Poniendo las Bombas de Gasolina a Funcionar

Main Content

Algunos estados están experimentando escasez de gasolina y los residentes que han sido impactados por el Huracán Sandy se han topado con largas filas en las gasolineras. FEMA y el gobierno federal reconocemos este problema y estamos tomando medidas inmediatas para lidiar con él de tres formas.

Primero, estamos tratando de aumentar el suministro de combustible a las áreas impactadas. El Huracán Sandy interrumpió el flujo normal del combustible, hizo peligrosa la navegación e impidió que los barcos entraran a los puertos del noreste. 

Esta mañana la Secretaria Napolitano emitió una dispensa temporera del Acta Jones para permitir la entrada de tanqueros adicionales a los puertos del noreste provenientes del Golfo de Méjico. Esto proveerá más combustible para esa región. La Guardia Costanera reabrió el puerto de New York al tráfico de barcazas y remolques petroleros. El Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras está trabajando para garantizar que los puertos aéreos y marítimos en las áreas afectadas tengan a todo su personal preparado para recibir pasajeros y carga mientras retoman operaciones. Además, la Agencia de Protección Ambiental ha ejercido su autoridad bajo la Ley de Aire Limpio para obviar temporeramente ciertos requisitos federales de venta y distribución de gasolina en más de una docena de estados. Esta dispensa garantizará un suministro adecuado de combustibles a los estados impactados.

Segundo, estamos coordinando con los estados y el sector privado para acelerar la distribución de combustible a los detallistas. Debido al paso de la tormenta, algunas refinerías y centros de combustibles tuvieron que cerrar y otras redujeron sus operaciones. El Departamento de Energía está trabajando con sus pares en la industria para garantizar que la infraestructura necesaria para la entrega del petróleo está lista para cumplir con las demandas de combustible.

Dos grandes refinerías en Delaware y New Jersey reiniciaron operaciones y las compañías de suministro han restaurado el servicio a seis oleoductos en New Jersey, Pennsylvania y el norte de Maine.  FEMA y agencias en el gobierno federal están trabajando con las compañías, refinerías y dueños de la infraestructura para reanudar las operaciones de las facilidades, aumentar la producción y bombear más combustible.

Tercero, nos estamos asociando tanto con empresas del servicio público como del sector privado para restaurar el servicio eléctrico de manera que las gasolineras que tienen combustible en sus tanques puedan poner las bombas en funcionamiento de nuevo. El Presidente Obama creó un comité nacional para restaurar el servicio eléctrico que está trabajando para eliminar la burocracia y facilitar la coordinación federal, estatal, tribal, local y del sector privado con el fin de restaurar el servicio eléctrico lo más pronto posible.

Ayer, más de 60 camiones de compañías privadas de servicio eléctrico y su personal se transportaron por aire de California a New York para ayudar con la restauración del servicio. El gobierno federal también ha provisto cientos de generadores portátiles para reanudar el bombeo de combustible en lo que el servicio eléctrico se restablece por completo. Centros de distribución de combustible están siendo identificados y se establecerán en las áreas de mayor impacto para acelerar la distribución.

Tomará algún tiempo para que la cadena de suministro de combustible nacional vuelva a operar a toda capacidad. Estamos estableciendo medidas a corto plazo para lidiar con la situación y el combustible está fluyendo a las áreas impactadas.

Fecha de la última actualización: 
05/11/2012 - 17:26
Posted on Vie, 02/11/2012 - 18:06
Skip Comments

Añadir nuevo comentario

Back to Top