Seguridad contra incendios en la cocina

Main Content

Muchas familias se reúnen en la cocina para compartir su tiempo, pero éste puede ser un de los lugares más peligrosos de la casa si no se ponen en práctica ciertas precauciones a la hora de cocinar. El equipo de cocina, con mayor frecuencia la estufa, es la causa principal de los incendios domésticos reportados y de las heridas por incendios residenciales en los Estados Unidos. El equipo de cocina también es la causa principal de los incendios no reportados y heridas relacionadas.

Usar ropa suelta (especialmente las mangas amplias) es una receta para sufrir heridas graves e incluso la muerte, al igual que irse y dejar una olla sobre la estufa encendida, o dejar materiales inflamables como agarraderas o toallas de papel alrededor de la estufa. Ya sea que esté preparando la cena familiar para las festividades o un refrigerio para los niños, las precauciones al cocinar le ayudarán a protegerse y proteger a su familia.

 
Precauciones en la cocina

Escoja el equipo adecuado y úselo correctamente

  • Utilice siempre equipos de cocina probados y aprobados por un organismo de prueba reconocido.
  • Siga las instrucciones del fabricante y los requisitos de los códigos cuando instale y opere artefactos y equipos de cocina.
  • Enchufe los hornos de microondas y otros aparatos eléctricos directamente en un tomacorrientes. Jamás use extensiones para un artefacto eléctrico de cocina, ya que pueden sobrecargar el circuito y provocar un incendio.

Utilice las parrillas para barbacoa con precaución


  • Ubique la parrilla lejos del revestimiento exterior (siding) y barandillas de terrazas de madera, y no la coloque debajo de aleros ni ramas salientes.
  • Coloque la parrilla a una distancia segura de los juegos de jardín, áreas de juego y zonas de paso.
  • Mantenga a los niños y a las mascotas alejados de la zona de la parrilla y establezca límites para crear una "zona sin niños" de 3 pies alrededor de la parrilla.
  • Tenga varios utensilios de mango largo para la parrilla para que quien cocina tenga la distancia suficiente del calor y las llamas al cocinar.
  • Quite periódicamente la grasa y los restos de grasa que se acumulan en las bandejas debajo de las rejillas para que no se prendan fuego con la parrilla caliente.
  • ¡Úsela afuera solamente! Si se usan en el interior o en cualquier espacio cerrado, como una tienda de campaña, las parrillas para barbacoa representan un peligro de incendio y un riesgo de exponer a sus ocupantes al monóxido de carbono.

Parrillas a carbón


  • Compre el líquido adecuado para encender el fuego y guárdelo en un lugar alejado de los niños y del calor.
  • Jamás eche líquido para encender carbón si ya hay brazas o un fuego encendido, ni use ningún otro tipo de líquido inflamable o combustible para avivar el fuego.

Parrillas a gas propano


  • Cada año, antes de usar la parrilla por primera vez, revise la manguera del cilindro de propano para ver si hay fugas. Una solución ligera de agua y jabón aplicada sobre la manguera permitirá descubrir rápidamente, generando burbujas, si hay alguna fuga de propano.
  • Si por el olor o la prueba con agua jabonosa detecta que su parrilla tiene una fuga de gas y no hay llama:
    • Cierre el tanque de propano y apague la parrilla.
    • Si la fuga de gas se detiene, haga reparar la parrilla con un profesional antes de volver a usarla.
    • Si el escape de gas continúa, llame a los bomberos.
  • Si siente olor a gas cuando cocina, aléjese inmediatamente de la parrilla y llame a los bomberos. No intente mover la parrilla.
  • Todos los cilindros de propano fabricados después de abril de 2002 deben tener dispositivos de protección de llenado excesivo (OPD). Estos dispositivos detienen el flujo de propano antes de llegar a la capacidad máxima y, de esta manera, limitan la posibilidad de fuga de gas propano si el cilindro se calienta. Los dispositivos OPD pueden reconocerse fácilmente por su rueda de forma triangular.
  • Use solamente equipos que tengan la marca de un laboratorio de pruebas independiente. Siga las instrucciones del fabricante sobre la instalación y el mantenimiento de la parrilla.
  • Jamás guarde los cilindros de propano en el interior de edificios o garajes. Si guarda una parrilla a gas en el interior durante el invierno, desconecte el cilindro de gas y déjelo a la intemperie.

Vigile lo que está calentando


  • La causa principal de incendios en la cocina es descuidar lo que se está cocinando.
  • Cuando esté friendo, asando a la parrilla o en el horno, quédese en la cocina. Si se va de la cocina aunque sólo sea por un corto tiempo, apague la estufa.
  • Si está cocinando a fuego lento, horneando, rostizando o hirviendo alimentos, contrólelos regularmente, quédese en la casa durante la cocción de la comida y use un reloj con alarma para recordar que está cocinando.
  • ¡Manténgase alerta! Para prevenir incendios en la cocina, hay que estar alerta. Usted no estará alerta si está somnoliento, estuvo bebiendo alcohol o tomó algún medicamento que le produce sueño.

Mantenga alejados del calor los elementos que pueden prenderse fuego


  • Mantenga lejos de la estufa todo aquello que pueda prenderse fuego, como agarraderas, guantes de cocina, utensilios de madera, bolsas de papel o plástico, envases de alimentos, toallas o cortinas.
  • Mantenga la estufa, las hornillas y el horno limpios.
  • Mantenga a las mascotas lejos de las superficies y cubiertas de la cocina para evitar que volteen las cosas sobre las hornillas.
  • Cuando cocine, use mangas cortas y ajustadas, o fuertemente arremangadas. La ropa suelta puede balancearse sobre las hornillas de la estufa y prenderse fuego si entra en contacto con una llama de gas u hornilla eléctrica.
Fecha de la última actualización: 
18/06/2012 - 14:47
Posted on Lun, 21/11/2011 - 14:00
Skip Comments

Añadir nuevo comentario

Back to Top