Preparando a las comunidades para el clima severo

Main Content

Los residentes de Nueva Inglaterra tienen el beneficio de poder ser testigos a los impresionantes cambios de temporada, pero también deben prepararse para afrontar varios tipos de climas severos. Mi nombre es Rachel Little, soy miembro del Consejo para la Preparación Juvenil, y residente de Massachusetts. Una de las razones por las que me encanta vivir en Nueva Inglaterra es la oportunidad que tenemos de participar de varias actividades durante el invierno, como el esquiar y snowboard, y durante el verano, como ir a la playa con amistades – todo a pocas horas de donde vivo.

Mientras me encantan las actividades al aire libre, los residentes de Nueva Inglaterra hemos tenido que afrontar muchos peligros en los últimos dos años, tales como las tormentas del noroeste, tormentas de nieve, tornados, huracanes, e inundaciones repentinas. Estar preparado para el clima severo es sumamente importante en esta área. Cuando hay riesgo de tormenta, es crítico estar preparado, pero las personas no siempre saben cómo prepararse para el clima severo. Cuando oí que se acercaba una tormenta de nieve en febrero, supe inmediatamente que iba a ser una tormenta de gran magnitud. Una de las medidas de preparación que tomamos en mi área fue prohibir el conducir después de las cuatro de la tarde el día que la tormenta. Todos los vehículos de motor tenían que abandonar las carreteras o recibirían multas. Apoyo esta medida de precaución y creo que fue una manera muy inteligente de mantener al público seguro. De esta manera también se facilitó el trabajo del personal de emergencias. El tipo de nieve que trae una tormenta hace toda la diferencia. Si la tormenta es liviana, con poca nieve, es mucho más fácil y menos peligroso lidiar con la misma. Por otro lado, si cae mucha nieve, la situación se complica para todos. No solo se complica la remoción de nieve, sino que el peso de la misma puede causar muchos daños a la propiedad y cables eléctricos. A pesar de que durante esta tormenta la caída de nieve fue ligera, ¡cayó mucha nieve!

 South Kingstown, R.I., Feb. 19, 2013 -- Damage in South Kingstown following the Northeastern Blizzard.

LEYENDA DE FOTO: South Kingston, R.I., 19 de febrero de 2013 – Daños en South Kingston tras la tormenta del noreste.

La situación fue muy similar a la de la tormenta de nieve de octubre del 2011. Sabíamos que iba a nevar para el día de las brujas, pero la tormenta fue mucho peor que lo que esperábamos. La acumulación de nieve en los árboles terminó siendo uno de los mayores problemas. Las ramas de los árboles se rompieron y tumbaron cables de electricidad, dejando a muchos sin luz. No vi por varios días a mi padre, quien trabaja para el National Grid, debido a que los apagones se extendían por todo el estado.

 Narragansett, R.I., Feb. 19, 2013 -- Utility workers repair downed power lines following the Northeast Blizzard.

LEYENDA DE FOTO: Narragansett, R.I., 19 de febrero de 2013 – Trabajadores de las empresas de servicio reparan los cables de electricidad caídos tras el paso de la tormenta del noreste

Sin duda, el desastre más destructivo y desastroso en azotar nuestra comunidad fue el tornado del 2011. Nadie pensaba que un tornado pudiese llegar a esta área ya que estamos rodeados de montañas y vivimos en un valle. Esto debe servir como recordatorio a que todos podríamos ser víctimas de un desastre natural en cualquier momento.

Estas experiencias han servido para dar énfasis a la importancia de estar preparados para desastres. Tras el paso de la tormenta invernal de febrero, yo comparto tres factores importantes para prepararnos: conocer tu riesgo, tomar acción y servir como ejemplo a su familia y comunidad. Tomar acción no consiste solo de prepararse usted y su familia para el desastre, sino también de regar la voz en su comunidad para que estos también se preparen. Al conocer su riesgo, puede reducir su peligro de fatalidad y heridas porque ha tomado las medidas necesarias para prepararse de antemano. Yo he jugado un papel importante exhortando a mi familia, escuela y comunidad a prepararse por medio de la elaboración de planes de emergencias y preparación de equipos de suministros de emergencia antes de que llegue el clima severo. Si todos compartimos la importancia de estar preparados y las maneras de hacerlo, muchos otros se unirán y tomaran las debidas precauciones antes de que llegue la próxima tormenta.

Nota del editor: El Consejo para la Preparación Juvenil de FEMA ofrece la oportunidad a grupos y jóvenes que se han destacado con sus opiniones, experiencias, ideas y soluciones para fortalecer la preparación y respuesta de la nación ante diferentes tipos de desastres.

Fecha de la última actualización: 
11/03/2013 - 14:36
Posted on Mié, 06/03/2013 - 11:00
Skip Comments

Añadir nuevo comentario