de emergencias, prepare uno hoy y sea como la fuerza de la naturaleza: conozca su riesgo, tome acción, comprométase a estar preparado y sirva como ejemplo, comparta con otros medidas de preparación.

Estas sugerencias podrían hacer la diferencia si se encuentra en situaciones de vida o muerte. Tenga un plan para el clima severo y disfrute de manera segura.

Preparando a las comunidades para el clima severo

Los residentes de Nueva Inglaterra tienen el beneficio de poder ser testigos a los impresionantes cambios de temporada, pero también deben prepararse para afrontar varios tipos de climas severos. Mi nombre es Rachel Little, soy miembro del Consejo para la Preparación Juvenil, y residente de Massachusetts. Una de las razones por las que me encanta vivir en Nueva Inglaterra es la oportunidad que tenemos de participar de varias actividades durante el invierno, como el esquiar y snowboard, y durante el verano, como ir a la playa con amistades – todo a pocas horas de donde vivo.

Mientras me encantan las actividades al aire libre, los residentes de Nueva Inglaterra hemos tenido que afrontar muchos peligros en los últimos dos años, tales como las tormentas del noroeste, tormentas de nieve, tornados, huracanes, e inundaciones repentinas. Estar preparado para el clima severo es sumamente importante en esta área. Cuando hay riesgo de tormenta, es crítico estar preparado, pero las personas no siempre saben cómo prepararse para el clima severo. Cuando oí que se acercaba una tormenta de nieve en febrero, supe inmediatamente que iba a ser una tormenta de gran magnitud. Una de las medidas de preparación que tomamos en mi área fue prohibir el conducir después de las cuatro de la tarde el día que la tormenta. Todos los vehículos de motor tenían que abandonar las carreteras o recibirían multas. Apoyo esta medida de precaución y creo que fue una manera muy inteligente de mantener al público seguro. De esta manera también se facilitó el trabajo del personal de emergencias. El tipo de nieve que trae una tormenta hace toda la diferencia. Si la tormenta es liviana, con poca nieve, es mucho más fácil y menos peligroso lidiar con la misma. Por otro lado, si cae mucha nieve, la situación se complica para todos. No solo se complica la remoción de nieve, sino que el peso de la misma puede causar muchos daños a la propiedad y cables eléctricos. A pesar de que durante esta tormenta la caída de nieve fue ligera, ¡cayó mucha nieve!

 South Kingstown, R.I., Feb. 19, 2013 -- Damage in South Kingstown following the Northeastern Blizzard.

LEYENDA DE FOTO: South Kingston, R.I., 19 de febrero de 2013 – Daños en South Kingston tras la tormenta del noreste.

La situación fue muy similar a la de la tormenta de nieve de octubre del 2011. Sabíamos que iba a nevar para el día de las brujas, pero la tormenta fue mucho peor que lo que esperábamos. La acumulación de nieve en los árboles terminó siendo uno de los mayores problemas. Las ramas de los árboles se rompieron y tumbaron cables de electricidad, dejando a muchos sin luz. No vi por varios días a mi padre, quien trabaja para el National Grid, debido a que los apagones se extendían por todo el estado.

 Narragansett, R.I., Feb. 19, 2013 -- Utility workers repair downed power lines following the Northeast Blizzard.

LEYENDA DE FOTO: Narragansett, R.I., 19 de febrero de 2013 – Trabajadores de las empresas de servicio reparan los cables de electricidad caídos tras el paso de la tormenta del noreste

Sin duda, el desastre más destructivo y desastroso en azotar nuestra comunidad fue el tornado del 2011. Nadie pensaba que un tornado pudiese llegar a esta área ya que estamos rodeados de montañas y vivimos en un valle. Esto debe servir como recordatorio a que todos podríamos ser víctimas de un desastre natural en cualquier momento.

Estas experiencias han servido para dar énfasis a la importancia de estar preparados para desastres. Tras el paso de la tormenta invernal de febrero, yo comparto tres factores importantes para prepararnos: conocer tu riesgo, tomar acción y servir como ejemplo a su familia y comunidad. Tomar acción no consiste solo de prepararse usted y su familia para el desastre, sino también de regar la voz en su comunidad para que estos también se preparen. Al conocer su riesgo, puede reducir su peligro de fatalidad y heridas porque ha tomado las medidas necesarias para prepararse de antemano. Yo he jugado un papel importante exhortando a mi familia, escuela y comunidad a prepararse por medio de la elaboración de planes de emergencias y preparación de equipos de suministros de emergencia antes de que llegue el clima severo. Si todos compartimos la importancia de estar preparados y las maneras de hacerlo, muchos otros se unirán y tomaran las debidas precauciones antes de que llegue la próxima tormenta.

Nota del editor: El Consejo para la Preparación Juvenil de FEMA ofrece la oportunidad a grupos y jóvenes que se han destacado con sus opiniones, experiencias, ideas y soluciones para fortalecer la preparación y respuesta de la nación ante diferentes tipos de desastres.

La preparación es importante: preparando nuestras tiendas para el clima severo

Autor: 

Cuando se trata de clima severo, nunca se sabe cuándo una tormenta eléctrica vaya a generar un tornado mortal y destructivo. Dado que cada semana Walmart sirve a más de 140 millones de clientes en sus más de 4,000 ubicaciones dentro de los Estados Unidos, se puede decir con certeza que hemos sido testigos a las muchas variaciones del mal tiempo.

Dado el número de tiendas y tamaño de las mismas, cubrimos mucho territorio – y hemos pasado por muchas tormentas con nuestros compatriotas estadounidenses. Cuando se emite una advertencia climática, por lo general podrás encontrar un Walmart o un Sam´s Club localizado en los alrededores del área. Por eso es de suma importancia que nos aseguremos que nuestras tiendas y empleados estén preparados para emergencias.

Como parte de nuestro compromiso a la preparación para emergencias, hemos coordinado con el Servicio Nacional de Meteorología para que las tiendas reciban una notificación telefónica cuando estos emitan un aviso/advertencia de tormenta eléctrica o tornado.  Cuando esto ocurre, las tiendas están preparadas para tomar acción inmediata y poner en acción su plan de seguridad para clima severo.

No solo es importante que se implemente el plan, sino que el mismo se revise con regularidad y esté al día. Por ejemplo: Aproximadamente un mes antes de que un tornado categoría 5 pasara por Jopin (mayo del 2011), nuestro gerente de tienda decidió revisar el plan de seguridad del establecimiento. Andy Martin y su equipo de empleados revisaron los planos de la tienda y determinaron que, de ocurrir un tornado, la parte de atrás de la tienda sería el lugar más seguro para buscar refugio. Martin también se aseguró que todo el personal de la tienda supiera como ejecutar el plan.

A pesar de que Andy estaba libre el día que azotó la tormenta, sus empleados supieron qué hacer. Siguieron los pasos del plan y le indicaron a los clientes que tomaran refugio en la parte trasera de la tienda, la cual había sido determinada el lugar más seguro. Ese día, las acciones del personal y la rapidez con la que actuaron ayudaron a salvar más de 200 vidas.

Siempre tenemos en cuenta la seguridad de nuestros empleados y clientes. Hemos identificado zonas de seguridad para todas nuestras facilidades. Debido a que el diseño de nuestras tiendas varía, lo que puede ser una zona de seguridad en una tienda, no necesariamente lo será para otra. Por ejemplo, la zona de seguridad para la tienda de Joplin, MO no necesariamente es la misma que la de otras tiendas. Más importante aún es que sabemos que el clima severo no siempre se puede predecir, así que nos enfocamos en preparar a nuestros empleados para cuando este ocurra. Teniendo protocolos de seguridad y un plan de emergencias para el trabajo y el hogar, preparamos a nuestros empleados para lo inesperado.

Durante esta Semana Nacional de Preparación para Clima Severo, le exhortamos a preparar un plan de emergencias para su familia y negocio. Ya esté enfrentando clima severo, un incendio en su hogar, un apagón en su trabajo, o cualquier otra emergencia, tener un plan de preparación le ayudará a usted, su familia y empleados a ser fuertes. Walmart espera que todos tomen acción y se comprometan a estar preparados para lo inesperado tanto en su trabajo como en el hogar.

El clima – un elemento clave para la interminable temporada de incendios

Algo tan pequeño como un palillo de fósforo, una colilla de cigarrillo, o hasta relámpagos en las zonas rurales pueden ocasionar grandes y rápidos incendios que podrían afectar a muchos de forma indiscriminada.

Estas estadísticas, con data del año pasado, muestran como los incendios forestales han tenido un impacto significativo a través de todo el país:

  • 11 bomberos perdieron sus vidas
  • 67,774 incendios forestales causaron la devastación de 9.3 millones de cuerdas de terreno – la segunda cantidad más grande de terreno destrozado por incendios en los últimos 10 años
  • 4,244 estructuras fueron destrozadas, incluyendo 2,216 residencias – números mucho más altos que el promedio anual

El riesgo de incendio aumenta según el clima se torna más severo.

Las temporadas de incendio se alargan y los incendios se vuelven más intensos. El clima es un factor que contribuye a la formación y propagación de incendios. Cuando un incendio ocurre en condiciones climáticas secas y con vientos fuertes, el mismo se extenderá con rapidez y consumirá todo en su camino, incluyendo carreteras, cercas, y bloques de vivienda. La combinación de tres factores influye en la formación y propagación de incendios: combustible, condiciones climáticas, y topografía. Si se suma a esta combinación una fuente de ignición, el resultado podría ser mortal y catastrófico.

San Diego, Calif., October 25, 2007 -- Helicopters drop water and retardant on the Harris fire, near the Mexican border, to stop the wildfire from advancing. Currently the fires in Southern California have burned nearly 350,000 acres.

LEYENDA DE FOTO: San Diego, California, 25 de octubre de 2007 – Un helicóptero deja caer agua y retardante de fuego sobre el “Harris Fire”,  el cual ocurrió cerca de la frontera mexicana, para detener la propagación del mismo. Andrea Booher/FEMA

Las temporadas de incendios se pronostican tomando en consideración los patrones climáticos, la retención de humedad de la vegetación, y la topografía del terreno. El nivel de riesgo durante esta temporada puede cambiar drásticamente de moderado a severo en cuestión de días. En algunas regiones, los incendios pueden ser un problema durante todo el año, dependiendo en la ubicación, la vegetación y el clima. A diferencia de los huracanes, los incendios no siempre se pueden predecir o pronosticar; estos tienden a ocurrir de manera inesperada, como los tornados, tsunamis o inundaciones repentinas, en ocasiones dando solo minutes a las personas para tomar decisiones de vida o muerte.

Aunque no lo crea, los incendios también pueden crear sus propias condiciones climáticas. El viento puede propagar los incendios con más velocidad, cargando las chispas del mismo por millas donde estas pueden producir nuevos incendios. Con tan solo una chispa que caiga en un rincón seco de su hogar, se podría producir un fuego de propagación rápida y descontrolada. Si se encuentra atrapado entre las brasas del fuego, siga una ruta de escape o huya de manera rápida a una zona de seguridad.

 Malibu, Calif., October 23, 1996 -- A California Department of Forestry (CDF) official watches the wildfire as it burns up a hillside.

LEYENDA DE FOTO: Malibu, California, 23 de octubre de 1996 – Un oficial del Departamento Forestal de California observa un incendio arder a la distancia. Foto de prensa/FEMA

La amenaza de incendios forestales durante este año

Los pronósticos para esta temporada de incendio indican que será otro año de sequía e incendios para el suroeste, las llanuras centrales, y las Montañas Rocosas. La actividad de incendios en los últimos años sirve como indicador que los incendios forestales son una amenaza a nivel nacional. La temporada de incendios comienza con las sequías en Hawaii y se extiende hasta Florida, donde después de experimentar oscilaciones entre temperaturas cálidas y frías, y clima seco y húmedo, el Servicio Forestal predice que esta temporada será “normal” – al menos que ocurran “condiciones inesperadas de lluvias o sequías intensas.”  

A principios de febrero, se emitieron varias alertas de condiciones incendiarias para el suroeste del país, en los estados de Texas, Arizona y New Mexico. El Servicio Nacional de Meteorología emite estas alertas cuando hay bajos niveles de humedad, vientos fuertes, y sequías o condiciones secas. La sequía se ha estado extendiendo desde el sur de las Dakotas a las llanuras centrales y los estados del suroeste, los cuales se vieron afectados por muchos incendios el año pasado.

Este año, la región de Colorado conocida como Front Range - donde ocurrió el incendio llamado “North Fork Fire” - sigue enfrentando condiciones climáticas que tienden a producir incendios. Chris Cuoco, un meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología con sede en Grand Junction, CO, nos indica que las acumulaciones de nieve en el área son solo el noventa por ciento de las acumulaciones que se vieron el año pasado.

El pico de la temporada de incendios en California ocurre entre septiembre y octubre, después de que el chaparral experimenta condiciones secas y los vientos de Santa Ana se intensifican. El año pasado, el norte de California fue víctima de muchos incendios, mientras el sur del estado no se vio afectado. Este año, la sequía afectará algunas partes del norte y la mayoría del sur de California. Con todo y los modelos para la prevención de la propagación de incendios en los Estados Unidos, un incendio catastrófico podría ocurrir en otras áreas durante otras temporadas del año.

West Glenwood, Colo., June 11, 2002 -- The Flathead Hotshot crew set a burn on Horse mountain in the South Canyon drainage to stop fire from consuming more forest land

LEYENDA DE FOTO: West Glenwood, Colorado, 11 de junio de 2002 – El humo de un incendio en South Canyon. Foto por Andrea Booher/Prensa de FEMA

A pesar de que podemos monitorear las áreas que se encuentran a mayor riesgo de incendio a raíz de sequía y los niveles de humedad en la vegetación (árboles, arbustos y hierba), también es importante recordar que el clima puede ser un elemento clave que aumente el riesgo de incendios. Por tanto, si vive en un área propensa a incendios, recuerde:

  • Mantenerse al día con las condiciones climáticas locales – esté informado de las condiciones climáticas en su comunidad y preste atención a indicadores como bajos niveles de humedad, sequía, y vientos fuertes – tres factores que aumentan el riesgo de incendios.
  • Siga las instrucciones de las autoridades locales – si las autoridades locales declaran un mayor riesgo de incendios forestales en su área, tome las medidas adecuadas para protegerse
  • Tenga un plan en caso de que su hogar o negocio se vea bajo la amenaza de un incendio forestal – tomar acciones tan simples como crear una zona de espacio defendible en su hogar y tener un plan de evacuación podrían salvar su hogar y vida.

Esperamos que se mantengan seguros durante esta temporada de incendios. Recuerden, el clima puede ser un ingrediente clave para los incendios, pero las personas, familias y comunidades que se preparan tienen una mejor oportunidad de sobrevivir y recuperarse. Visiten Listo.gov/incendios-forestales para más información sobre como mantenerse a salvo antes, durante y después de un incendio forestal.

Sobre los autores

Justin Dombrowski, Director de Respuesta de la Región IX de FEMA, trabajó como bombero viajando por todo el país para lidiar con incendios forestales y vio de cerca la perdida de hogares, bienes y vidas, incluyendo las vidas de muchos bomberos. Justin quiere que las personas sepan qué hacer cuando ocurre un incendio y cómo actuar para reducir el riesgo a sus hogares, comunidades, y el personal de primera respuesta.

John N. Maclean, escritor y periodista, ha escrito cuatro libros y varios artículos sobre los incendios forestales. Es miembro de FEMA y del Departamento de Bomberos Voluntarios de Seeley Lake.

Lo que estamos observando: 22/2/2013

El clima severo continúa

El mes de marzo está a la vuelta de la esquina, pero el clima severo continúa siendo el centro de atención. Continuamos monitoreando de cerca los impactos que la tormenta invernal ha tenido durante los últimos días en mucho del centro y sur del país. Según la tormenta hace su camino al este, el Servicio Nacional de Meteorología ha pronosticado que mucho de la costa Este se verá afectada por nieve, aguanieve, y lluvia durante el fin de semana. Si usted se encuentra en una de las áreas que serán afectadas por la tormenta, manténgase al día de su pronóstico local visitando weather.gov o mobile.weather.gov desde su teléfono móvil. También puede visitar Listo.gov para consejos sobre cómo prepararse.

avisos y advertencias de clima severo

LEYENDA DE FOTO: Avisos y advertencias de clima severo, cortesía del Servicio Nacional de Meteorología. Esta imagen se actualiza automáticamente con información de weather.gov.

Si usted o alguien que conoce pasarán el fin de semana trabajando en los esfuerzos de remoción de nieve, recuerde tomar las debidas precauciones. Cuando esté sacando la nieve, ¡evite agotarse por exceder su esfuerzo y use  varias capas de ropa para permanecer caliente!  Visite Listo.gov para más información sobre qué hacer antes, durante, y después de las tormentas invernales y el frío extremo.

Nuestro blog favorito de la semana…

Viene de nuestros amigos de la Corporación para el Servicio Nacional y Comunitario. Nos cuenta la historia de cómo la líder de un equipo de los Cuerpos de FEMA, Cassie Murray, ayudó a orientar a los sobrevivientes del huracán Sandy sobre la asistencia por desastre disponible, tomando el tiempo para escuchar a los mismos. A continuación les ofrecemos una parte del blog, que fue publicado en Serve.gov:

Murray y su equipo fueron enviados a Long Beach Island en New Jersey como parte del equipo de Relaciones Comunitarias de FEMA poco después de que el área fuese considerada “segura” para que los residentes regresaran a sus hogares. Según hacia su camino a una de las casas en la isla, el propietario de la misma vio que vestía la ropa de FEMA y le dijo, “No quiero a personal de FEMA aquí. No quiero hablarle,” pensando que su solicitud por asistencia había sido denegada.

Murray convenció al hombre a que le enseñara la carta recibida de FEMA y le explicó que su solicitud no había sido denegada, sino que la carta indicaba que FEMA necesitaba más información para poder continuar con el proceso. En ese momento, el residente le indicó a Murray que muchos de sus vecinos habían asumido lo mismo que él y necesitarían clarificación.

Antes de terminar, Murray pasó dos horas explicando a un grupo de residentes de la comunidad lo que la carta significaba y qué debían hacer para recibir asistencia. Cuando terminó, uno de los hombres a quienes le explicaba se puso de pie, colocó sus manos en los hombros de Murray y le dijo, “Cuando me levanté esta mañana, no tenía idea que un ángel iba a entrar por mi puerta.”

La experiencia le demostró a Murray el poder de escuchar y lo importante que es estar informados para aquellos recuperándose de un desastre.

Si usted no está familiarizado con los Cuerpos de FEMA, es un programa que se realiza en colaboración con CNCS para jóvenes entre las edades de 18-24 años. Trabajan por un año dando apoyo directo a aquellos afectados por desastres. (Aquí podrá encontrar más información sobre los Cuerpos de FEMA)

Video de la semana

Un propietario de hogar en Mantoloking, N.J. tomó precauciones hace 30 años cuando decidió construir su hogar sobre postes. Gracias a esas medidas, su hogar pudo resistir los efectos del huracán Sandy. (Video en en inglés)

Fotos de la semana

erving carr

Oak Grove, Miss., 20 de febrero de 2013 – Erving Carr, un residente de Oak Grove, sentado entre los escombros de su hogar, agradecido de haber sobrevivido el tornado categoría 4. El Sr. Carr y su esposa sobrevivieron sin sufrir daños graves escondiéndose debajo del colchón en su dormitorio. Los representantes de FEMA están yendo de puerta en puerta en estas áreas, ofreciendo asistencia e información a todos aquellos afectados. Foto por Marilee Caliendo/FEMA

karrie beardall

Petal, Miss., 18 de febrero de 2013 -- Karrie Beardall, Directora del Centro de Recuperación por Desastre, ofrece apoyo y se reúne con un solicitante. La misión de FEMA en los Centros de Recuperación por Desastre es no solo responder a las preguntas de los solicitantes, sino también ofrecerles un lugar donde estos puedan reunirse con personal que entiendan por lo que están pasando. Foto por Marilee Caliendo/FEMA

Comprométase a estar preparado para el clima severo

Nos estamos preparando para la Semana Nacional de Preparación para Clima Severo – que tomará lugar del 3 al 9 de marzo. Las agencias y organizaciones para el manejo de emergencias estarán regando la voz sobre las maneras cómo usted y su familia pueden mantenerse a salvo si su comunidad es afectada por clima severo, ya sean tornados, inundaciones, huracanes, o incendios forestales. Usted también puede ayudar a  difundir el mensaje comprometiéndose a estar preparado visitando Ready.gov/pledge (en inglés).  Si busca maneras como promover medidas de preparación en su comunidad, visite Ready.gov/severe-weather bajo la etiqueta “Hable sobre el clima severo” (“Talk About Severe Weather”) y encontrará lo que necesita.

Nueva información relacionada a desastres

Por último, les quiero dejar saber sobre dos nuevas fuentes de información relacionadas al esfuerzo de respuesta y recuperación de FEMA. Como parte de la Ley para la Mejora del Esfuerzo de Recuperación tras el paso del huracán Sandy, les ofrecemos periódicamente actualizaciones sobre:

  • Actividades de asignación de misiones (en inglés) – FEMA utiliza  el proceso de asignación de misiones para asignar trabajo y reembolsar a otros departamentos federales y agencias quienes ofrecen asistencia directa durante emergencias y desastres.
  • Actividades de subsidios de asistencia pública (en inglés) – El Presidente puede hacer disponible fondos de asistencia pública  de FEMA a los gobiernos estatales y locales y otras organizaciones privadas sin fines de lucro (sobre una base de gastos compartidos).

Para más información, visite fema.gov/data-feeds (en inglés).

¡Que pasen un buen fin de semana!

Ahorrando $1 millón en la zona costera

El abuelo de Brian Robbins, Harry, comenzó su fabrica de bolsas de papel desde su garaje en el año 1935 con tan solo una maquina plegable. De niño, el papá de Robbins solía correr su bicicleta para repartir folletos y promover  el negocio. En el año 1940, Harry tuvo la buena fortuna de conocer a una persona que construye contenedores de madera, quien le introdujo a las cajas de cartón.

Años más tarde,  la operación familiar pasó a convertirse en lo que se conoce como la Cornell Paper & Box Company, una compañía con ganancias de $14 millones al año localizada en Red Hook, la histórica zona costera de Brooklyn. Ubicación desde donde la estatua de la libertad es visible, incluso cuando hay neblina.

La compañía ya no fabrica productos de papel, sino que se dedica a la compra y distribución de cajas de cartón a través de los Estados Unidos. Brian, quien ha estado a cargo de la compañía junto a su padre por los pasados 15 años, ha observado con nerviosismo como las aguas, que en algunas áreas suben tan cerca como a 15 pies de la histórica fabrica de ladrillos, han ido erosionando la costa. A principios del año 2000, el muelle en el exterior de la fabrica finalmente cedió y colapsó.

Brian comentó que sabía que solo era cuestión de tiempo antes de que la erosión hiciera al edificio vulnerable a los efectos de una tormenta, como la tormenta del noreste. Su preocupación era que las paredes fueran a derrumbarse con la fuerza del oleaje.

En octubre, cuando el huracán Sandy causó inundaciones en Red Hook, la fabrica de Robbin se vio sumamente afectada – pero los daños pudieron haber sido mucho peor de no haber sido por el proyecto de mitigación que este había implementado. Hace cuatro años, Robbins gastó medio millón de dólares en traer 1,500 yardas cúbicas de rocas para construir una escollera – un dique de rocas grandes para prevenir la erosión – y un muro de contención para proteger su propiedad. Con todo y que Sandy causó inundaciones de hasta cinco pies de agua en la fabrica, Robbins explica que la situación pudo haber sido mucho peor. No le cabe duda de que la pared exterior hubiese sido derrumbada de no haber sido por los pasos que este tomó para prevenir la erosión.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Brian Robbins, propietario de la Cornell Paper and Box Company, Inc., al lado de su fabrica – la cual colinda con la bahía Upper New York. Robbins tomó la iniciativa de mitigar daños a su propiedad construyendo una pared de roca abultada para proteger su propiedad del fuerte oleaje de la tormenta. A pesar de que la fabrica se vio inundada por el huracán Sandy, Robbins dijo que de no ser por los pasos de mitigación tomados, el edificio completo hubiese sido destrozado.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Brian Robbins, propietario de la Cornell Paper and Box Company, Inc., al lado de su fabrica – la cual colinda con la bahía Upper New York. Robbins tomó la iniciativa de mitigar daños a su propiedad construyendo una pared de roca abultada para proteger su propiedad del fuerte oleaje de la tormenta. A pesar de que la fabrica se vio inundada por el huracán Sandy, Robbins dijo que de no ser por los pasos de mitigación tomados, el edificio completo hubiese sido destrozado.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Brian Robbins, propietario de la Cornell Paper and Box Company, Inc., al lado de su fabrica – la cual colinda con la bahía Upper New York. Robbins tomó la iniciativa de mitigar daños a su propiedad construyendo una pared de roca abultada para proteger su propiedad del fuerte oleaje de la tormenta. A pesar de que la fabrica se vio inundada por el huracán Sandy, Robbins dijo que de no ser por los pasos de mitigación tomados, el edificio completo hubiese sido destrozado.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Brian Robbins, propietario de la Cornell Paper and Box Company, Inc., al lado de su fabrica – la cual colinda con la bahía Upper New York. Robbins tomó la iniciativa de mitigar daños a su propiedad construyendo una pared de roca abultada para proteger su propiedad del fuerte oleaje de la tormenta. A pesar de que la fabrica se vio inundada por el huracán Sandy, Robbins dijo que de no ser por los pasos de mitigación tomados, el edificio completo hubiese sido destrozado.

Robbins comenzó con el proyecto a principios del 2008 y lo completó para septiembre de 2010. Robbins bromea que tuvo que solicitar la aprobación de todas las agencias de gobierno en existencia. A mediados de la vida del proyecto se desató la crisis financiera y Robbins habló con su padre sobre si debían continuar. Al final decidió que TENÍA que hacerlo o se encontraría en una peor situación de azotar una tormenta de gran calibre.

Con todo y los esfuerzos de mitigación, una pared de la fabrica sostuvo daños que costarán aproximadamente $270,000 en reparaciones. La limpieza costará otros $400,000. Además, las aguas de inundaciones causaron daños a las cajas de cartón valorados en aproximadamente $900,000.  Su seguro de inundaciones cubrirá $500,000 en reparaciones a la infraestructura y otros $500,000 por el inventario dañado.  (La cobertura del seguro por inundaciones para negocios es diferente que la cobertura para los propietarios de hogares, la cual tiene un limite de $250,000 para arreglos de daños estructurales y $100,000 por los bienes dentro del hogar que hayan sido dañados por las inundaciones).

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Empleados de la Cornell Paper and Box Company en Red Hook continúan con los esfuerzos de recogido y limpieza de cajas dentro de la fabrica que fue inundada durante el huracán Sandy. Los negocios afectados por la tormenta pueden comunicarse con la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) para recibir información sobre los préstamos a bajos intereses por desastre visitando cualquiera de los centros de recuperación por desastres del estado de Nueva York/FEMA y los 18 centros de recuperación por desastres de SBA.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – Empleados de la Cornell Paper and Box Company en Red Hook continúan con los esfuerzos de recogido y limpieza de cajas dentro de la fabrica que fue inundada durante el huracán Sandy. Los negocios afectados por la tormenta pueden comunicarse con la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) para recibir información sobre los préstamos a bajos intereses por desastre visitando cualquiera de los centros de recuperación por desastres del estado de Nueva York/FEMA y los 18 centros de recuperación por desastres de SBA.                                                                              

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – La empresa local de Red Hook, Cornell Paper and Box Company, continúa con sus esfuerzos de limpieza de la fabrica, la cual fue inundada durante el paso del huracán Sandy. Los negocios afectados por la tormenta pueden comunicarse con la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) para recibir información sobre los préstamos a bajos intereses por desastre visitando cualquiera de los centros de recuperación por desastres del estado de Nueva York/FEMA y los 18 centros de recuperación por desastres de SBA.

Brooklyn, N.Y., 4 de diciembre de 2012 – La empresa local de Red Hook, Cornell Paper and Box Company, continúa con sus esfuerzos de limpieza de la fabrica, la cual fue inundada durante el paso del huracán Sandy. Los negocios afectados por la tormenta pueden comunicarse con la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) para recibir información sobre los préstamos a bajos intereses por desastre visitando cualquiera de los centros de recuperación por desastres del estado de Nueva York/FEMA y los 18 centros de recuperación por desastres de SBA.                                                                             

Para pagar la diferencia, Robbins tendrá que solicitar un préstamo a bajo interés por desastre de medio millón de dólares de la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos (la cual también ofrece prestamos a bajos intereses para que propietarios de hogares puedan reparar los daños sufridos).  Tomará varios meses antes de que Cornell pueda almacenar el inventario de papel necesario para que la producción vuelva a como era antes. Mientras tanto, Robbins trata de recuperar algo de sus perdidas rentando espacio vacío dentro de su fabrica a personas para que estas puedan almacenar sus cosas, (un cliente está almacenando su motora donde usualmente se almacenan cantidades de cajas de cartón).

Aún así, Robbins ha estimado que de no haber sido por las medidas de mitigación que se llevaron a cabo antes del azote de la tormenta, los daños le hubiesen costado un millón de dólares adicionales. Ahora el plan es traer otras 400 toneladas de roca para reemplazar lo que Sandy se llevó.

Robbins dice que una vez realice las reparaciones estará aun mejor preparado para afrontar a próxima tormenta y que se estará ahorrando otro millón de dólares – o más.

Después de que el Presidente emite una declaración de desastre mayor, FEMA provee financiamiento al estado para subsidios de mitigación.  Para más información sobre cómo solicitar para recibir estos subsidios, visite la siguiente página de pregunta frecuentes sobre el Programa de Subsidios para la Mitigación de Daños.

De una cama acogedora a un buque, el relato de un miembro del equipo de la Fuerza de Capacidad y Movilización

Debido a la magnitud  de personas que fueron afectadas por el huracán Sandy, el Departamento de Seguridad Nacional movilizó por primera vez, el día 1 de noviembre, a la Fuerza de Capacidad y Movilización. Establecida por la Ley de Reforma para el Manejo de Emergencias Post Katrina, la Fuerza de Capacidad y Movilización está compuesta de empleados provenientes de todas las agencias que componen al Departamento de Seguridad Nacional – incluyendo la Administración de Seguridad en el Transporte, la Guardia Costera, y el Servicio Secreto – quienes están dispuestos a tomar tiempo de sus trabajos habituales para ayudar a los sobrevivientes. Estas personas se encuentran trabajando arduamente junto a los equipos de relaciones comunitarias en las áreas afectadas, incluyendo los centros de recuperación por desastres, donde responden a las preguntas de los sobrevivientes sobre la asistencia por desastre disponible.

Ahora mismo en Nueva York, algunos 800 miembros de la Fuerza de Capacidad y Movilización se están hospedando en tres buques que están operando como hoteles flotantes para los trabajadores de los esfuerzos de recuperación. Se trajeron estos buques de la Administración Marítima de los Estados Unidos debido a la escasez de habitaciones de hoteles en la ciudad – y  los mismos no son exactamente cruceros de lujo.

Staten Island, N.Y., 7 de noviembre de 2012 – El Oficial de Coordinación Federal (FCO, por sus siglas en inglés) Mike Byrne se reúne con voluntarios del Departamento de Seguridad Nacional que se alojan en el TS Kennedy, un buque de entrenamiento de la academia marítima.

Staten Island, N.Y., 7 de noviembre de 2012 – El Oficial de Coordinación Federal (FCO, por sus siglas en inglés) Mike Byrne se reúne con voluntarios del Departamento de Seguridad Nacional que se alojan en el TS Kennedy, un buque de entrenamiento de la academia marítima.

El 7 de noviembre, acompañado del Administrador Adjunto Serino, visité a los miembros de la Fuerza de Capacidad y Movilización para extenderles mi más sincero agradecimiento por su arduo trabajo, servicio y dedicación ya que sé que no puede ser fácil pasar tanto tiempo lejos de sus hogares y seres queridos.

El siguiente es un relato de Melinda K. McDonough, quien es miembro de la Fuerza de Capacidad y Movilización hospedándose en el T.S. Kennedy, anclado en el muelle de Staten Island. Ella es una de alrededor de 1,000 miembros del equipo de relaciones comunitarias de FEMA que están evaluando las áreas afectadas.

Staten Island, N.Y., 5 de diciembre de 2012 – Melinda McDonough en frente del TS Kennedy.

Staten Island, N.Y., 5 de diciembre de 2012 – Melinda McDonough en frente del TS Kennedy.

Es un placer estar en el T.S. Kennedy. Solo somos yo y más de 600 de mis nuevos mejores amigos.

En mi vida normal trabajo en Washington, DC como Jefa Adjunta de Diversidad con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos – donde tengo una oficina grande y cómoda con excelente vista.  En el buque, la privacidad es muy limitada y solo consiste de una cortina que divide nuestras literas de tres pisos (no le crean al que diga que las mujeres no roncan igual que los hombres). En nuestro camarote compartimos seis inodoros y cuatro urinales, que, por supuesto, estos últimos no nos sirven de nada (excepto en situaciones de apuro). Si eres más recatada, puedes levantarte a las 3 a.m. para bañarte y vestirte con más privacidad.

En el buque entran mucho las corrientes de aire, es fácil perderse, y es extremadamente ruidoso. Los sonidos resuenan en el acero (en especial en el área del comedor).

A pesar de esto no me quejo. Me alegra poder ayudar a las personas afectadas por el huracán Sandy. Teniendo en cuenta la escasez de habitaciones de hoteles en Nueva York, la idea de quedarnos en un buque es brillante.

Soy la líder de un equipo compuesto de ocho personas, quienes vienen de diferentes partes del país y representan una gran variedad de formaciones. Tenemos el privilegio de trabajar junto a un héroe de guerra, el Sargento de Primera Clase Robert Staats, miembro del Equipo de Francotiradores del Ejército de los Estados Unidos. Staats fue galardonado con el Corazón Purpura y la medalla de servicio Meritorio por su valiente esfuerzo en Iraq. Aquí en N.Y. hemos venido a depender de su conciencia situacional para mantenernos a salvo. Él toma gran orgullo en garantizar que tengamos las provisiones y artículos necesarios para realizar nuestro trabajo.

 Robert Staats, Allen Avery, Mishana Egan, Melinda McDonough, Don Jacobson, Annette Ambrosio, y Bryan England.

Staten Island, N.Y., 5 de diciembre de 2012 – Melinda McDonough, líder del equipo de Relaciones Comunitarias 31, flanqueada de su equipo en frente del buque de entrenamiento TS Kennedy. De izquierda a derecha: Robert Staats, Allen Avery, Mishana Egan, Melinda McDonough, Don Jacobson, Annette Ambrosio, y Bryan England.

Somos un buen ejemplo del proceso de desarrollo de un equipo. Después de haber trabajado en las etapas de “formación, ideas, y normas,” ahora estamos en el proceso de “actuación.” La etapa de formación fue rápida y arbitraria – básicamente nos dijeron “aquí esta su grupo.”

Una vez el equipo estaba formado, nos dedicamos a asignar las tareas de quién iba a hacer qué y dónde para cumplir con la misión del equipo de relaciones comunitarias, lo que requirió que identificáramos las habilidades y destrezas del grupo. En primer lugar necesitábamos a un conductor que fuese capaz de conducir una camioneta para 15 personas.  Un hombre que solía trabajar como detective para el Departamento del Alguacil de Los Angeles (y ahora trabaja como un inspector de cargamento para TSA) se ofreció para la tarea, y después de tan solo 16 días ya está conduciendo como si fuera oriundo de la ciudad de Nueva York.

Somos muy afortunados de tener a un consultor de rendimiento de la Guardia Costera como nuestro “copista”. Nadie quería el trabajo de preparar los informes escritos, y si no fuera por su dedicación a completar los informes de manera detallada, no podríamos ser exitosos. Como miembros de nuestro equipo también tenemos a un agricultor de Oregon que disfruta de correr maratones; un ministro episcopal que trabajó como un piloto de helicópteros en Vietnam; una madre de tres quien es conocida por ser bromista; y un piloto técnicamente hábil (alias SatNav Allen).

La fase de “ideas” consistió sobre todo en aprender a cómo trabajar juntos y llevarnos bien a pesar de la gran diversidad de personalidades en el grupo – en otras palabras, el equipo tuvo que trabajar en cómo no volvernos locos unos a los otros. A pesar de las 12-15 horas que pasamos juntos a diario, nadie ha sido “expulsado de la isla” (todavía).

La fase de “normas” consistió de establecer responsabilidades y una rutina fiable. Todos los días nos reunimos en un lugar específico donde doblamos folletos de asistencia por desastre, imprimimos nuestras hojas de contacto, sometemos los informes finales, y reabastecemos nuestras provisiones de agua y otros artículos. Al llegar a nuestro campo de trabajo asignado, vamos de puerta en puerta evaluando las residencias y negocios que fueron afectados por el desastre. Nos tomamos un descanso para almorzar – y ya hemos estado juntos lo suficiente que podemos llegar a un acuerdo mutuo de dónde ir. Nos hemos convertido en una familia bastante feliz.

En cuanto a nuestra “actuación,” al día de hoy hemos tocado en un mínimo de 1,500 puertas. Muchas de las personas que hemos encontrado han sido ancianos que se encuentran aislados en sus apartamentos sin calefacción, electricidad, comida, agua o medicinas. Nos estamos asegurando que estos sobrevivientes reciban lo que necesitan.

A pesar de las largas horas y las acomodaciones rústicas, lo volvería a hacer en un abrir y cerrar de ojos. Los que me dan pena son la tripulación del buque. Están acostumbrados a lidiar con cadetes disciplinados de la marina, no con un montón de adultos revoltosos. La tripulación ha sido muy amable con nosotros. Hasta han preparado tartas sin gluten en el comedor. Y ahora que he adoptado una estrategia para alejar las botas del equipo de mi litera – esto estaba causando un grave problema de aromaterapia – puedo enfrentar lo que sea.

Staten Island, N.Y., 7 de noviembre de 2012 – El Administrador Adjunto de FEMA, Rich Serino, visita los dormitorios del TS Kennedy.

Staten Island, N.Y., 7 de noviembre de 2012 – El Administrador Adjunto de FEMA, Rich Serino, visita los dormitorios del TS Kennedy.

Estado o región: Nueva York (en inglés)

Desastre relacionado: Huracán Sandy en Nueva York

El Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY, por sus siglas en inglés) rescata su barco durante el huracán Sandy y acogen a otros

En el viaje de camino hacia el antiguo muelle naval en el área de Stapleton en Staten Island, uno nunca se imaginaría que detrás de los almacenes, los grafitis, y las vallas de acero hay cientos de personas que ofrecen ayuda por desastres trabajando arduamente, un excelente ejemplo de cómo las agencias del gobierno se unen en colaboración.  Este muelle también es hogar a la única unidad naval de la ciudad de Nueva York en Staten Island, quienes están a cargo del manejo de emergencias en el puerto.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, no había presión de agua en el bajo Manhattan, lo que causaba dificultades en la extinción de los incendios. Fueron las unidades marinas del Departamento de Bomberos de Nueva York las que vinieron al rescate, siendo capaces de bombear suficiente agua a la ciudad para extinguir los fuegos.

Al recibir un subsidio del Departamento de Seguridad Nacional, la división naval fue capaz de sustituir su vieja flota con dos barcos de vanguardia valorados en $27 millones que fueron diseñados para la extinción de incendios. Los mismos pueden bombear 50,000 galones de agua por minuto, el doble de la capacidad de las embarcaciones que se usaron para el 11 de septiembre. (Uno fue nombrado “Trescientos cuarenta y tres” por el número de bomberos que perdieron sus vidas ese día, y el otro “Fire Fighter II”).

Foto cortesía del Departamento de Bomberos de Nueva York

(Foto cortesía del Departamento de Bomberos de Nueva York)

La noche que azotó el huracán Sandy, sin embargo, los bomberos de Staten Island que estaban trabajando no solo tenían sus hogares porque preocuparse – muchos de ellos viven en las áreas afectadas – sino también su embarcación, Fire Fighter II, que chocaba contra la estación de bomberos. “El viento hizo un viraje durante la tormenta que soplaba a la embarcación en la dirección del edificio,” dijo el bombero Bob Senatore.

Con solo linternas para guiarles por la oscuridad e inundaciones y enfrentándose a vientos de 80 millas por horas, fuertes lluvias y la espuma del mar, la tripulación aflojó las líneas que le amarraban al muelle para que el barco pudiese moverse con el revuelto de las olas. Pero según el viento soplaba y los niveles de agua aumentaban, la tripulación tenía que seguir reajustando las líneas. “El barco está diseñado para operar durante una tormenta – hubiese estado mejor en el agua que amarrado del muelle,” explicó Senatore.

La tripulación tomó la decisión de navegar al Fire Fighter II hacia la bahía para mantenerlo seguro. Desafortunadamente, la gran cantidad de escombros, incluyendo troncos flotantes, cubrían la cuenca. “Tuvimos que hacer un “baile” con el barco entre los escombros para prevenir daño a las hélices,” dijo el teniente Di Lorenzo. Cuatro horas después, según la tormenta disminuía, los esfuerzos de la tripulación lograron que el barco saliera ileso.

La estación de la Guardia Costera localizada calle abajo no tuvo la misma suerte. La tormenta destrozó sus dormitorios, dejando la mayoría de la estación inhabitable. La tripulación de la Guardia Costera, sin embargo, ha encontrado un lugar donde quedarse: están durmiendo en el bote para combatir incendios del Departamento de Bomberos.

La unidad naval de Staten Island extendió su hospitalidad a docenas de miembros de los equipos de relaciones comunitarias de FEMA – quienes están visitando y evaluando las comunidades afectadas del área. “Una mañana vi que se estaban reuniendo al aire libre, alrededor de sus vehículos,” dijo Senatore. “Hacía mucho frio y  la tormenta del noreste se acercaba así que les dije ‘entren y usen este sitio como su base de apoyo.’”

Algunos de los equipos de Relaciones Comunitarias se están quedando en el T.S. Kennedy, un buque de entrenamiento de 45 años de la Academia Marítima de Massachusetts, que fue llevado por el gobierno federal para servir como un lugar donde los trabajadores que ofrecen ayuda por desastres puedan hospedarse.

“Desde que esto ocurrió, hemos notado un aumento en el número de personas que vienen a la estación de bomberos a las horas que se sirven comidas,” observó Senatore.  Los bomberos son famosos por sus destrezas culinarias (Yo sé, yo solía ser uno).

Al mismo tiempo, muchos de los bomberos han embarcado en las tareas de limpieza de sus hogares – algunos sin electricidad, otros con solo una habitación habitable, esperando y recogiendo. “Recibimos dinero de FEMA,” dijo el bombero Paul Sarubbi, cuyo hogar sufrió daños. “El dinero federal que recibimos no cubre la cantidad que se necesitará para poder restaurar nuestro hogar a como era antes, pero cualquier ayuda, por pequeña que sea, es bienvenida.”

Hace par de días, tuve la oportunidad de visitar el barco el Fire Fighter II:

New York, N.Y., 1 de diciembre de 2012 – El Oficial de Coordinación Federal Michael Byrne, a la izquierda, hace un recorrido con el bombero Brian Masterson de las bombas del Fire boat II, anclado en la estación naval 9. El bote para combatir incendios, que sirve a todo el Puerto de Nueva York, está anclado en las barracas navales 9 del Departamento de Bomberos de los Estados Unidos, en el antiguo puerto de origen en Stapleton, Staten Island. El bote sufrió algunos daños tras el paso del huracán Sandy. Jocelyn Augustino/FEMA

New York, N.Y., 1 de diciembre de 2012 – El Oficial de Coordinación Federal Michael Byrne, a la izquierda, hace un recorrido con el bombero Brian Masterson de las bombas del Fire boat II, anclado en la estación naval 9. El bote para combatir incendios, que sirve a todo el Puerto de Nueva York, está anclado en las barracas navales 9 del Departamento de Bomberos de los Estados Unidos, en el antiguo puerto de origen en Stapleton, Staten Island. El bote sufrió algunos daños tras el paso del huracán Sandy. Jocelyn Augustino/FEMA

Estado o región: Nueva York (en inglés)

Desastre relacionado: Huracán Sandy en Nueva York

Páginas