Artículos de blog por categoría

Main Content

Aprendiendo de los Defensores del Cambio del huracán Sandy

Autor: 

¿Qué impacto pueden ejercer un pequeño grupo de voluntarios tras un desastre?

El miércoles pasado, tuve el honor de dirigirme a los Defensores del Cambio del huracán Sandy – un grupo de personas “normales” que han (y continúan) llevando a cabo tareas extraordinarias para ayudar a aquellos afectados por el huracán Sandy. Muchas de estas personas fueron ellas mismas víctimas del huracán, pero aún así continuaron ayudando y atendiendo las necesidades de sus comunidades. 

Grupo de Defensores del Cambio sentados.

LEYENDA: Washington, D.C., 24 de abril de 2013 – La Casa Blanca llevó a cabo el evento llamado Defensores del Cambio en honor a las personas y organizaciones que trabajaron directamente en los esfuerzos de respuesta y recuperación tras el paso del huracán Sandy. Estos héroes se unieron en colaboración para implementar soluciones innovadoras y así satisfacer las necesidades únicas de sus comunidades mientras estas se recuperaban del desastre.

El trabajo excepcional de estos Defensores del Cabio nos sirve como recordatorio que todo desastre, no importa cuan grande o pequeño, nos introduce a los campeones de nuestras comunidades. Parte de nuestra labor como líderes gubernamentales es reconocer a estas personas y ofrecerles nuestro apoyo. Este grupo de extraordinarias personas nos ha demostrado lo que es necesario para ser un campeón:
 

  1. Los campeones no tienen miedo de actuar – Cuando las personas oyen el término “personal de primera respuesta,” lo primero que les viene a la mente son imágenes de camiones de bomberos y equipos de búsqueda y rescate. Y aunque esto es correcto, también hay muchas ocasiones en que la “primera respuesta” son los vecinos y miembros de la comunidad. Esas son las personas que van de puerta en puerta para verificar que sus vecinos y seres queridos se encuentren bien, y los primeros que pueden verificar que las necesidades básicas de la comunidad estén siendo atendidas. Son los que mejor conocen la comunidad. Lo que hace a los Defensores del Cambio un grupo especial es que fueron capaces de identificar y responder a las necesidades de su comunidad.

    Según los Defensores del Cambio compartían sus historias, varios dijeron “Dedícate a lo que eres bueno.” Esa es una buena perspectiva, y eso mismo fue lo que hicieron – tomaron la iniciativa de ayudar a sus vecinos – empleando sus aptitudes y conocimientos para solucionar  problemas reales. Si sabían cocinar, preparaban comidas. Si sabían reparar hogares, se ponían a trabajar. Si sabían establecer conexiones de internet inalámbricas, las establecían. Hacer una diferencia puede consistir de algo tan sencillo como desempeñar el trabajo que te sientes cómodo haciendo. 
  2. Ver al público como un recurso, y no una responsabilidad – Dentro del gobierno existe la tendencia de depender solo en sí mismo para responder a emergencias. Este enfoque supone que las personas dependen del gobierno para cuidarse y satisfacer sus necesidades.

    Lo que los Defensores del Cambio demuestran es que esta mentalidad es errónea – los individuos y comunidades suelen solucionar muchos de sus problemas por sí mismos. Todos podemos ayudar a solucionar nuestros problemas y poner adelante nuestro mejor empeño. El gobierno debe tratar al público como colaboradores – un recurso disponible para ayudar después de un desastre, y no una responsabilidad a la que tienen que atender. Los afectados por desastres no son “victimas”, sino “sobrevivientes”. Aquellos que trabajamos en el gobierno debemos identificar maneras como trabajar con las personas y comunidades afectadas por el desastre para poderles ofrecer la mejor ayuda posible.
  3. Las soluciones que se desarrollan en torno al gobierno son de pequeña escala – Los Defensores del Cambio también nos recuerdan de cuan magnitud pueden ser los efectos de un desastre. Las comunidades se verán afectadas si solo nos enfocamos en las soluciones o sistemas que pueden elaborarse con las capacidades del gobierno. ¿Qué pasa si el desastre es de mayor escala que las capacidades del gobierno? ¿Qué harán los afectados por el desastre si la solución del gobierno no es suficiente para asistirles? El gobierno no tiene todas las respuestas – el equipo de respuesta ante desastres debe incluir a los miembros de la comunidad.

    No podemos adoptar la mentalidad de que el gobierno tiene todas las respuestas porque los desastres afectan a comunidades y familias. Por eso es que tenemos que enfocarnos en educar al público primero sobre los esfuerzos de respuesta y recuperación. Los miembros de la comunidad y el gobierno deben unir esfuerzos, ya que estos miembros de la comunidad son los que mejor podrán conocer las necesidades de la misma y serán los primeros en la escena de ocurrir un desastre. Esto hicieron los Defensores del Cambio – identificaron las necesidades de las personas en sus comunidades y desarrollaron soluciones para resolver la situación.

Los Defensores del Cambio en el evento.

Durante el evento, se les pidió a los Defensores que compartieran sus consejos de preparación para emergencias con el público por la cuenta de Twitter de FEMA en Vivo. A continuación les ofrecemos algunos de los mensajes:

#whchamps Los Defensores del Cambio ofrecen sus consejos de preparación ante desastres, basado en sus experiencias tras el paso de #Sandy

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

#whchamps uno: "Asegúrese de tener una manera como comunicarse con otros. Cargue su teléfono móvil y tenga un cargador solar."

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

#whchamps dos: "Tome en serio las advertencias de tormenta; aunque le sea inconveniente desalojar."

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

#whchamps tres: "Prepárese – tenga más baterías y agua que lo que cree que necesite."

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

#whchamps cuatro: "Haga caso a las instrucciones de desalojo. Permanecer en su hogar no solo pone su vida en peligro, sino la del personal de primera respuesta también."

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

#whchamps cinco: "Si vive en un área con alto riesgo de inundación, tenga un plan para mover su vehículo a un área elevada y refugiarse en un área elevada también."

— FEMA en Vivo (@FEMAlive) 24 de abril de 2013

De no ser por el esfuerzo y ayuda de los voluntarios, no hubiésemos podido lograr todo lo que hemos logrado. Todavía queda mucho trabajo por hacer para que las comunidades se recuperen. El propósito del homenaje a los Defensores del Cambio en la Casa Blanca no es solo honrar a los líderes – sino también inspirar a otros. Espero que sigan el ejemplo de estos líderes y tomen acción para ayudar a sus familias, vecinos y comunidades.

Para más información sobre el Homenaje a los Defensores del Cambio en la Casa Blanca, visite www.whitehouse.gov/champions.

Haciendo lo correcto por la Nación Indígena

Autor: 

Es importante tener una base sólida en pie para enfrentar temas nuevos y complicados de manera exitosa. En estos momentos estamos trabajando para mejorar la manera cómo el gobierno federal ofrece asistencia por desastre, y pedimos la ayuda de los líderes tribales para crear una base sólida para los cambios.

La Ley para la Mejora del Proceso de Recuperación tras el paso de Sandy (Sandy Recovery Improvement Act), firmada por el Presidente Obama, es una enmienda a la Ley Stafford que mejor refleja el reconocimiento de los gobiernos tribales como naciones soberanas. La enmienda es un gran paso en la dirección correcta para mejorar la manera como el gobierno federal satisface las necesidades de los territorios tribales afectados por desastres. Sin embargo, la enmienda es solo el primer paso. Todavía queda mucho que hacer para mejorar los procesos y programas de asistencia ante desastres. Por esta razón, le hacemos un llamado a los gobiernos y líderes tribales, así como otros interesados, para que compartan sus opiniones e ideas sobre varios temas relacionados a la asistencia federal por desastres y los cambios que se deben realizar a los procesos de asistencia federal por desastre:

  • Su opinión y comentarios sobre los procesos por los que se emiten las declaraciones de desastre mayor
  • Su opinión sobre los criterios para solicitar o emitir declaraciones de desastre mayor
  • Sus ideas y comentarios sobre la implementación de los programas de asistencia, y
  • Los aspectos de la cultura indígena que las reglas existentes no toman en consideración

Exhorto a todos nuestros colaboradores tribales a participar en la mejora del proceso. Les invito a participar de las conferencias telefónicas para consulta tribal, a compartir sus ideas y sugerencias a través de la comunidad de colaboración de FEMA,  o a enviar un correo electrónico con las mismas a la dirección tribalconsultation@fema.dhs.gov. Este es el momento perfecto para asegurarnos que todas las necesidades de los territorios tribales estén siendo consideradas en el proceso de asistencia federal por desastre.

¿Por qué pedimos la opinión de la comunidad? Al día de hoy, FEMA tiene normas establecidas que regulan los procesos de declaración ante desastres, los programas de asistencia, y otros aspectos de la asistencia federal para satisfacer las necesidades de los gobiernos estatales y las personas que se encuentran en estos estados. Ahora, gracias a la enmienda a la Ley Stafford, tenemos la oportunidad de modificar estas normas para tomar en consideración las necesidades de los gobiernos tribales soberanos.

A poco más de dos meses desde que la enmienda se convirtió en ley, ya se han emitido dos declaraciones de desastre de manera directa a los territorios indígenas. Las modificaciones a la ley han resultado en la distribución de asistencia federal por desastre de manera directa a las comunidades tribales.

Pero, les repito, todavía falta mucho que hacer. Por eso les invito a participar de las conferencias telefónicas de consulta tribal y a enviarnos sus comentarios e ideas por internet o correo electrónico. Una vez termine el periodo de consulta, FEMA preparará un borrador de las normas propuestas. Aprenda más sobre cómo usted puede participar de la discusión visitando la comunidad de colaboración de FEMA, o enviándonos un correo electrónico a la dirección tribalconsultation@fema.dhs.gov.

Hola - Soy Craig, KK4INZ

Autor: 

La semana pasada me reuní con la American Radio Relay League (ARRL), la asociación nacional de radioaficionados, en la sede de FEMA. El año que viene, la ARRL – quien ha sido un valioso colaborador en el manejo de emergencias por varias décadas – estará celebrando su centenario.

ejecutivos de radioaficionados

LEYENDA: De izquierda a derecha: El Asesor Jurídico General de la ARRL, Christopher Imlay, W3KD; el Director Ejecutivo de la ARRL David Sumner, K1ZZ; el Director de Preparación y Respuesta ante Emergencias de la ARRL Mike Corey, W5MPC; el Presidente de la ARRL Kay Craigie, N3KN; el Administrador de FEMA Craig Fugate, KK4INC; el Director de Tecnología Ted Okada, K4HNL.

Para aquellos que no estén familiarizados, los radioaficionados o como algunas veces se le hace referencia la “radio ham”, es el pasatiempo de utilizar frecuencias de radio para compartir mensajes y como instrumentos de educación para promover actividades de servicio publico en las comunidades, incluyendo comunicaciones en caso de emergencias.

Como radioaficionado, me agradó mucho poder discutir con miembros de la ARRL las contribuciones que los “Hams” pueden tener en caso de desastres, cuando “todo lo demás falla.”

En junio la ARRL llevara a cabo su día de actividades, donde podré poner a prueba mi equipo. El evento anima al personal de primera respuesta y los ciudadanos a prepararse contra desastres y les exhorta a desarrollar un plan de preparación para si mismos y sus comunidades. Esperamos que también inspire a otros a adoptar este pasatiempo, que tiene una larga y legendaria historia de servicio público a la nación.

Estamos muy agradecidos de nuestros amigos en la ARRL y esperamos que nuestra colaboración continúe para promover la planificación, preparación, respuesta y recuperación ante futuros incidentes.

-Craig, KK4INZ

Modificando leyes para lo mejor – reconociendo la soberanía tribal

Autor: 

El pasado 29 de enero, el Presidente Obama promulgó como ley una medida de ayuda federal para las víctimas del huracán Sandy (Sandy Recovery Improvement Act of 2013). La ley no solo aprueba fondos para dar ayuda a las personas, familias y comunidades afectadas por el huracán Sandy, sino que también incluye una enmienda que tendrá gran impacto en los gobiernos tribales.

A continuación le ofrecemos un corto resumen: la nueva ley contiene un cambio legislativo para enmendar la Ley Stafford – la ley que dicta cómo el gobierno federal ofrece asistencia a las comunidades afectadas por un desastre. La enmienda establece que los gobiernos tribales reconocidos por el gobierno federal ahora tendrán dos opciones para solicitar asistencia federal por desastre: podrán solicitar directamente al Presidente que se emita una declaración de emergencia o declaración de desastre mayor para su territorio, o podrán continuar recibiendo asistencia por medio del método actual, mediante la declaración de desastre del estado donde el territorio está localizado.

¿Qué significará esto para el manejo de emergencias?  ¿Y por qué es importante para el país? Aquí están los detalles más importantes que debe saber:

  • La Ley Stafford ahora mejor refleja el reconocimiento de los gobiernos tribales reconocidos por el gobierno federal como naciones soberanas, dándole a estos las mismas opciones para solicitar asistencia federal que están disponibles para los estados. Antes de ser enmendada, la Ley Stafford solo autorizaba a los Gobernadores de los estados afectados a solicitar directamente al Presidente que se emitieran declaraciones de emergencia o declaraciones de desastre mayor para su estado. Como resultado, los gobiernos tribales reconocidos por el gobierno federal  no se encontraban autorizados a solicitar dichas declaraciones directamente al Presidente y, en su lugar, se veían obligados a realizar su solicitud mediante el estado o los estados dentro cuyas fronteras su territorio se encontrase localizado geográficamente.

La modificación a la Ley Stafford es importante porque las leyes y constituciones de algunos estados obstaculizaban la colaboración entre estos y los gobiernos tribales reconocidos por el gobierno federal. Estocreaba dificultadesdurante el proceso de respuesta y recuperación ante desastres. Por ejemplo, para recibir asistencia federal, el Gobernador del estado debe poner en marcha el plan de emergencia del estado y demostrar que no le bastan los recursos locales y estatales para responder de manera eficaz a la situación en las áreas afectadas. Dependiendo del estatus de la tribu y las leyes del estado, puede que el Gobernador no tenga la autoridad de tomar acciones con respecto al territorio tribal.

La enmienda garantiza que los gobiernos tribales reconocidos por el gobierno federal tendrán el mismo derecho que los estados. La misma elimina los obstáculos que les impedían establecer una relación más fuerte con el gobierno federal, y les permite a las tribus solicitar asistencia federal de forma directa.

  • La Ley Stafford ahora reconocerá la totalidad del territorio tribal afectado.  Los desastres no respetan las fronteras – sus impactos pueden sentirse a través de varios condados y estados, y los mismos pueden variar de comunidad en comunidad. Antes que esta enmienda entrara en vigor, el gobierno federal y los gobiernos estatales hacían muy difícil la coordinación para cubrir las necesidades de las tribus afectadas, en especial cuando el territorio de la nación tribal cruzaba una o más fronteras estatales. Con anterioridad a la enmienda, el gobierno tribal afectado tenía que someter su solicitud al gobernador de cada estado dentro del cual se encontrara su territorio para que estos, a su vez, solicitaran una declaración de emergencia o una declaración de desastre mayor directamente al Presidente.

Por ejemplo, durante la primavera del 2009, ambos Dakota del Norte y Dakota del Sur fueron afectados por inundaciones. Las inundaciones también afectaron el territorio de la Tribu Standing Rock Sioux que se encuentra localizado dentro de las fronteras de ambos estados.Mientras Dakota del Norte recibió una declaración para el estado y el territorio de la tribu localizado dentro de sus fronteras de manera inmediata tras el desastre, la declaración de desastre mayor para Dakota del Sur no se emitió hasta varios meses después debido a que los daños sufridos a través del estado diferían. Ante esta situación, inicialmente FEMA solo podía ofrecerle asistencia al territorio de la Tribu Standing Rock Sioux localizado dentro de las fronteras de Dakota del Norte, a pesar de que todo el territorio tribal había sido afectado.

Ahora los gobiernos tribales tienen la opción de solicitar asistencia federal por desastre de manera directa para cubrir el territorio dentro de sus fronteras, y no se ven restringidos por las fronteras de los estados que le rodean.

Reconocemos el trabajo y apoyo de la Administración, las tribus y las organizaciones que representan a más de 300 tribus a través de todo el país por dedicarse a promover esfuerzos para que la enmienda a la Ley Stafford entrara en vigencia.  El trabajo para el manejo de emergencias requiere los esfuerzos de un equipo – y me enorgullece que hemos dado un paso importante para reconocer a las naciones tribales como parte integral de ese equipo.

Para más información sobre el trabajo que estamos realizando en colaboración con los gobiernos tribales, visite http://www.fema.gov/es/informacion-de-los-gobiernos-tribales

Un compromiso a largo plazo de permanecer con Nueva York, sus hospitales y los esfuerzos de recuperación

Autor: 

Paneles de techos destrozados, cables colgando, capas de polvo cubriendo todas las superficies, losetas rotas dejando el concreto al descubierto, grietas en las paredes, y en algunos casos extremos hasta paredes completamente destrozadas. Luces de inundaciones y construcción por los pasillos. El ruido de los abanicos. Trabajo fuerte. Y determinación.

Esta es la escena que presenciamos Mike Byrne y yo el viernes, después de pasar par de horas en el Hospital Bellevue y el Hospital de Coney Island. Hace par de semanas también visité el Hospital de NYU. He tomado el tiempo para estas visitas porque creo que es de suma importancia ver de primera mano los daños que sufrieron los hospitales y oír directamente las experiencias que han vivido sus empleados, al igual que sus ideas y recomendaciones para poder avanzar hacia adelante tras el desastre.

 Era importante que Mike Byrne estuviese presente durante las visitas. Mike no solo es neoyorquino, sino que también es mi persona de contacto en Nueva York y el responsable de coordinar los esfuerzos de recuperación y respuesta de FEMA. Nuestro esfuerzo de recuperación es algo muy personal para él. Aparte de su conexión con Nueva York, Mike también ha trabajado en muchos proyectos de recuperación y es la persona más apta para realizar este tipo de trabajo.

Tuvimos que ponernos botas protectoras y máscaras antes de inspeccionar los daños sufridos y visitar las áreas donde se están realizando los trabajos de recuperación debido a que el área aún estaba siendo descontaminada y limpiada. Visité la planta baja del hospital donde se encuentran los equipos y sistemas mecánicos. Esta área se vio completamente inundada durante Sandy, lo que destrozó todos estos equipos. La pintura naranja en la pared sirve como recordatorio del alto nivel que alcanzó la inundación.

Vimos el mismo tipo de daños en el Hospital de Coney Island – bombas de agua, sistemas eléctricos, sistema de computadoras – todas cosas necesarias para el funcionamiento de las facilidades. Visité uno de los cuartos de bombeo que había sido completamente inundado. El hospital solo está atendiendo a personas que requieran cuidado de emergencias mientras continúan los esfuerzos de recuperación para que el hospital vuelva a su capacidad completa de funcionamiento.

Me aseguré de darle las gracias al personal que está trabajando para que el hospital pueda reabrir sus puertas nuevamente. Aunque el progreso sea gradual, es bueno para la comunidad el ver que algunos de los servicios ya han sido restaurados.

El personal que sirve a la comunidad es muy impresionante – ha sido su esfuerzo y determinación lo que ha ayudado a la comunidad a salir adelante. Lo que es aun más impresionante es que el personal de trabajo son ellos mismos sobrevivientes, quienes tienen que no solo trabajar para que el hospital pueda volver a su funcionamiento, sino que tienen su propia recuperación personal por la que preocuparse.

Quiero compartir algunas fotos de ambos hospitales:

Bellevue

Craig Fugate visita las áreas del hospital que sufrieron daños
LEYENDA: NewYork, N.Y., 14 de diciembre de 2012 – El Director Ejecutivo Asociado para el Manejo de las Facilidades del Hospital Bellevue, Michael Rawlings, en el centro, muestra los daños ocasionados por el huracán Sandy al Administrador Craig Fugate, a la izquierda, y al Coordinador Federal de FEMA, Michael Byrne, a la derecha. Debido a los trabajos siendo realizados, se requiere que los visitantes usen equipo protector en las áreas donde los esfuerzos de limpieza continúan.

Craig Fugate visita el hospital

 Nueva York, N.Y., 14 de diciembre de 2012 – El Director Ejecutivo Asociado para el Manejo de las Facilidades, Michael Rawlings, en el centro, sirve como guía durante la visita del administrador Craig Fugate, a la izquierda, y el Coordinador Federal de FEMA, Michael Byrne, a la derecha, al Hospital Bellevue en Manhattan. La línea naranja en la pared indica los niveles de inundación tras el paso del huracán Sandy. Debido a los trabajos siendo realizados, se requiere que los visitantes usen máscaras y botas de goma.

 Coney Island

inside hospital control room

Nueva York, N.Y., 14 de diciembre de 2012 – El Administrador de FEMA, Craig Fugate, segundo desde la derecha, recibe una visita guiada del Hospital de Coney Island del Director de Facilidades, Daniel Collins, derecha, y del Vicepresidente del hospital, Arthur Wagner. Personal de FEMA y del hospital también estaban presentes durante la visita.

examining damaged floor

Nueva York, N.Y., 14 de diciembre de 2012 – El Administrador de FEMA, Craig Fugate, en el centro, y el Coordinador Federal de FEMA, Michael Byrne, segundo desde la derecha, escuchan atentamente al Vicepresidente del Hospital de Coney Island durante su visita a las áreas que fueron afectadas por las inundaciones causadas por el huracán Sandy. Las inundaciones causaron daños a la gran mayoría de los componentes operacionales del hospital.

inside damaged hospital

Nueva York, N.Y., 14 de diciembre de 2012 – El Administrador Craig Fugate, a la derecha, y el Coordinador Federal de FEMA, Michael Byrne, a la izquierda, visitan las áreas afectadas por el huracán Sandy en el Hospital de Coney Island. Fueron acompañados por la administración del hospital, quienes les demostraron las áreas del hospital que fueron impactadas por el huracán. Este cuarto tiene equipo de resonancia magnética que fue destrozado durante las inundaciones.

Durante mis conversaciones con el personal de ambos hospitales, discutí tres pasos que considero de suma importancia para poder avanzar tras el paso del huracán Sandy. Estos pueden ser descritos como el ahora, el trabajo temporero e inmediato, y el trabajo y planificación a largo plazo.

El primer paso, o el “ahora”, consiste de ayudar al hospital con las deudas que tienen debido a los costos que han incurrido desde que la tormenta azotó al día de hoy. Les llamamos medidas protectoras, y como parte de la declaración de desastre mayor emitida por el Presidente para los condados en Nueva York, podemos reembolsarles por su trabajo de emergencia.

A partir de este primer paso, el segundo consiste de cuánto trabajo temporero se puede realizar para restaurar el funcionamiento del hospital. Estos son los pasos intermedios, pero se basa en dar prioridad y fijarse en los aspectos críticos y necesarios para servir a la comunidad – ya estos sean el departamento de urgencias, psicológico o radiología. Estas soluciones no son necesariamente permanentes, pero hay que seguirlas de la misma manera que cuando se abre una clínica: hay que preguntarse cuál es el próximo paso a seguir, y si este hospital ofrece algún servicio que no ofrezcan otros hospitales en el área, lo que demostraría que hay aun mayor necesidad de seguir adelante.

Continuando en el tema de funcionamiento, según el personal analiza soluciones de largo plazo, les exhorte a mirar más allá de las tareas de reconstrucción y los cambios basados en los efectos del huracán Sandy. Lo que quiero decir por eso es que si basamos nuestros arreglos en lo que ocurrió durante el huracán Sandy, no nos estamos preparando para mitigar daños para el peor de los casos, y la próxima tormenta podría ser mucho peor. Esto ocurrió tras el paso del huracán Irene. Se hicieron cambios y modificaciones a los planes de protección basado en el impacto que tuvo el huracán Irene, pero esto no ayudo durante el paso de Sandy debido a que fue una tormenta con vientos y lluvias más devastadores.

Todos los que trabajamos en el manejo de emergencias tenemos que hacer un cambio en la manera en que trabajamos para fortalecer y mejorar nuestras comunidades. No podemos intentar fortalecer y mejorar basándonos solo en la última tormenta que azotó, porque sino en los próximos 10 años, si ocurriese una tormenta con peores repercusiones, nos estaríamos enfrentando al mismo problema que hoy – ¿y entonces qué se logró con estos cambios?

El equipo de Mike Byrne está compuesto de personas que conocen el funcionamiento de los hospitales, y vamos a realizar el trabajo necesario. No quiero dejar pasar oportunidades y quiero que el trabajo se haga bien desde el principio, así que le he dicho al equipo que nuestro mantra es ser rápidos, pero no trabajar con prisa. Nuestro objetivo es que el trabajo se haga de una vez, pero que esté hecho en su totalidad y que esté bien hecho.

El trabajo de recuperación que falta por hacer y al que se enfrentan individuos, familias, negocios, y hospitales no se completará de la noche a la mañana, tomará tiempo, pero no hay prisa porque la ayuda no irá a ningún lado. El compromiso de FEMA es permanecer en Nueva York – como en todos los otros estados afectados – hasta que el trabajo esté realizado. El personal de FEMA (los especialistas en relaciones comunitarias y los especialistas en la inscripción por asistencia) continúan su labor en los vecindarios afectos reuniéndose con sobrevivientes de desastre. Y sé que Mike continua asistiendo a las reuniones del municipio, donde se reúne en persona con sobrevivientes. De la misma manera que nos gusta escuchar las experiencias de primera mano del personal del hospital, también queremos conversar con los sobrevivientes y poder responder a sus preguntas directamente.

La Secretaria Donovan, del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, se ha dado a la tarea de trabajar directamente con las comunidades afectadas para determinar qué es necesario para el proceso de recuperación, y su presencia también continuará en el área. Mike y el resto del equipo de FEMA en Nueva York, continuaran trabajando de cerca con el equipo de la Secretaria Donovan para proveer apoyo al Estado y las comunidades afectadas.

Una vez más, porque no puedo decirlo lo suficiente – FEMA se quedara trabajando en Nueva York hasta que el trabajo esté completado.

Back to Top