Historias desde New York a raíz del paso de Sandy

Main Content

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog del Departamento de Trabajo de los E.E.U.U.

Ninguna noticia o imagen vista en la televisión puede prepararle para esto.

Familias que han perdido electricidad – quienes no han podido bañarse o lavar sus ropas por días – se congregan en iglesias que trabajan como “centros de calentamiento” para dar refugio contra el frío…

La Secretaria Solis hace un recorrido de un área de Queens que fue tremendamente afectada por las inundaciones y la arena desplazada.

La Secretaria Solis hace un recorrido de un área de Queens que fue tremendamente afectada por las inundaciones y la arena desplazada.

La arena desplazada ha sido acumulada en montañas que miden como dos pisos a los lados de las carreteras para que los dueños de propiedades finalmente pudiesen entrar a sus casas y determinar los daños sufridos.

Madres con canastas de compras y padres que sostienen bolsas plásticas se pueden ver buscando entre las cajas de donaciones que se encuentran en los centros temporales creados para el alivio de desastres, tratando de encontrar ropa y comida para mantener a sus hijos protegidos contra el frío y  bien alimentados…

Vendedores de vino, floristas, grabadores de vidrio, proveedores de comidas, trabajadores de negocios de imprenta, y otros comerciantes hacen un recorrido por los escombros en sus pequeños negocios, cursando entre las inundaciones para poder sacar la tabiquería seca antes de que se formen hongos que puedan ser peligrosos, los cuales se podrían regar y presentar un riesgo a la salud…

Pasé el día de ayer en Brooklyn y Queens porque el gobierno federal tiene una responsabilidad que cumplir aquí. No basta con enviar nuestras oraciones y pensamientos.

La Secretaria Solis platica con un niño pequeño mientras su familia recauda artículos de comida y ropa.

La Secretaria Solis platica con un niño pequeño mientras su familia recauda artículos de comida y ropa.

El Presidente Obama les indicó a los miembros de su gabinete que trabajaran con agilidad para hacer envío de la ayuda necesaria a las áreas afectadas. Por esta razón utilicé mi discreción al aprobar $27,8 millones bajo nuestro Fondo Nacional de Emergencias para financiar 1,400 trabajos temporeros en New York para asistir con los esfuerzos de limpieza en los cinco distritos municipales. Cortamos la cinta roja y aprobamos los fondos menos de 24 horas después de que fueron solicitados.

También aprobé $15,6 millones para los equipos de limpieza en Nueva Jersey y $1,5 millones para los de Rhode Island. Según más solicitudes de asistencia sean recibidas por el Departamento de Trabajo, las mismas serán procesadas inmediatamente. También estamos ofreciendo un seguro ante desastres y emergencias para personas desempleadas a aquellos empleados que han sido afectados y normalmente no califican, tal como personas empleadas a tiempo parcial y nuevos empleados.

Durante una visita al Centro Laboral 1 de Queens, la Secretaria Solis se reunió con líderes de la comunidad y el Congresista Gregory W. Meeks para discutir proyectos de financiación que permitan la contratación de personas para trabajar en los esfuerzos de limpieza.

Durante una visita al Centro Laboral 1 de Queens, la Secretaria Solis se reunió con líderes de la comunidad y el Congresista Gregory W. Meeks para discutir proyectos de financiación que permitan la contratación de personas para trabajar en los esfuerzos de limpieza.

Se ha sufrido suficiente, así que les estamos comunicando las medidas de precaución a los equipos de limpieza para que estos se mantengan seguros según participan de los esfuerzos de reconstrucción. Deben trabajar bajo la noción que todas las líneas eléctricas aún tienen carga, y proceder con la debida precaución. También deberían utilizar cascos, zapatos cerrados, chalecos reflectivos,  y seguir los procedimientos de seguridad apropiados cuando usen escaleras de mano para cortar árboles caídos, entre otros riesgos. El personal de la Administración de Seguridad  y Salud Ocupacional (OSHA) se encuentra localizado en áreas afectadas ofreciendo entrenamiento y materiales educativos para que los equipos se mantengan seguros según restauran electricidad,  derriban estructuras, recogen escombros y reparan infraestructura.

A pesar de tanta adversidad, también fui testigo ayer de escenas que me brindaron inspiración. Vi como el estereotipo brusco y fuerte que se le suele atribuir a las personas de New York se transformó y dio paso a demostraciones de bondad y sacrificios. Vi personas que se preocupaban más por sus vecinos que por sí mismos. Las personas paradas codo a codo en las líneas de comida. Sabían que la cantidad de comida es limitada, pero a pesar de esto esperaban con paciencia. Nadie empujaba. De hecho, vi personas en el frente de la fila pasar emparedados a aquellos que se encontraban más atrás.

Make the Road New York, uno de los grupos que la Secretaria Solis visitó, ha estado recaudando y distribuyendo donaciones.

Make the Road New York, uno de los grupos que la Secretaria Solis visitó, ha estado recaudando y distribuyendo donaciones.

Como siempre, la comunidad religiosa entró en acción: en la congregación de Blessed Virgin Mary en Brooklyn encontramos a un cura, quien parecía no haber descansado en días, dando apoyo a personas de toda raza, religión y niveles de educación. “Voy a rezar para que tengan fortaleza”, le oí decir. La iglesia católica de St. Francis de Sales en Queens recibió con brazos abiertos a una congregación judía para que la misma pudiera ofrecer sus servicios religiosos en la iglesia ya que su templo había sufrido daños durante la tormenta y permanecía cerrado.

Vi a los equipos de FEMA trabajando lado a lado con las autoridades locales y estatales. En vez de luchas territoriales, se compartía un sentido de propósito. Vi negocios, como Lowe’s, que se presentaron con materiales para asistir con el recogido de escombros. Trabajadores de apoyo en caso de desastres se presentaron con comidas en lata. Supermercados locales brindaron frutas frescas y emparedadas. Antes de irme, vi a los ingenieros del cuerpo armado trayendo generadores para brindar electricidad y calefacción.

Nunca olvidaré a las personas que conocí o las escenas de esperanza que presencié entre tanta pérdida y adversidad. Los esfuerzos de reconstrucción continuarán mucho después de que los camarógrafos se vayan. El gobierno – y este departamento – estarán presentes hasta que trabajo se realice. En tiempos como estos, todos somos uno.

Fecha de la última actualización: 
07/11/2012 - 13:28
Posted on Mié, 07/11/2012 - 13:28
Skip Comments

Añadir nuevo comentario

Back to Top