FCC & FEMA: Cómo comunicarse antes, durante y después de un desastre

Main Content
Autor: 

Pregunte a cualquier persona que haya vivido un desastre significativo cómo fue esa experiencia y, sin duda, una de las cosas que probablemente las personas recordarán es cuán difícil fuer comunicarse desde sus teléfonos móviles con amigos, familiares y servicios de emergencia, como el 911, inmediatamente después.

Muchos recordamos el mes pasado, cuando un terremoto de magnitud 5.8 y el huracán Irene azotaron partes de la costa este. De inmediato, las personas buscaron sus teléfonos para llamar a sus seres queridos o al 911. Desafortunadamente, en algunos casos, la falta de electricidad hizo la comunicación difícil.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) están haciendo todo lo que pueden para ayudar al público a estar preparado para cualquier emergencia (puede visitar www.ready.gov o www.listo.gov para aprender más). Pero una de las lecciones aprendidas del terremoto de agosto fue que podemos hacer más para educar al público sobre las maneras más eficaces de comunicarse antes, durante y después de un desastre.

Hoy, nos complace divulgar un conjunto de consejos nuevos y fáciles de seguir para ayudar a los estadounidenses a preparar los teléfonos de su hogar y móviles para un desastre. Estos consejos son cosas prácticas que todos pueden hacer para conservar mejor la capacidad de comunicarse efectivamente durante, e inmediatamente después de, un desastre.

Si bien no controlamos cuándo o dónde ocurrirá el próximo desastre, podemos controlar lo que hacemos para prepararnos. Coteje estos consejos y tome un paso adicional y compártalo con sus redes. Use Twitter, Facebook, email o una llamada telefónica para ayudarnos a regar la voz – y ayudar a más estadounidenses a prepararse antes de que ocurra el próximo desastre.

Y recuerde, si tiene preguntas sobre su aparato móvil en particular comuníquese con su proveedor de servicio inalámbrico o fabricante del equipo.

Antes de un desastre: Cómo preparar su aparato del hogar y móvil

 

  1. Mantenga una lista de teléfonos de emergencia en su teléfono celular y en o cerca del teléfono de su hogar.
  2. Guarde baterías cargadas y cargadores de auto para el teléfono disponibles para cargar su teléfono celular.
  3. Si tiene una línea telefónica terrestre tradicional (que no sea de banda ancha o VOIP), tenga por lo menos un teléfono que no sea inalámbrico en su hogar porque funcionará aunque no tenga electricidad.
  4. Prepare una hoja de contactos familiares. Ésta debe incluir por lo menos un contacto fuera de su área que pueda comunicarse mejor con familiares en caso de emergencia.
  5. Programe contactos “En Caso de Emergencia” (ICE, por sus siglas en inglés) en su teléfono celular de manera que el personal de emergencia pueda comunicarse con esas personas si usted no puede usar su teléfono. Deje saber a sus contactos ICE que están programados en su teléfono e infórmeles cualquier asunto médico u otra necesidad especial que tenga.
  6. Si tiene que desalojar y tiene la opción de enviar las llamadas (call-forwarding) del teléfono de su hogar, envíelas a su teléfono celular.
  7. Si no tiene teléfono celular, tenga una tarjeta telefónica prepagada para usar de ser necesario durante o después de un desastre.
  8. Tenga un radio o televisor de baterías disponible (con baterías adicionales).
  9. Suscríbase a los servicios de alerta por texto de gobiernos locales o estatales y recibir alertas en caso de un desastre. Los padres deben inscribirse con el sistema de alerta en emergencias de su distrito escolar.

Durante y después de un desastre: Cómo comunicarse con familiares, amigos y servicios de emergencia

  1. Si tiene una emergencia de vida o muerte, llame al 9-1-1. Recuerde que actualmente no puede enviar mensajes de texto al 9-1-1. Si no es una emergencia, no llame al 9-1-1. Si su área ofrece servicio de 3-1-1 u otro sistema de información, llame a ese número si no es una emergencia.
  2. Para comunicaciones que no son de emergencia, use mensajes de texto, e-mail, o medios sociales en lugar de hacer llamadas de voz en su teléfono celular para evitar congestionar las redes de voz. Los servicios de datos, como textos y correos electrónicos tienen menos probabilidad de sufrir congestión de sus redes. También puede usar los medios sociales para publicar su situación y dejar saber a sus familiares y amigos que está bien. Además de Facebook y Twitter, puede usar recursos como el programa de la Cruz Roja Americana Bien y Seguro (Safe and Well) (www.redcross.org/safeandwell).
  3. Mantenga las llamadas telefónicas cortas. Si tiene que usar un teléfono, trate de dar sólo la información vital al personal de emergencia o al familiar.
  4. Si no logra completar una llamada a través de su teléfono celular, espere diez segundos antes de volver a marcar para ayudar a reducir la congestión de la red.
  5. Conserve la batería de su teléfono celular reduciendo la brillantez de su pantalla, colocando el teléfono en la modalidad para avión, y cerrando aplicaciones que no esté usando que usen electricidad, a menos que tenga que usar el teléfono.
  6. Si no tiene electricidad, puede cargar su teléfono celular en el auto. Sólo asegúrese de que el auto está en un lugar bien ventilado (fuera del garaje) y no vaya a su auto hasta que haya pasado el peligro. También puede escuchar la radio para avisos noticiosos importantes.
  7. Sintonice la televisión y radio para importantes avisos noticiosos. Si aplica, asegúrese de saber cómo activar el circuito cerrado o la descripción de vídeo en su televisión.
  8. Si no tiene un dispositivo para manos libres en su auto, deténgase o sálgase de la vía de rodaje antes de hacer una llamada. No envíe textos, hable ni envíe “tweets” en un teléfono celular, sin un dispositivo para manos libres mientras conduce.
  9. Inmediatamente después de un desastre, resista usar su aparato móvil para ver vídeos de Internet, descargar música o vídeos, o jugar vídeojuegos, que pueden añadir a la congestión de la red. Limitar el uso de estos servicios puede ayudar a que el servicio de 9-1-1 reciba las llamadas de emergencia o para salvar vidas.

Visite www.listo.gov regularmente para ver otros consejos útiles de preparación para desastres y otras emergencias.

Fecha de la última actualización: 
18/06/2012 - 14:42
Posted on Mié, 21/09/2011 - 11:50
Skip Comments

Añadir nuevo comentario

Back to Top